Borrar
Dos niños juegan con un robot. T.A.
La UMH evalúa el uso de robots capaces de expresar emociones para el tratamiento de Trastornos del Espectro Autista

La UMH evalúa el uso de robots capaces de expresar emociones para el tratamiento de Trastornos del Espectro Autista

El proyecto lo desarrolla junto a la Politécnica de Cartagena y trata de ayudar a las personas con TEA a reconocer y gestionar la información emocional

Todo Alicante

Elche

Lunes, 5 de febrero 2024, 18:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ofrecer soluciones personalizadas, que integran robots sociales, para mejorar el comportamiento y la respuesta social de niños con Trastornos del Espectro Autista (TEA) es el objetivo de la investigación que lidera la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH). El proyecto multidisciplinar que desarrolla el Grupo de Neuroingeniería Biomédica junto con la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) quiere dar respuestas y ayudar a las personas con TEA a reconocer y gestionar la información emocional.

Según comenta el director del Instituto de Bioingeniería de la UMH, Eduardo Fernández, se trata de un proyecto multidisciplinar, en el que colaboran expertos en ingeniería biomédica, robótica, pediatría y neurorrehabilitación para intentar ofrecer soluciones personalizadas y sistemas de ayuda a los profesionales que trabajan en este campo.

«Los robots se utilizan para que los niños puedan comprender mejor distintos estados emocionales. Además, añade que los niños interaccionan con los robots, por lo que para ellos es un juego, pero destaca que el foco del proyecto está puesto en las necesidades de los niños, no en los robots», explica el investigador.

En el estudio también colaboran, la UNED y FISABIO y se centra en aumentar la motivación y las respuestas emocionales de niños con TEA con ayuda de robots sociales para ayudarles a mejorar su socialización y capacidades de comunicación.

En este sentido, el catedrático de la Universidad Politécnica de Cartagena José Manuel Ferrández, que coordina la programación de los sistemas robóticos, destaca que el proyecto integra aspectos asociados a la ingeniería biomédica, como sensores avanzados de señales fisiológicas, técnicas de Inteligencia Artificial (IA) y nuevos robots de aspecto humano, capaces de enseñar a estos niños lo que significan las diferentes expresiones y emociones.

Por último, el investigador Francisco Sánchez Ferrer (UMH, Fisabio), ha especificado que este tipo de aproximaciones terapéuticas se basa en la integración de las respuestas fisiológicas, perceptivas y conductuales de los niños. Para ello, los investigadores del Instituto de Bioingeniería de la UMH utilizan distintas técnicas, por ejemplo, cámaras para la detección de gestos y emociones en los rostros, y técnicas de IA para el reconocimiento de las emociones.

Sánchez ha apuntado a que también, se contemplan medidas en tiempo real de la variación de las propiedades eléctricas de la piel y de la actividad cardiaca de los niños durante el tratamiento y técnicas de seguimiento de la mirada, entre otros.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios