Borrar
Los jugadores del Hércules festejan la victoria en Manresa con los aficionados. HCF
Mendes y Carlos Abad hacen soñar al Hércules (0-1)
CE MANRESA 0-1 HÉRCULES CF

Mendes y Carlos Abad hacen soñar al Hércules (0-1)

El tanto del delantero y las paradas del meta tinerfeño en la recta final meten al equipo de Torrecilla segundo a un punto del Lleida

Juan F. Millán

Manresa (Barcelona)

Domingo, 14 de abril 2024, 16:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Hércules está más vivo que nunca en la pelea por el ascenso directo. Los alicantinos siguen con la flecha hacia arriba y han ganado este domingo su primer partido sobre el caucho catalán. Un cabezazo de Mendes y dos paradas de mucho mérito de Carlos Abad ha sido suficiente para mantener vivo el sueño del campeonato.

Los alicantinos han sido capaces de sobreponerse a varias trampas durante el choque. El intenso calor, un campo de césped artificial seco y un rival que, pese a estar descendido, quería regalar a sus aficionados un buen partido y una alegría antes de volver a 3ªRFEF.

Pero el Hércules ha sabido esperar, ha apartado los nervios y ha ido imponiendo su dominio poco a poco. Sin embargo, el equipo nunca ha estado cómodo en el choque.

Las ocasiones no han sido muchas y el gol se resistía. Primero Carlos de la Nava ha mandado un cabezazo a puerta vacía por encima del travesaño, después Josema ha mandado un cabezazo al larguero, mientras que Dapaah se ha llenado de balón.

Los minutos pasaban. El Lleida ganaba y el liderato se complicaba. En ese momento, Retuerta, sustituto hoy del sancionado Candelas, ha metido un centro perfecto para la cabeza de Mendes. El africano se ha elevado, ha marcado todos los tiempos y ha puesto el balón en el poste y para dentro.

El delirio se ha desatado en el terreno de juego y también en la grada. El Hércules estaba sumando la tercera victoria consecutiva y se situaba a un punto del primer puesto a falta de tres jornadas para el final. Y lo que es más importante: volvía a depender, después de mucho tiempo, de sí mismo para consumar el ascenso por la vía rápida.

Pero todavía quedaba una mueca de sufrimiento en el horno manresano. Un error en una disputa permitió una segunda jugada por banda derecha al cuadro catalán. Pase raso atrás y Omar, con todo de cara, se topó con un gigantesco Carlos Abad.

El Hércules respiró y sueña con el campeonato. Tres jornadas y la última con el Lleida en el Rico Pérez. No va más.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios