Borrar
Un grupo de escolares realizan actividades en clase bajo la mirada de la profesora R. C.
Profesores y padres creen que el plan del Gobierno no resolverá el problema educativo

Profesores y padres creen que el plan del Gobierno no resolverá el problema educativo

Demandan medidas estructurales y no solo refuerzos, que irían desde una rebaja general de ratios por aula a un pacto de Estado

Martes, 23 de enero 2024, 00:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Las principales organizaciones de profesores y padres de alumnos tienen opiniones muy distintas sobre qué debe hacer España para evitar que la auditoría de calidad internacional que supone el informe PISA nos alerte cada trienio desde hace más de una década que el nivel de los estudiantes al final de la educación obligatoria es cada vez más bajo. Eso sí, en lo que coinciden todos los portavoces, de unas sensibilidades y de otras, es en que el plan estatal de refuerzo en Matemáticas y Comprensión Lectora que el domingo anunció Pedro Sánchez no va a ser la solución a los serios problemas que aquejan a colegios e institutos.

Cualquier aumento de las plantillas docentes y de la inversión educativa, como los que a falta de conocer detalles sin duda incluirá este proyecto, son «positivos», admiten todos, «pero no suficientes». Para unos, como las federaciones de enseñanza de UGT, CC OO o la Ceapa, la principal confederación de padres de alumnos de centros públicos, es un «primer paso» en la buena dirección, pero que exige complementarse con «más avances» y reformas. Para los docentes de CSIF y ANPE se trata de poco más que «un parche», que dejará el grueso del problema sin tocar, y para Concapa, la organización de padres mayoritaria en la escuela católica concertada, no es más que el reconocimiento del «fracaso» de la implantación de la Lomloe, la nueva ley educativa aprobada en 2020 por el PSOE y sus socios, norma que ellos rechazaron desde un principio.

Así tienen previsto decírselo el jueves, en el pleno del Consejo Escolar del Estado, el órgano consultivo en el que están todos representados, a la ministra de Educación, Pilar Alegría, que acudirá a explicarles el plan de refuerzo que está diseñando.

Inversión de 500 millones

El proyecto gubernamental, en grandes líneas, prevé destinar no menos de 500 millones de euros para desdoblar las clases ordinarias de Matemáticas y Lectura. El objetivo es impartirlas en grupos más reducidos y con mayor aprovechamiento, a fin de garantizar clases de refuerzo personalizadas a los alumnos rezagados fuera del horario lectivo, así como actualizar y mejorar las técnicas de enseñanza de Matemáticas de los docentes españoles con una formación específica.

La crítica general al plan es que se trata de una medida buena, pero puntual, cuando lo que hace falta son cambios estructurales en el sistema educativo. De hecho, buena parte de las organizaciones consultadas, sobre todo las de docentes, coinciden en varias medidas de fondo que sería urgente tomar para mejorar el rendimiento de los alumnos.

Todos consideran necesario rebajar las ratios de alumnos por clase, pero no solo en Matemáticas y Comprensión Lectora sino en el resto de asignaturas, como también apuestan por una desburocratización y una reducción del horario lectivo de los profesores, para que dediquen más tiempo a preparar las clases, a formarse y a fomentar las tutorías y el seguimiento individualizado de alumnos y familias. Esto, vuelve a coincidir la mayoría, exige un fuerte aumento de las plantillas de docentes, un estatuto del enseñante y un notable alza de los presupuestos educativos.

Partidas blindadas

CC OO y UGT, además, reclaman programas estables y específicos que prioricen la enseñanza personalizada y los refuerzos en los centros con mayores índices de alumnos de bajo estatus socioeconómico y más medidas concretas para luchar contra la repetición y el abandono escolar.

CSIF y ANPE hacen especial hincapié en la necesidad de alcanzar un pacto de Estado por la educación -«o al menos un acuerdo de mínimos», se conforma el primer sindicato- que consensúe una ley estatal y un modelo de sistema formativo con estabilidad, que lo deje a salvo de los vaivenes electorales, un objetivo hasta hoy imposible de lograr tras 45 años de democracia.

Ceapa, agradece las mejoras, pero defiende que «lo fundamental hoy es hacer un análisis de las causas que han producido esos malos resultados en los informes PISA para intentar corregirlas dentro del horario lectivo. Debemos asegurarnos que el sistema funciona de manera adecuada, porque así no se necesitarán refuerzos en materia alguna».

Pese no ver en el plan de refuerzo una solución a los problemas de fondo, CC OO y UGT le pedirán a Alegría que en su implementación se asegure de que las trasferencias a las autonomías para su puesta en marcha no pueden desviarse a otros cometidos y de que el refuerzo sea más potente en las escuelas con más alumnos vulnerables. ANPE reclamará a la ministra presupuesto suficiente, una hoja de ruta de ejecución clara y acuerdos y coordinación con las consejerías para su implantación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios