Borrar
Nacho felicita a Carvajal tras abrir el marcador en la final de Wembley. Reuters
«Una noche más, una final más y… una Copa de Europa más»
Final

«Una noche más, una final más y… una Copa de Europa más»

Nacho rememora «toda una vida de dedicación a este club» tras conquistar su sexto gran título continental, al igual que Carvajal, Modric y Kroos

Amador Gómez

Madrid

Sábado, 1 de junio 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Nada más acabar el partido, Dani Carvajal lloraba sobre el césped antes de ser abrazado por Lucas Vázquez, mientras David Alaba hacía lo propio con Toni Kroos, que desde que fue sustituido y se despidió de la afición radiante y con los brazos en alto, vio los últimos minutos de la final desde el banquillo. Y Vinicius, el autor del gol definitivo, se lanzaba a la grada para fundirse con los seguidores merengues, que explotaron por primera vez en Wembley con el gol de cabeza de Carvajal.

«No sabría explicarlo. Es una felicidad inmensa. En la primera parte hemos salido vivos, pero sabíamos que iba a llegar nuestro momento. En la primera parte no hemos merecido ni ir empate en el marcador, pero esto es fútbol. La determinación es clave para mí, para mi carrera», reconocía Carvajal tras abrir el marcador a la salida de un córner y conquistar su sexta Copa de Europa, al igual que Modric, Kroos y Nacho.

«Esto es tremendo. Se me pasa por la cabeza toda una vida de dedicación a este club. Cuesta mucho conseguir estas cosas y es uno de los días más felices de mi vida. Hemos sufrido en un partido muy complicado. El Dortmund ha hecho un partidazo. Una noche más, una final más… y una Copa de Europa más, para seguir haciendo historia con este club. Voy a levantar la 'orejona' lo más alto que pueda, porque los sueños se cumplen y este es uno de los mejores. Estoy muy feliz por seguir haciendo historia», comentó emocionado Nacho, el capitán del Real Madrid, que no quiso hablar en un momento tan especial del futuro. Sin embargo, Nacho, convocado para la Eurocopa de Alemania, seguramente disputó en Wembley su último partido con la camiseta blanca.

Carvajal y Nacho. Dos canteranos que acrecentaron su leyenda en la historia del fútbol, al igualar los seis grandes títulos continentales que llegó a ganar Paco Gento, en un hito que parecía tan lejano. Y para Carlo Ancelotti ya son cinco Copas de Europa como entrenador, la tercera con el equipo blanco, aunque el técnico italiano admitía que la de Wembley había sido «muy difícil». «Más de lo que se esperaba», reconoció Ancelotti, llegando a comentar que en la primera parte sus jugadores habían sido «un poco vagos, con pérdidas, y el rival ha jugado lo que quería». «Esto es un sueño que sigue», proclamó el transalpino.

Tras tanto padecer, el primer gol del Real Madrid, llegó, en el adiós de Kroos del equipo blanco y, en su última temporada como futbolista, precisamente tras un saque de esquina lanzado por el genial centrocampista alemán. «Lo de Kroos da un poco de tristeza, pero él quería terminar así y hay que respetarlo», declaró Ancelotti, que una vez más quiso estar en un segundo plano mientras sus futbolistas disfrutaban de un nuevo título y no dejaban de besar la Decimoquinta y hacerse fotos con la 'orejona'. Como había prometido, la izó lo más alto que pudo Nacho en el podio del campeón en otra imagen para la posteridad, con Ancelotti a su izquierda, y el entrenador de Reggiolo abrazó, también con todo el cariño que pudo, al defensa madrileño.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios