Borrar
Copé en durante la entrevista. Shootori

Manolo Copé - Unides per Alacant

Manolo Copé: «Tenemos que reeditar el Botànic en Alicante y nosotros aspiramos a liderarlo»

El candidato de Unides per Alacant, la coalición de Podem, Esquerra Unida, Esquerra Republicana del País Valencià y Alianza Verde está convencido del cambio en el Ayuntamiento de la ciudad

Miércoles, 24 de mayo 2023, 13:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Manolo Copé es músico, profesor de filosofía, sindicalista, militante de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) y candidato a la Alcaldía de Alicante por la coalición de izquierdas Unides per Alacant que conforman Esquerra Unida, Podem, Esquerra Republicana del País Valencia y Alianza Verde. Un perfil polifacético con el que la izquierda a la izquierda del PSOE quiere conseguir otra oportunidad para gobernar la ciudad y transformarla para «hacer más feliz a la gente de Alicante».

Estamos en la sede de Comisiones Obreras de L'Alacantí - Les Marines, ¿por qué ha elegido este sitio para la entrevista?

Fue mi espacio de trabajo los tres últimos años que estuve aquí en Alicante. En esta sede estuve trabajando en la Federación de Servicios atendiendo todas las consultas de las personas que estaban afiliadas o de aquellas que, sin estar afiliadas, tenían algún tipo de cuestión que necesitaban abordar a nivel laboral.

¿Este bagaje tiene que ver con su salto a la política institucional o con la decisión de presentarse a la Alcaldía de Alicante?

Estoy afiliado mucho antes a Esquerra Unida, desde 2010. Creo que en cuanto eres trabajador y te preocupas un poco por las condiciones de tu trabajo, el primer paso es afiliarte a un sindicato, sobre todo si tienes conciencia de que perteneces a la clase trabajadora y de que si no nos organizamos colectivamente, pues nos van a dar más palos. También formo parte de un movimiento de trabajadores cristianos siempre hemos tenido muy presente la organización colectiva. Cuando tomas consciencia de ello, al final sabes que si quieres cambiar las cosas tienes que pasar por la política.

Copé en el que fue su despacho durante los tres años que trabajó en CCOO. Shootori

¿Qué referentes ha tenido en política?

Cuando me convencí de que tenía que estar en una organización política en aquel momento lo tuve, claro. Las personas que estaban para mí eran referentes de lo que era un compromiso político al lado de la gente. Desde José Antonio Fernández Cabello, Dani Simón, Esther Barceló, Miguel Ángel Pavón o Víctor Domínguez. Pero también gente histórica del Partido Comunista como José Luis Romero y muchos militantes, gente que ha sido referente.

¿Qué hace falta en Alicante?

Necesitamos un gobierno municipal que no solo propaganda sin hacer nada, un equipo de gobierno, que presione a las consellerias y a nivel estatal para que recibamos las inversiones que merecemos. No ha habido inversiones en Alicante en los últimos cinco años.

«Hace falta que se escuche a la gente, para que seamos capaces de cambiar este gobierno de una vez por todas»

Después de más de 20 años de gobierno del PP, quitando el impás del tripartito, no ha habido cambios estructurales, no hay un modelo de ciudad y no hay grandes proyectos. Hace falta que se escuche a la gente, para que seamos capaces de cambiar este gobierno de una vez por todas. Hay mucha ilusión puesta en ello.

Si las urnas lo permiten, ¿cuáles serán las medidas de los 100 primeros días de gobierno?

En primer lugar, la derogación de la ordenanza de la vergüenza. Esto es incuestionable porque es vergonzoso que nuestra ciudad sea tristemente famosa por una normativa que criminaliza a la gente que necesita ayuda y apoyo. Alicante necesita un Plan de Inclusión real, y no uno que toma medidas de aquí y de allá y eso supone atender a las personas y a las familias que lo necesitan.

Durante la entrevista Shootori

En segundo lugar, una auditoría a la ciudad. No en clave económica, si no por barrios y por sectores para que la ciudadanía pudiera hacer un diagnóstico y poner encima de la mesa las necesidades. La política tiene que servir a la ciudadanía y por tanto necesitamos modificar el reglamento de Participación Ciudadana, que está obsoleto, para garantizar la participación y el funcionamiento de los consejos de la ciudad con todas sus posibilidades.

Esas serían las primeras medidas iniciales. Sabiendo que hay mucho que hacer, y mucho por deshacer también.

A los comicios de mayo vais en coalición entre varias fuerzas ¿ha sido difícil llegar a un pacto?

No ha sido fácil. No ha sido difícil, pero no ha sido fácil. Los pactos y los acuerdos siempre suponen cesiones. Veníamos de una posición en la que Esquerra Unida, no había tenido representación como tal en el Ayuntamiento, solamente teníamos una compañera que era asesora a media jornada en el grupo municipal. En esta ocasión ha costado llegar al acuerdo, pero finalmente se ha llegado. Con las incomodidades que nos genera todo el mundo, creo que tampoco es necesario ocultarlo, pero con la suficiente capacidad de resiliencia y de reinventarnos.

¿Qué aporta trabajar como coalición electoral?

Está siendo una experiencia que nos enriquece. Y también, de alguna, se compensan esos puestos que hace cuatro años tuvimos que asumir porque necesitábamos esa unidad. Ahora los compañeros de Podemos, de Esquerra Republicana y Alianza Verde estamos en el mismo proyecto y siendo capaces de consensuar.

«(Sobre la coalición) No ha sido difícil, pero no ha sido fácil»

La gente, cuando estábamos en algún acto nos decía «tenéis que ir juntos», la calle lo pedía y ha costado, pero hemos demostrado la capacidad de poder llegar a acuerdos para poder tener una propuesta que sea potente para esta ciudad.

La posibilidad de reeditar un gobierno de izquierdas en Alicante pasa por un tripartito con el PSOE y Compromís ¿qué se ha aprendido de la experiencia fallida de 2015?

En aquel momento yo estaba fuera de mi ciudad, trabajando en Madrid y me llegaba con pena lo que lo que pasaba en Alicante, aquellos desencuentros constantes. No podemos olvidar que la política está muy marcada por las personas y al final quienes hacemos política son las personas. Las personas que en aquel momento lideraban las formaciones tuvieron serias dificultades para llegar a acuerdos y finalmente saltó por los aires de la manera más inesperada posible, dándole indirectamente la Alcaldía Barcala que hasta hoy sigue gobernando.

En la puerta de la sede de CCOO. Shootori

Yo creo que de esa experiencia hemos aprendido que es necesario trabajar con propuestas concretas y con personas que posibiliten tender puentes entre las organizaciones. Los acuerdos siempre cuestan, pero cuando tienes que gobernar hay que hacer un plus. En esta ciudad la gente todavía se siente un poco escaldada de esa experiencia. Hay que insistir en que nos den una oportunidad a los partidos de izquierda y que la aprovechemos, y si no no la hacemos pues ya que nos dejen otros 20 años en el ostracismo o lo consideren oportuno. Esta ciudad necesita y merece una oportunidad para la izquierda.

¿Con cuántos concejales prevén que entrarán en el Ayuntamiento después de las elecciones?

No manejamos ninguna encuesta. En los anteriores comicios nos quedamos a 55 votos de sacar el tercer concejal. Igual peco de optimista y de ingenuo, pero creo que es la única manera de cambiar las cosas y de dar la vuelta a la tortilla.

«Para nosotros un resultado óptimo sería reeditar lo que pasó con Guayar, que sacamos seis concejales»

Para nosotros un resultado óptimo sería reeditar lo que pasó con Guayar, que sacamos seis concejales. Es un objetivo que no es tan complicado, puede parecer utópico, pero la utopía es lo que nos mueve y en esta ciudad se ha demostrado que hay una base de personas que estarían dispuestas a repetir ese voto. Quiero hacer un llamamiento a esas más de 20.000 personas que en 2015 votaron a Guanyar y además que también votaron Compromís y sacaron tres. Sacamos nueve los partidos más a la izquierda del PSOE. Nos vamos a dejar la piel hasta el último minuto para que sea así.

¿La quiniela sería entonces seis vosotros, tres Compromís, seis el PSOE?

Hablando de utopía yo pienso que ese sería un resultado óptimo. Poder hablar de tú a tú al PSOE para llegar a un acuerdo de un gobierno de izquierdas. No es lo mismo que vayamos con tres o cuatro a que vayamos con seis o siete a negociar. Yo creo que es clave para que podamos tener un ayuntamiento que empuje al PSOE a tomar medidas, que creo que son urgentes.

¿Es posible un cambio de gobierno en la ciudad?

Tenemos que reeditar el Botànic en Alicante y nosotros aspiramos a liderarlo. Y no lo digo con arrogancia, lo digo con toda la humildad, pero también con toda la firmeza. Tenemos un programa muy potente, hay mucha gente que cree en esta propuesta política y eso es lo que está generando ilusión. Me veo capaz de encabezar un gobierno.

Durante la entrevista. Shootori

Lo importante es que la ciudadanía se dé cuenta de que la clase política no es una casta aparte. La clase trabajadora está haciendo política, queremos hacer política y queremos liderar esos cambios que necesita esta ciudad.

Llama la atención un candidato de Esquerra Unida abiertamente cristiano ¿ la fe y la izquierda están enfrentadas?

No solamente no están enfrentada sino que es mi fe la que me ha llevado al compromiso político. Hay una tradición sobre todo en otros ámbitos europeos de cierto diálogo entre los cristianos y los marxistas. Siempre ha habido en la Iglesia un sentir de trabajadores y trabajadoras que se han intentado organizar y que han tenido clara su conciencia de ser clase trabajadora. Es algo que se ve muy natural en Europa, por ejemplo con los laboristas ingleses, el Partido Comunista en Portugal o en los verdes en Bélgica o aquí Comisiones Obreras fue fundado por militantes cristianos de la Hermandad Obrera de Acción Católica.

«Un proyecto y un programa de izquierdas puede hacer más feliz a la gente de Alicante»

También ha habido estereotipos respecto a los cristianos, que se les vincula más con la derecha. Pero la tradición de cristianos que nos hemos involucrado en las organizaciones del pueblo no viene de ahora, viene de muchísimos años atrás. En los espacios que empezaron a luchar contra Franco también ahí había cristianos, los compañeros del sindicato o del Partido Comunista se reunieron muchas veces en las parroquias porque era el único espacio donde podían encontrarse sin que la policía les persiguiera. Siempre ha habido una Iglesia muy comprometida con su pueblo.

¿Qué le diría a una persona indecisa para que le votara?

Que estamos comprometidos con la felicidad de la gente. Queremos que la gente sea más feliz en esta ciudad, desde quien menos tiene hasta quien necesita que en el parque de su barrio haya luz. Vamos a aportar un poco más de felicidad pero no porque tengamos fórmulas mágicas ni secretas, sino porque vamos a escuchar lo que la gente necesita. Al final es lo que da sentido a la política, dar respuesta a las necesidades de las personas, desde el barrio más pequeño al más grande, desde la familia más humilde a los trabajadores de tu entorno, el comercio de tu barrio, los autónomos que se tienen que romper los cuernos para salir adelante. Un proyecto y un programa de izquierdas puede hacer más feliz a la gente de Alicante.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios