Borrar
EFE
Viñales domina en Austin, donde brilla Pedro Acosta y se cae Marc Márquez
GP de las Américas

Viñales domina en Austin, donde brilla Pedro Acosta y se cae Marc Márquez

En el trazado texano dejó una carrera de MotoGP antológica que se llevó el piloto de Aprilia tras una remontada, mientras que el de Ducati se fue al suelo cuando lideraba la carrera

Jesús Gutiérrez

Domingo, 14 de abril 2024, 20:40

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Maverick Viñales volvió a triunfar un domingo. El de Roses había ganado los dos últimos sprint, pero se le resistía la carrera larga que inscribe el nombre del ganador del gran premio. No lo hacía desde la primera cita el año 2021 cuando todavía era piloto de Yamaha. Y detrás de esas lágrimas cuando vio la bandera de cuadros, había una sensación de alivio y de reivindicación. «Ha sido muy duro hasta llegar aquí. Hoy todo ese esfuerzo que he hecho y que solo conoce mi gente ha tenido recompensa. Hace tres años no sabía si correría más, he querido tirar la toalla, pero siempre he tenido el apoyo para seguir».

Una victoria que llegó tras una remontada obligada por el lío de la primera frenada. Viñales partía desde la pole, salió bien, pero en ese embudo de la curva 1, se tocó con varios pilotos y se vio en medio del grupo, en la décima posición.

«La clave ha sido que no me he puesto nervioso, sabía que quedaban 20 vueltas por delante y pensado en pasar un piloto por vuelta». Y casi lo consigue, aunque llegó a la cabeza de carrera en la vuelta 13 y a partir de ahí ya no soltó esa privilegiada posición. Viñales tenía más ritmo que nadie y lo demostró en la pista, con una remontada de película. Podría ser la de 'El Caballero Oscuro', por esa celebración a lo Batman, con logo en el casco y máscara del murciélago en el podio.

Noticias relacionadas

Un triunfo de Viñales que lo sitúa en los libros de historia del campeonato, ya que el catalán se convertía en el primer piloto de MotoGP que logra ganar con tres marcas diferentes. Se estrenó con Suzuki, ganó con Yamaha en su etapa dorada y ahora llega la victoria con Aprilia, un proyecto que no para de crecer y con el que sueño con ser campeón.

Primeros lideratos

Hasta que llegó Viñales a la cabeza de carrera, la prueba estaba siendo una bendita locura. En el inicio de la carrera Pedro Acosta se ponía al frente del grupo, en la primera vez del murciano liderando una carrera de la clase reina. Hasta ahora se había visto al rookie de oro al ataque, saliendo desde atrás y ganando posiciones, pero esta vez le tocaba defender y en esa faceta volvió a demostrar su talento. Durante tres vueltas mantuvo a Jorge Martín por detrás, pese a que iban con estrategias diferentes. La Ducati con goma blanda detrás y la KTM con media, pero pudo contener varios ataques del líder del mundial, hasta que en la tercera vuelta no pudo más y vio como se le colaba también Marc Márquez y Pecco Bagnaia.

Cuatro pilotos con el cuchillo entre los dientes y sin darse tregua en el larguísimo y complicado trazado de Austin, con varios puntos de adelantamientos y fuertes frenadas. Justo en el ecuador de la carrera, en la vuelta 10, Márquez adelantaba a Acosta en la frenada de la curva 1 y lideraba su primera carrera con la Ducati. Un liderato que solo le duró medio circuito, ya que en la curva 11 perdía la rueda delantera y se iba al suelo, sumando su segundo cero consecutivo. El de Cervera luego explicaba que arrastraba un problema en el freno delantero y que en ese punto del circuito había fallado, y se lo tomaba con filosofía. «Me he caído, sí, pero al menos estaba liderando la carrera, que me quiten lo bailado. Lo importante es que hemos ido en progresión ascendente en todas las carreras y aquí ha sido la primera vez que estaba luchando por ganar».

Sin Márquez delante y con las Ducati sufriendo con las gomas medias, llegó el momento de Viñales, que se situó en cabeza de carrera tras pasar a Acosta y a partir de ahí se acabó la batalla por la victoria. Acosta estaba cómodamente asentado en la segunda posición, subiendo un escalón más y repitiendo podio que ya había logrado en Portimao. Mientras que Martín sufría en la tercera plaza tratando de parar a Bastianini, algo que no pudo cumplir porque el italiano le pasó a dos del final, pero sí acabó por delante de su principal rival en clave título, Pecco Bagnaia, quinto. El madrileño terminó cuarto y acabó con su racha inmaculada ya que había estado en todos los podios de los sprint y carreras de este 2024.

El madrileño mantiene su ventaja en la clasificación, con 21 puntos sobre Bastianini, 24 sobre Viñales, 26 sobre Acosta, que ya es cuarto, y 30 sobre el bicampeón Bagnaia. Y llegará a la próxima cita de la temporada, el gran premio de España en Jerez, como líder de MotoGP.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios