Borrar
Urgente Joe Biden anuncia su retirada de la carrera presidencial

El euríbor roza el 4% y encarece en 280 euros mensuales las hipotecas

El indicador despide mayo en una media del 3,862% | Los portales inmobiliarios detectan que, ante el sobrecoste en concepto de intereses, los compradores buscan ya viviendas más asequiblesque antes

Clara Alba

Madrid

Miércoles, 31 de mayo 2023, 12:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

No hay tregua para los hipotecados. Ni tampoco para aquellos que aspiran a comprar una vivienda. El euríbor subió el miércoles hasta el 3,939% en tasa diaria, dejando la media de mayo en el 3,862%. Hay que retroceder a noviembre de 2008 para ver una cota tan elevada. Y ya queda lejos el 0,287% en el que el indicador cotizaba hace justo un año.

Como consecuencia de este abrupto repunte –al calor de las subidas de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE)– los hipotecados cuyo contrato se revise en las próximas semanas pasarán a pagar casi 300 euros más de media al mes.

Según estimaciones del comparador financiero Helpmycash, para una hipoteca variable media con un importe pendiente de 150.000 euros, a un plazo de 25 años y un interés de euríbor más 1%, la cuota pasará de 585 euros a unos 865 euros mensuales. Es decir, 280 euros más (unos 3.360 euros año año). Eso si el préstamo se revisa anualmente. Si la revisión es semestral, la mensualidad pasaría de unos 778 euros a casi 865 euros.Son unos 87 euros más al mes (unos 522 euros más al semestre).

Hay que tener en cuenta, eso sí, que ese coste depende de muchos factores, como el importe o el plazo pendiente, así como del diferencial (lo que se suma al euríbor para calcular el interés).

En todo caso, resulta evidente que la subida del euríbor ha contribuido a desbaratar el presupuesto familiar en este ciclo marcado por una elevada inflación, provocando un cóctel explosivo para el mercado inmobiliario en el que los hogares han frenado en seco la demanda de crédito y la banca su concesión, siendo mucho más exigentes con los requisitos para otorgar un préstamo para la compra de vivienda.

Todo apunta a que, ante unos préstamos cada vez más caros, la firma de nuevas hipotecas continuará ralentizándose en los próximos meses, después de sufrir una fuerte contracción del 15,7%en marzo, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la mayor caída desde enero de 2021. Además, el tipo de interés medio de inicio en las hipotecas para comprar vivienda alcanzó ese mes (últimos datos disponibles)el 2,99%. Es el tipo más alto en casi seis años, desde abril de 2017.

El giro de 180 grados experimentado por el euríbor también ha provocado cambios en la estrategia de los bancos –encareciendo de forma más agresiva los tipos fijos que los variables– y también en el de los futuros propietarios. «Hemos notado un cambio de actitud en el consumidor: no solo es más consciente de los peligros que entraña el euríbor, sino que aquellos que quieren comprar, son también más conscientes del sobrecoste que tendrán que afrontar en concepto de intereses, por lo que buscan viviendas más asequibles que antes», destaca Estefanía González, del comparador de productos bancarios Kelisto.es.

Es lo que Ferrán Font, director de estudios de Pisos.com denomina el «proceso de frustración» que sienten aquellos que ahora se plantean comprar una casa. Y es que, aunque no se pueda materializar, «la demanda de vivienda, la búsqueda, sigue siendo alta», indica. Entre otros motivos, porque el alquiler también se ha vuelto prácticamente inaccesible, especialmente para las familias de menor renta.

Barrera del 4%

«Seguimos advirtiendo sobre las consecuencias del encarecimiento de las cuotas que, en estos momentos, afectan de manera importante a todos los que ya revisaron el año pasado su hipoteca. Estas subidas de doble vuelta se van a hacer patentes a partir de ahora, cuando el euríbor lleva un año en terreno positivo», añaden desde Asufin.

Por eso, insisten en que hay que seguir vigilando «el impacto en las familias hipotecadas, que ya superan en 2.682 euros la subida de cuota anual por cada 100.000 euros de hipoteca». También recomiendan hacer un seguimiento del impacto de las medidas previstas en el nuevo Código de Buenas Prácticas pactado entre bancos y Gobierno, haciendo un llamamiento para que los clientes afectados por la subida de las cuotas hipotecarias acudan cuanto antes a negociar con su entidad.

El problema es que la evolución al alza del euríbor, aunque ahora sea más moderada, no tiene pinta de frenar a corto plazo. Yrebasar la barrera del 4%es una realidad cada vez más cercana. «Creemos que el BCE volverá a subir los tipos –actualmente en el 3,75%, por debajo del euríbor– en junio porque aún le queda por alcanzar su objetivo: que en 2023 la inflación en la zona euro llegue al 5,5% y en 2024 al 2%», indica Olivia Feldman, cofundadora de Helpmycash. «Además, el verano está a la vuelta de la esquina y siempre ha sido una temporada de alto consumo, por lo que frenar el gasto –a través del alza de tipos– es elemental para controlar la inflación», añaden.

Aviso del BCE

El Banco Central Europeo (BCE)vigila muy de cerca el impacto de su política monetaria en el mercado inmobiliario. Según constata en su último Informe de Estabilidad Financiera, la subida de los tipos de interés no solo se ha traducido en hipotecas más caras, sino también en una corrección del sector que de momento está controlada, pero que habrá que vigilar muy de cerca para evitar males mayores. «El ciclo inmobiliario residencial de la zona euro ha entrado en fase de corrección, agravando la vulnerabilidad de los hogares», indica el organismo. Y esto genera una peligrosa espiral en la que, «si bien los ajustes de precios han sido ordenados hasta ahora, podrían volverse desordenados si las tasas hipotecarias más altas reducen cada vez más la demanda».

Es decir, el BCE teme que ante unas hipotecas cada vez más caras, los hogares no puedan acceder a ellas y el mercado de la vivienda tenga que ajustar de una forma mucho más brusca sus precios para vender casas. Por no hablar del impacto sobre la mayor carga de intereses de los préstamos ya existentes;sobre todo en los países en los que, como España, las hipotecas a tipo variable son predominantes.

En el documento, el organismo recuerda que el tipo de interés medio de las hipotecas en la zona euro se sitúa en el 3,4% de media, por encima del 2,99%que registra España, según el INE, y dos puntos porcentuales por encima del registrado hace solo un año. Así que el BCE estima que este repunte derivará en que la moderación de los precios inmobiliarios «se vuelva más pronunciada» en los próximos meses.

También advierte que el endurecimiento en las condiciones de financiación no solo pone a prueba a familias, empresas, gobiernos e inmobiliario, sino que, a su vez, «podría llegar a revelar vulnerabilidades en el sector financiero» de la región.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios