Borrar
Flavio Briatore en el Gran Premio de Bahraim de este año Reuters
Flavio Briatore regresa a la Fórmula 1 con el equipo Alpine

Flavio Briatore regresa a la Fórmula 1 con el equipo Alpine

Tras catorce años fuera de la competición, vuelve como consultor ejecutivo con el objetivo de revertir la situación de la escudería

Pedro Rodríguez

Madrid

Viernes, 21 de junio 2024, 11:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Flavio Briatore, una de las figuras más controvertidas y exitosas en la historia de la Fórmula 1, ha regresado al mundo del automovilismo a sus 74 años. Tras una ausencia de 15 años, el exjefe de Renault se reincorpora a la Fórmula 1 como asesor ejecutivo de la división de Fórmula 1 de Alpine. Este regreso marca un reencuentro con la estructura de Enstone, donde Briatore alcanzó sus mayores éxitos.

Briatore, quien dirigió a Renault desde 1990 hasta 2009 (actualmente Alpine), jugó un papel crucial en el ascenso del equipo. Bajo su liderazgo, Renault consiguió dos campeonatos mundiales de pilotos y de constructores en 2005 y 2006 con Fernando Alonso al volante. Su regreso a Alpine ha sido objeto de rumores durante semanas, y finalmente, la noticia se ha confirmado.

Aunque aún no se han definido claramente sus funciones específicas, Alpine ha comunicado que Briatore se enfocará en áreas de alto nivel del equipo. Entre sus responsabilidades estarán la búsqueda de nuevos talentos, la evaluación del mercado de pilotos, la revisión de la estructura actual del equipo y el asesoramiento en cuestiones estratégicas dentro del deporte. Esto indica que su papel no se centrará en la operativa diaria de las carreras, sino en la toma de decisiones estratégicas que puedan influir en el futuro del equipo.

Transformación del equipo

El regreso de Briatore se produce en un momento crucial para Alpine. El equipo está evaluando la posibilidad de convertirse en una escudería cliente a partir de 2026, lo que implicaría dejar de fabricar sus propios motores Renault y posiblemente adoptar motores de otros fabricantes, como Mercedes. Esta transformación es parte de una estrategia más amplia para mejorar el rendimiento del equipo, que actualmente ocupa el octavo lugar en el campeonato de constructores con solo cinco puntos en nueve carreras.

Además, el equipo ha experimentado cambios significativos en su personal directivo durante los últimos cuatro años. Con una vacante para el próximo año, tras el despido de Esteban Ocon, el único piloto confirmado por la escudería francesa para la temporada que viene es Pierre Gasly. El reto para Briatore será estabilizar el equipo, mejorar su rendimiento y asegurar que Alpine vuelva a ser un contendiente en la Fórmula 1.

Briatore también tendrá la tarea de evaluar la estructura del equipo, que recientemente vendió el 49% de sus acciones a fondos de inversión. La dirección de Alpine está bajo la supervisión de Luca de Meo, CEO del Grupo Renault, quien ha confiado en Briatore para aportar su vasta experiencia y conocimiento al equipo.

Un regreso lleno de historia

La trayectoria de Briatore en la Fórmula 1 está marcada por numerosos éxitos y controversias. Ingresó a la estructura de Enstone cuando el equipo era conocido como Benetton, logrando victorias significativas junto a Ross Brawn y Michael Schumacher en 1994 y 1995. Posteriormente, desempeñó un papel crucial en el fichaje de Fernando Alonso por Renault, con quien alcanzó los títulos mundiales en 2005 y 2006.

Sin embargo, su carrera en la Fórmula 1 se vio abruptamente interrumpida en 2009 debido al escándalo del 'Crashgate'. Briatore fue acusado de ordenar a Nelson Piquet Jr. que provocara un accidente durante el Gran Premio de Singapur para favorecer la victoria de Alonso. Esta controversia llevó a su expulsión de por vida de la Fórmula 1, una sanción que posteriormente fue revocada por los tribunales, permitiendo su regreso al deporte.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios