Borrar
El recordman ilicitano agarrado al patín de un helicóptero para conseguir su última hazaña. TA
Alejandro Soler, el ilicitano que colecciona récords Guinness: «No voy a parar hasta llegar a los 100»

Alejandro Soler, el ilicitano que colecciona récords Guinness: «No voy a parar hasta llegar a los 100»

Este apasionado por la calistenia acumula 62 marcas mundiales, la última de ellas haciendo dominadas agarrado a un helicóptero

P. Sellés

Elche

Sábado, 9 de diciembre 2023, 07:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La obsesión de Alejandro Soler empezó con un pique entre amigos: «Venga, a ver si lo superas». Su respuesta, en vez de «toma, sujétame el cubata», fue subirse a una barra -haciendo una dominada y con un lastre de 34 kilos, para ser exactos-. Corría junio de 2020, y aquella hazaña calisténica le valió a este ilicitano su primer Récord Guinness. Desde entonces, han caído otros 61, a razón de uno cada 18 días.

Para conseguir el último de ellos, ha puesto en serio riesgo su integridad física, haciendo 26 dominadas agarrado al patín de un helicóptero en pleno vuelo. «Ningún piloto en España se prestaba a participar en el récord. Aquí hay una suerte de vacío legal y nadie se quería exponer a posibles repercusiones». Fue en Miami donde finalmente encontró a un piloto lo suficientemente intrépido como para ofrecerle su aeronave. «El viento que generaba las aspas del helicóptero y sus bandazos dificultaron el reto. Además, el patín del aparato era más grueso de lo que esperaba y me dificultaba mucho el agarre».

Soler ha conseguido sus 62 récords en poco más de tres años, a razón de uno cada 18 días

La modalidad de dominada por la que optó para el récord fue la 'L-Sit', lo que equivale a poner las piernas en un ángulo de 90º respecto al tronco. Puede parecer un detalle sin importancia, pero fue clave para conseguir el récord. «Había otras dos marcas validadas anteriormente en modalidades pronas y supinas, con más de 30 repeticiones. Por razones obvias, no disponía de ningún helicóptero para entrenar el récord desde Elche, así que no quería arriesgarme a irme a Miami con todos los gastos sin el convencimiento de que batiría la marca».

Para que le validaran su récord en 'L-Sit', tuvo que hacer un mínimo de 15 repeticiones en un minuto sin soltarse del helicóptero, algo que consiguió con creces. «Fue una mezcla de adrenalina y miedo», reconoce este amante del fitness y la calistenia, quien a sus 34 años ha conseguido aunar su profesión con una hambre desmedida por acumular récords.

(Arriba e izq.) Soler durante dos de sus maratonianos récords. (Derecha) Sosteniendo uno de los numerosos certificados del World Record Guiness que ostenta. TA
Imagen principal - (Arriba e izq.) Soler durante dos de sus maratonianos récords. (Derecha) Sosteniendo uno de los numerosos certificados del World Record Guiness que ostenta.
Imagen secundaria 1 - (Arriba e izq.) Soler durante dos de sus maratonianos récords. (Derecha) Sosteniendo uno de los numerosos certificados del World Record Guiness que ostenta.
Imagen secundaria 2 - (Arriba e izq.) Soler durante dos de sus maratonianos récords. (Derecha) Sosteniendo uno de los numerosos certificados del World Record Guiness que ostenta.

Alejandro Soler es natural de la pedanía ilicitana de La Marina, donde trabaja como monitor de fitness. Su vocación profesional explica que sus más de 60 récords combinen fuerza y resistencia, en algunos rompiendo sus propias marcas. De algunas habla con especial orgullo, como por ejemplo las 1.512 dominadas en barra que consiguió hacer en 12 horas; o las 1.036 en anillas durante 24 horas.

Retos en los que se ha puesto a prueba tanto física como mentalmente, algunos de ellos ante millones de espectadores. Fue el caso de su participación en el reality show de T5 'Got Talent', donde hizo hasta 57 flexiones posado sobre cuatro botellas de vidrio. Con ello superó su propia marca de 47 repeticiones. Aquel récord se asemeja al que está preparando en la actualidad, consistente en hacer un determinado número de flexiones sobre cuatro ejemplares del Libro Guinness de los récords. «Los libros deben estar en posición vertical, o no tendría mérito», apunta Soler. 

Uno de sus récords más destacados son las 1.512 dominadas que consiguió hacer en 12 horas

Aquel récord conseguido en un plató, y validado in situ por jueces, supone una excepción en su modus operandi, y es que la inmensa mayoría de las veces es el recordman quien debe encargarse de grabar en vídeo su reto para después enviarlo y que sea validado. Esta validación no tiene coste, aunque tampoco se otorga ninguna gratificación económica tras conseguir la marca.

Según admite el ilicitano, lo que suele conllevar un gasto es la agilización de los trámites para confirmar un récord, que pueden llegar a dilatarse tres meses. Para el desafío del helicóptero, Soler tuvo que tirar de contactos para acelerar el veredicto. «Sabía que el récord iba a tener repercusión en España, así que como favor exclusivo me dieron por buena la marca antes de tiempo».

El camino a los 100

La falta de premios económicos hace que este apasionado de la calistenia no pueda dedicarse profesionalmente a lo que se ha convertido en una vocación. Una forma de monetizar su pasión sería a través de patrocinadores, «algo difícil de conseguir en España practicando deportes que no son de masas» apunta Soler, en clara referencia al fútbol. A pesar de ello, admite que no parará hasta conseguir el centenar de récords, objetivo del que estaría más cerca si no le hubieran invalidado alrededor de siete marcas hasta la fecha.

Aunque parezca increíble, ese centenar de hitos no le convertirían en el español con más récords Guinness, algo que por el momento ostenta el toledano Chirstian López, con más de 125. De lo que no hay duda es que en nuestra provincia no hay quien haga sombra al ilicitano, que no es poca cosa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios