Borrar
Fernando Alonso, durante la clasificación del Gran Premio de Emilia-Romaña. Massimo Pinca (Reuters)
Pesadilla para Alonso, que saldrá penúltimo en Imola con un coche remachado
GP de Emilia-Romaña

Pesadilla para Alonso, que saldrá penúltimo en Imola con un coche remachado

El asturiano sufrió las consecuencias de un accidente en los libres, Sainz partirá cuarto tras la sanción a Piastri y Verstappen logró su octava pole seguida

David Sánchez de Castro

Madrid

Sábado, 18 de mayo 2024, 17:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Cuando los responsables del circuito Enzo e Dino Ferrari anunciaron que iban a poner grava en las escapatorias del trazado, muchos pilotos empezaron a sentir sudores fríos. No era para menos: el error se iba a pagar caro aquí como no se pagó en los anteriores. Lo que pocos esperaban es que uno de los pilotos que menos fallos de conducción comete habitualmente se viera afectado. Y es que Imola se cobró con intereses el falló que cometió Fernando Alonso en los terceros libres.

Fue un error mínimo, pero con serias consecuencias. El asturiano perdió el control de su Aston Martin, intentó rectificar y fue escupido contra el muro. Por suerte para él, se dio de lado. Por desgracia para él, los daños fueron más serios de lo previsto. Los mecánicos de Aston Martin, esos desquiciados 'leprechauns' que en 2023 gritaban el nombre de Alonso en cada podio, tuvieron que arremangarse para ponerle el coche casi nuevo de cara a la clasificación. Con remaches y sin poder ajustar todo en condiciones, Alonso salió en la sesión clave para nada. Enseguida se dio cuenta de que el balance del monoplaza no era el que le gustaría y se rindió.

Saldrá penúltimo, solo por delante del casi despedido Logan Sargeant, que ni siquiera dio una vuelta cronometrada válida, y en un trazado como Imola eso significa despedirse de los puntos casi seguro. Eso beneficia a un Max Verstappen que volvió a llevarse la pole (y van ocho seguidas) y también para un Carlos Sainz, que con el cuarto puesto final de parrilla (ascendió una plaza por la sanción a Piastri), se garantiza una candidatura al podio a la que Alonso, ahora mismo, ni puede soñar.

La pregunta en torno a Alonso es si esta situación le pasará factura en carrera. «No sé si esto afectará», se resignaba, consciente de que todo lo que sea acercarse al 'top 10' será un logro hercúleo ya que este es «por detrás de Mónaco, el más difícil para adelantar, incluso más difícil que Singapur», analizó el asturiano.

Q1: Alonso claudica

No hubo que esperar mucho para comprobar que Alonso lo iba a pasar muy mal. En una pista cuyas condiciones mejoraban mucho, pero no tanto como en otros circuitos, muchos pilotos esperaron al final para hacer su mejor giro. El asturiano fue uno, pero el gesto de rendirse en el último intento lo dijo todo: no podía. Alonso se fue a pista sin intentar un giro final, viendo que no iba a ser suficiente.

Por delante, y por poco, el más rápido fue Max Verstappen, para sorpresa de nadie, con solvencia, pero con una igualdad extrema por detrás. De hecho, Lewis Hamilton pasó el corte por muy poco, con los eliminados Bottas, Zhou, Magnussen, Alonso y Sargeant.

Q2: Vergonzosa eliminación de Pérez

Si optas a quedar undécimo y acabas decimotercero, no cambia mucho. Si optas a pole y no eres capaz de pasar el corte a la Q1, el concepto ridículo se queda corto. Y así es como está Sergio Pérez, un piloto que debería aspirar a todo y que está empeñado en dar argumentos para que su volante lo lleve un piloto con más capacidades. El mexicano se quedó a centésimas y partirá undécimo, mientras su compañero voló.

Junto a Pérez, eliminados cayeron Ocon, Stroll, Albon y Gasly, habituales en esta zona estos sí. También era previsible que Sainz, sin hacer ruido, fuera sexto.

Q3: Verstappen, ocho poles seguidas

Por momentos parecía que esa alternancia se iba a producir y que realmente iba a poder Charles Leclerc, Lando Norris o el improbable Oscar Piastri hacer la pole, pero no fueron ellos, sino el de siempre. Max Verstappen sumó ocho poles seguidas, algo que (entre otros) logró en el pasado el mismísimo Ayrton Senna. El neerlandés aprovechó una gran vuelta, aunque no tan superior como en otros circuitos, para sumar otro primero en parrilla.

En principio Piastri se quedó a solo siete centésimas (si no llega a tener ese pequeño trallazo en la penúltima curva), delante un Norris que lo hizo a poco más de una décima. El que no estuvo a la altura fue Charles Leclerc, que cometió un pequeño fallo en su vuelta buena, ni Carlos Sainz, que de todos modos opta al podio. Posteriormente, los comisarios relegaron a Piastri tres posiciones por entorpecer a Kevin Magnussen en una de sus vueltas lanzadas en la Q1.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios