Borrar
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Efe
Hacienda retiene 9.000 millones al no ajustar el IRPF con la inflación

Hacienda retiene 9.000 millones al no ajustar el IRPF con la inflación

Según cálculos de EsadeEcPol, muchos contribuyentes evitarán declarar tras los ajustes fiscales aprobados por el Gobierno

C. A.

Madrid

Martes, 28 de febrero 2023, 14:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La fuerte escalada de la inflación ha generado un auténtico agujero en el bolsillo de los trabjadores españoles, que están sufriendo una notable pérdida de poder adquisitivo con subidas salariales muy limitadas frente al 8,4% de la inflación. Frente a la presión de la oposición, el Gobierno decidió seguir sin deflactar el IRPF. Es decir, actualizar el impuesto eliminando los efectos de los cambios de precios. Una decisión que, según cálculos de EsadeEcPol, ha permitido a Hacienda retener 9.000 millones de euros.

Según un informe publicado este martes por la institución, «si en 2022 el IRPF habrá recaudado unos 110.000 millones de euros, actualizarlo completamente a una inflación del 8,4% supone renunciar a recaudar unos 9.000 millones de euros, lo que es casi un punto de PIB más de déficit».

La segunda cuestión es que este importe de menor recaudación supone, por definición, mayor capacidad de gasto para los hogares, lo que alimenta la inflación. Es decir, indican que para adaptar completamente el IRPF a la inflación no sólo hay que tocar los tramos, sino prácticamente todos los elementos del impuesto.

Cabe recordar que esta figura tributaria es la principal dentro de nuestro sistema fiscal. Y también uno de los más complejos, como ha puesto en evidencia las últimas reformas y modificaciones aprobadas. Por ejemplo, este año, las rentas que no superen los 15.000 euros no están obligadas a hacer la declaración, frente a los 14.000 establecidos anteriormente.

Con la normativa anterior, se le hubiesen retenido 430 euros (43% del exceso sobre el antiguo límite de 14.000 euros) y no hubiese tenido que presentar tampoco declaración, salvo que tuviese un segundo pagador relevante. Pero cuidado. Porque si el contribuyente que gana 15.000 euros, por la razón que sea, presentase declaración, entonces pagaría 387 euros.

Una situación que se daría hasta los 21.200 euros, cifra a partir de la que no se aplica el máximo de retención. «Obviamente, si el contribuyente no tiene la obligación de declarar, y la retención es inferior a la cuota, no presentará declaración», advierten desde Esade.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios