Borrar
El candidato a la Generalitat por el PSC, Salvador Illa es aplaudido por su compañeros a su llegada a la reunión de la comisión ejecutiva del PSC, este lunes EFE
El PSC descarta de momento ceder la presidencia del Parlament a cambio de la investidura

El PSC descarta de momento ceder la presidencia del Parlament a cambio de la investidura

Alegría descarta presiones de Junts para facilitar la investidura de Puigdemont y augura que a esta legislatura «le quedan más de tres años»

Martes, 14 de mayo 2024, 10:54

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La negociación para la investidura catalana va para largo. La celebración de las elecciones europeas el 9 de junio impide a las formaciones tomar decisiones definitivas a corto plazo. La primera negociación es la de la presidencia del Parlament. El PSC, como fuerza ganadora en votos y escaños, reclama la presidencia de la Cámara catalana, pero al mismo tiempo no descarta que este cargo pueda servir en el futuro como moneda de cambio para atar la investidura de Salvador Illa. «Hemos ganado en votos y escaños, es natural que aspiremos a tener esta presidencia», ha afirmado Nuria Parlón, portavoz socialista, en la Ser. «La mesa debe representar la pluralidad que hay en el Parlament, pero evidentemente debemos hacer una lectura cuidadosa de los resultados. Una cosa es negociar y la otra que nosotros renunciamos a presidir la mesa», ha asegurado. La intención de partida de los socialistas es asegurarse la presidencia del Parlament, aunque podrían jugar la carta de cedérsela a ERC o Junts para amarrar la investidura de Illa. En cualquier caso, Alicia Romero, número dos del partido, ha señalado en RTVE que la formación no se plantea «en estos momentos» ceder la presidencia del Parlament a cambio de la investidura.

La presidencia de la Cámara autonómica será clave en el proceso negociador de la elección del presidente de la Generalitat. Los partidos tienen de plazo hasta el 10 de junio para ponerse de acuerdo en relación a la Mesa del hemiciclo. Es decir, podrían apurar el plazo al máximo y llegar hasta el último día, para no tener que enseñar las cartas en plena campaña de las europeas, toda vez que la votación de la presidencia de la Mesa ya da pistas sobre cómo van las negociaciones para la elección del jefe del Ejecutivo catalán. El nuevo presidente del Parlament tendrá que tomar una primera decisión muy importante. Tanto Illa como Puigdemont se han postulado como aspirantes a la investidura y el presidente de la Cámara tendrá que designar al candidato, en función de quien considere que tiene mas opciones. La elección del presidente del Parlament se hace por mayoría absoluta. Si nadie la alcanza, en segunda ronda, es por mayoría simple. Si no hay acuerdo entre los partidos, al PSC, como fuerza ganadora, le correspondería la presidencia. Romero se ha mostrado dispuesta a hablar con todas las fuerzas a excepción de Vox y Aliança Catalana.

En clave de investidura, los socialistas admiten que la elección de Salvador Illa como presidente de la Generalitat «no será fácil». «Pero la vemos posible», según Romero. En el PSC cierran la puerta por completo y de forma contundente a explorar la vía que plantea Puigdemont. Es decir, formar una alianza independentista, con la abstención socialista, para que el líder de Junts pueda ser elegido jefe del Ejecutivo autonómico. «La política catalana se decide en el Parlament», le ha espetado al expresident, que presiona a Pedro Sánchez para que le deje gobernar, desde la amenaza de que puede poner en riesgo la estabilidad del Gobierno. El PSC dará unos días a ERC, formación que considera «clave» para la investidura de Illa. Pero también contactará con el PP. «Hablaremos con todo el mundo», ha dicho.

Alegría, sobre las presiones de Puigdemont : «Hay cuestiones que sencillamente no cuelan»

En Moncloa, la portavoz del Gobierno y ministra de Educación, Formación Profesional y Deportes, Pilar Alegría, ha perseverado en que «el Gobierno de Cataluña se decidirá en Cataluña» y ha descartado presiones por parte de Junts para facilitar la investidura de Carles Puigdemont.«Hay cuestiones que sencillamente no cuelan, no las compra nadie. Los catalanes han hablado con una claridad rotunda».

La ministra portavoz ha insistido en la necesidad de respetar los plazos establecidos, con la mirada puesta en las elecciones europeas que se celebran el 9 de junio y el plazo máximo para la constitución de parlament, el 10 de junio, y ha subrayado que «a esta legislatura le quedan más de tres años». Sobre los pactos de legislatura que suscribió el PSOE con ERC y Junts para la investidura de Sánchez sobre un posible referéndum, Alegría ha remarcado que «quienes han trasladado una posición clara frente a esa vía son los catalanes» y augura que al Gobierno le quedan más de tres años de legislatura. »El Gobierno es perfectamente consciente de la composición numérica del Congreso. Creo que hemos dado sobradas muestras de que a partir del diálogo hemos podido aprobar leyes. Lo demostramos en la anterior legislatura y esta no va a ser distinta», ha sentenciado.

Asimismo, se ha referido a las declaraciones de esta mañana de Alberto Núñez Feijóo asegurando que el procés no ha acabado. «Lo primero es que se aclaren», ha señalado, refiriéndose a las palabra que en sentido contrario expresaron el candidato del PP, Alejandro Fernández, y el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla. «Para disgusto del señor Feijóo, España ni se hunde, ni se rompe, al contrario. Avanza, crece y sobre todo abre una nueva etapa de diálogo y de reencuentro»», ha recalcado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios