Borrar
Urgente María José Marcos, primera consejera en la historia del Hércules CF
Momento de la mascletà de Tamarit en Luceros. SHOOTORI
Los valencianos Tamarit salen airosos tras disparar en las Hogueras de Alicante

Los valencianos Tamarit salen airosos tras disparar en las Hogueras de Alicante

La penúltima mascletà del concurso de Luceros ha lanzado 147,9 kilos en seis minutos y 39 segundos

Adrián Mazón

Alicante

Viernes, 23 de junio 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ni un alfiler cabe en Luceros. El festivo local de este 23 de junio ha permitido a los alicantinos venir a la emblemática plaza para disfrutar de la sexta mascletà del concurso de las Hogueras de San Juan.

El arranque ha venido con una larga traca valenciana con algún que otro petardo, la cual ha empezado a soltar la fase aérea, repleta de humo de color y palmeras de destellos. Con toque digital, breves golpes de petardos han ido dando ritmo.

Como si de una conversación se tratara, las roncadoras aéreas y truenos han ido tomando protagonismo en este primer momento del disparo. Con sirenas y tritonos, el cielo ha mostrado un ritmo que ha ido 'in crescendo', con golpes de cohetes que han alzado las voces en el público.

Un primer bombardeo para comenzar con la fase terrestre. El toque digital se ha hecho notar, pues los primeros petardos que han comenzado a caer han mantenido ritmos marcados al milímetro para crear una secuencia muy rítmica. Así, golpes de estrueno de mayor calibre han ido marcando el paso de la mascletà.

El acompañamiento aéreo se ha hecho notar con destellos, roncadoras, volcanes de sirenas y tritonos. Los valencianos han venido a jugar a Alicante, tras el sobresaliente de los de Beniel del pasado jueves. Por ello, han ido cargando el suelo de Luceros con duros golpes vibrantes, mientras el toque aéreo sumaba intensidad.

Los conjuntos de los pulpos que han sonado alrededor de la plaza de Luceros han tomado forma con una ganancia sonora en aumento en los minutos centrales del disparo. Todo ello, junto a un incremento de pólvora en aire con destellos y truenos divididos en cuatro, han dado el arranque del terremoto final.

Este ha consistido en dos filas. La primera de ella, la más pegada al suelo, ha retumbado en toda la plaza para reventar con la de arriba y los últimos petardos más pegados al público. Como colofón un bombardeo en tres fases: truenos, truenos y golpe digital final con roncadoras y conjunto de estos.

En la primera fila, siguiendo de cerca el disparo de los valencianos, se encontraban Clara, Eva y Ruben, que han calificado de «espectacular» la mascletà de este viernes. «Ha sido un lujo» escuchar un «final apoteósico».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios