Borrar
Lucas Boyé, en el último partido frente al Eibar ELCHE CF
Diez días de locura en el Elche antes de que cierre el mercado

Diez días de locura en el Elche antes de que cierre el mercado

El delantero Lucas Boyé sigue en boca de todos y también está en el aire la continuidad del lateral Lautaro Blanco y el central Diego González

Lucas V. Belmar

Alicante

Lunes, 21 de agosto 2023, 16:48

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Diez días faltan para que el mercado de fichajes eche el cierre y en el Elche son demasiadas las incógnitas que siguen abiertas. Faltan refuerzos, pero, sobre todo, lo que más preocupa es que Lucas Boyé haga las maletas con la competición ya iniciada. La salida del punta argentino se daba por hecha una vez consumado el descenso, pero con el paso de las semanas se ha alimentado la esperanza de que siguiera de franjiverde debido a que ningún club se ha aproximado a los diez millones de euros que pide el Elche.

Boyé está en boca de todos, el mercado siempre se agita en el tramo final y los últimos rumores apuntan a un interés del Olimpiakos. Novias no le faltan, tanto de España como del extranjero, y el propietario del Elche, Christian Bragarnik, sabe mejor que nadie que el delantero está por encima de la categoría (Segunda). El propio Boyé ha guardado un respetuoso silencio durante las últimas semanas, pero quiere seguir en la élite y ya el año pasado le pidió a Bragarnik que le dejara irse al Sevilla porque quería probarse en retos más ambiciosos.

En el caso de que el Elche decida finalmente vender a Boyé, deberá recomponer definitivamente su ataque porque ya salieron Ezequiel Ponce (AEK Atenas) y Pere Milla (Espanyol). Este último precisamente tuvo un debut notable con el conjunto barcelonés, ya que marcó un gol y dio una asistencia.

Al margen del caso Boyé, también podrían salir en estos dos días el central Diego González y el lateral argentino Lautaro Blanco. El primero de ellos tiene el cartel de transferible desde hace semanas y el segundo apuntaba a referente en la categoría de plata, pero ha empezado la Liga en el ostracismo.

El Elche pagó dos millones de dólares a Rosario Central para fichar a Blanco, uno de los laterales izquierdos con mayor proyección del fútbol argentino y el jugador sigue teniendo un extraordinario cartel en su país. Boca Juniors le quería y está por ver su futuro como franjiverde.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios