Borrar
Urgente Un detenido por un asesinato en Gata de Gorgos
Tony Arbolino celebra su victoria en Le Mans AFP
El error de Acosta entrega el liderato a Arbolino
GP de Francia

El error de Acosta entrega el liderato a Arbolino

El italiano, triunfador en la carrera de Le Mans, arrebata el puesto de honor al piloto murciano, que se fue al suelo cuando era segundo

Jesús Gutiérrez

Domingo, 14 de mayo 2023, 12:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un accidentado inicio de carrera, con una caída múltiple en la que estuvieron implicados tres pilotos españoles (Arón Canet, Manu González y Albert Arenas) sin graves consecuencias físicas, provocó una bandera roja que detuvo la prueba y la redujo de 22 a 14 vueltas. En la resalida, además del hueco en la parrilla de los tres implicados en el accidente, tampoco estaba el 'poleman' Sam Lowes, que también se había ido al suelo antes de pararse la carrera y que pudo volver a alinear su moto en la parrilla, pero en la última posición.

Tony Arbolino, que ya en la primera salida había sido el más rápido soltando el embrague, volvió a situarse en cabeza en las primeras curvas. El italiano, que llegaba a Le Mans empatado a puntos en la clasificación general con Pedro Acosta, imprimió un fuerte ritmo de inicio. Mientras, el murciano tenía que remontar desde la segunda fila de parrilla. En su escalada, se las tuvo con Alonso López, lo que provocó la escapada definitiva del italiano. Para cuando Acosta se asentaba en la segunda posición, el líder de carrera ya tenía más de un segundo de margen.

Acosta se puso en modo persecución e hizo tres vueltas de récord, recortando décima a décima la ventaja de Arbolino. Sin embargo, en la vuelta cinco se fue al suelo y dejó vía libre para su rival. El Tiburón de Mazarrón se autoinculpaba por un error que le había dejado fuera de juego en Le Mans por segundo año consecutivo: «Iba rápido cazando a Arbolino, quizás demasiado y así son las carreras. Pero es mejor que pasen al principio que al final». También analizaba con positivismo el hecho de ceder el liderato: «Siempre es mejor perseguir que ser perseguido».

Desde el muro, inmediatamente avisaron a Arbolino de la caída de Acosta y éste se relajó. Tanto que por detrás el dúo perseguidor formado por Salac y López recortaron hasta situarse a su estela. Pero el italiano gestionó a la perfección el final de la carrera y nunca permitió que sus rivales se acercaran a menos de medio segundo. El piloto checo cruzaba la meta segundo y el madrileño era tercero, misma posición a la que asciende en una clasificación general que ahora está comandada por Arbolino, con 25 puntos de ventaja sobre Acosta y 38 sobre López.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios