Borrar
La riqueza financiera de las familias aguanta el golpe de la inflación

La riqueza financiera de las familias aguanta el golpe de la inflación

La amortización de préstamos ante la subida de tipos reduce al 49,9% del PIB el endeudamiento de los hogares | La inversión en depósitos cae, pero sigue copando el grueso de los activos

Martes, 10 de octubre 2023, 12:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La decisión de muchas familias -aquellas que mantenían un buen colchón de ahorro de la pandemia- de quitarse cuanto antes sus préstamos pendientes para evitar el impacto de la subida de los tipos de interés, sumado a la revalorización experimentada por los activos financieros en la primera mitad del año, ha permitido mantener a raya las cuentas financieras de los hogares.

Así lo reflejan las estadísticas publicadas este martes por el Banco de España, que reflejan cómo la riqueza financiera neta de este colectivo superó los 2,05 billones de euros en el segundo trimestre, un 6,1% más en tasa interanual. Todo pese al 'efecto carcoma' que ha seguido provocando la inflación.

Por un lado, la deuda se moderó hasta el 49,9% del PIB, una cifra notablemente inferior al 55,6% de un año antes, influenciada también por un crecimiento económico mayor al esperado en el periodo. En términos absolutos, se redujo de 717.100 millones en junio de 2022 a 703.200 millones a mediados de 2023.

Por otro, el saldo total de activos financieros (dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta) alcanzó en el segundo trimestre niveles máximos de 2,81 billones de euros, un 3,9% más que un año antes. La revalorización de esas inversiones ascendió a 80.700 millones, mientras que las compras netas fueron de 25.000 millones en ese periodo.

Como viene siendo habitual, los depósitos siguen copando el grueso de los activos financieros de las familias. En concreto, un 38% del total. Sin embargo, se ha notado cierto descenso en este segmento de mercado (dos puntos porcentuales), ante unos clientes recelosos por la escasa remuneración -prácticamente inexistente- del ahorro por parte de los bancos, pese a la subida de tipos de interés, que las entidades sí han trasladado de forma mucho más contundentes al coste de sus préstamos.

Las participaciones en el capital son las que más incrementan su peso gracias a la revalorización experimentada. Y también suben las participaciones en fondos de inversión (que copan el 15% de las inversiones) y los seguros y fondos de pensiones (12%).

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios