Borrar
Rodrigo Buenaventura, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) EP
La CNMV abre su primer expediente sancionador por publicidad de criptoactivos

La CNMV abre su primer expediente sancionador por publicidad de criptoactivos

El supervisor vigila anuncios promocionados por un chiringuito financiero en la red social X (antigua Twitter), sobre la que también tendría poder de sanción

Clara Alba

Madrid

Miércoles, 8 de noviembre 2023, 11:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) reactiva la vigilancia sobre la publicidad de los criptoactivos, uno de los principales focos de supervisión de los últimos años, ante la avalancha de plataformas y empresas que intentan atraer a nuevos clientes con promesas de rentabilidad que en muchas ocasiones no se cumplen. Incluidas importantes figuras de las redes sociales e 'influencers' que arrastran a miles de seguidores.

El presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura, informó este miércoles de que el organismo ha abierto el primer expediente sancionador contra una compañía por incumplir la orden que entró en vigor a principios de 2022, y que otorga al supervisor el control administrativo de la publicidad de criptoactivos.

En concreto, se trata de la firma Miolo Desarrollos, a quien se sanciona por dos campañas publicitarias masivas realizadas en septiembre y noviembre de 2022, además de por no incorporar la información ni las advertencias necesarias y por no presentar la comunicación previa a la CNMV que establece la regulación .

Chiringuitos en las redes

La CNMV también vigila de cerca la publicidad de empresas que ofrecen de forma fraudulenta productos financieros en las redes sociales. «En los últimos días hemos detectado anuncios en X (antigua Twitter) promocionados por un chiringuito financiero», explicó Buenaventura.

Según el supervisor, las piezas utilizan ilícitamente la imagen de algunos actores españoles y suplantan el diseño y la identidad de un medio de comunicación nacional para tratar de obtener datos y dinero de inversores. «Se trata de difundir un intento de fraude cometido por una entidad pirata con una web falsa y aprovechando sin su conocimiento (mucho menos consentimiento) el prestigio de personajes famosos», explica la CNMV.

El organismo advierte que este tipo de plataformas o redes sociales tienen la obligación legal de comprobar que los anunciantes no figuran en la lista de 'entidades pirata'. «La ley asigna a la CNMV la vigilancia en este ámbito y la sanción de los incumplimientos. Les aseguro que vamos a ejercitar escrupulosamente todas nuestras capacidades, poderes de supervisión y de sanción en estos casos», asegura.

Protección al inversor

Desde la CNMV esperan que este tipo de actuaciones sirvan para recordar los riesgos de un mercado sobre el que el supervisor ha sido muy crítico en los últimos años. Sobre todo por el mal uso que, a su juicio, se realiza sobre una tecnología con tanto potencial.

En este punto, Buenaventura recordó que la reciente regulación europea que entró en vigor este año para regular este mercado (Mica) «representa un hito a escala internacional, pero no es la solución perfecta». Según advirtió, esta norma «no aborda todos los riesgos de los criptos y los niveles de protección al inversor están muy alejados de lo que deberían». «Las criptomonedas que hoy conocemos tampoco están contribuyendo a la financiación de las compañías europeas, así que son bastante inútiles desde el punto de vista de contribución a los mercados financieros», criticó.

La norma de control publicitario sobre los criptoactivos estableció que las campañas consideradas como masivas -aquellas dirigidas a más de 100.000 personas- deben comunicar su contenido al supervisor, con un plazo de 10 días de antelación para demostrar que cumplen los requisitos. Entre ellos, destaca el interés del supervisor de que dicha publicidad no incluya referencias a elevadas rentabilidades pasadas.

Según lo establecido, esta publicidad debe utilizar un lenguaje «sencillo y fácil de comprender» con un tipo de letra «fácilmente legible», resaltando en un texto visible un mensaje que indique que «la inversión en criptoactivos no está regulada, puede no ser adecuada para inversores minoristas y perderse la totalidad del importe invertido».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios