Borrar
Rudy Fernández se despidide emocionado en su último partido en el WiZink Center con el Real Madrid EFE
Rudy Fernández se despide del WiZink Center con una actuación memorable
Perfil

Rudy Fernández se despide del WiZink Center con una actuación memorable

El de Palma Mallorca se retirá a final de temporada y podría haber disputado su último partido en casa con el Real Madrid

Pedro Rodríguez

Madrid

Martes, 11 de junio 2024, 13:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Si el UCAM Murcia no lo evita ganando los dos próximos partidos de la final de la Liga Endesa, Rudy Fernández vivió su último encuentro con el Real Madrid en el WiZink Center, puesto que en el día de su 39 cumpleaños, el pasado 4 de abril, el alero anunció que esta sería su última temporada. El triunfo del Real Madrid en el segundo choque de la final tuvo la firma del balear. Fue clave con 14 puntos sin fallo (1 de 1 de dos y 4 de 4 desde el triple) y 20 de valoración. Su último acierto desde el perímetro, tras un precioso pase por la espalda de Facundo Campazzo, certificó la defunción del partido (74-61) a 1:50 del final. Y su paso por el encuentro, por el WiZink Center como jugador del Madrid, hizo que la grada se viniera abajo.

El recinto le despidió con una ovación como no se había visto en un partido de baloncesto del Madrid. Chus Mateo sentó a Rudy a falta de 1:34 para el final, siendo sustituido por su gran amigo Sergio Llull. Desde ese momento y durante más de 20 minutos, los aficionados corearon de pie el nombre de su ídolo. Emocionado, en el banquillo, Rudy se tapaba la cara con la toalla mientras se le saltaban las lágrimas.

El partido terminó, pero las ovaciones y los cánticos continuaron. Sus compañeros se sumaron a los aplausos mientras el protagonista recibía homenajes de varios grupos de aficionados. Incluso sus hijos bajaron al parqué para una despedida histórica. «Esto no acaba aquí. Falta un partido más y tenemos máximo respeto por el UCAM Murcia», dijo el alero antes de explicar sus sentimientos: «Hay muchas emociones. Lo he dado todo por este club y este reconocimiento me lo llevo. Poder vivirlo con mi familia es increíble».

Rudy llegó al Real Madrid en la temporada 2011-12 para jugar unos partidos por el cierre patronal de la NBA y la temporada siguiente regresó para cambiar el rumbo del equipo y del baloncesto europeo. «Creo que tomé la mejor decisión al venir aquí y doy las gracias a los que lo hicieron posible, empezando por el presidente», aseguraba antes de agradecer también «a la gente del club, a los que no se suele ver, a Gica [jefe de prensa], que está aquí ahora, a los fisios... Gente que es esencial en un equipo».

Once medallas con la selección

El alero suma hasta ahora 26 títulos con el club blanco: tres Euroligas, siete Copas del Rey, nueve Supercopas, una Intercontinental y seis Ligas ACB, a las que espera sumar una más en su adiós. «Espero que esta sea la despedida y no volver para el quinto, pero hay que dar la enhorabuena al Murcia por lo que está haciendo esta temporada. Es un rival que siempre resurge a pesar de todo».

Debutó con el Joventut de Badalona, con el que ganó tres títulos: la FIBA EuroChallenge en 2006, la Copa del Rey en 2008 y la Eurocup ese mismo año. Posteriormente, dio el salto a la NBA, donde jugó durante cuatro años: tres en Portland y uno en Denver.

Con la selección española, ha ganado once medallas: dos platas olímpicas (Pekín 2008 y Londres 2012) y un bronce olímpico (Río 2016); dos títulos de campeón del mundo (Japón 2006 y China 2019); y en los Europeos, cuatro oros (Polonia 2009, Lituania 2011, Francia 2015 y Alemania 2022), una plata (España 2007) y un bronce (Eslovenia 2013).

Chus Mateo, también emocionado, tuvo palabras para su jugador: «Me alegro por él. Ha estado mucho tiempo como madridista y le vamos a recordar. Es emocionante y bonito cuando la gente te quiere tanto. En baloncesto no había vivido nunca nada así. Ha sido muy emocionante para todos y muy merecido. Quedará para el recuerdo porque realmente es algo diferente». Hasta Sito Alonso se descubría ante la actuación de Rudy: «Ha sido un partido igualadísimo y él nos ha hecho mucho daño en los últimos momentos de su carrera».

«Contigo cambiamos el rumbo, gracias por tanto, Rudy», se podía leer en la pancarta desplegada por los Berserkers, la grada de animación blanca. El Palacio rompió a aplaudir a su leyenda y a corear su nombre. Una despedida que duró lo que restó de partido, unos cinco minutos de tiempo real. El jugador, emocionado, se secaba las lágrimas con la toalla y se levantaba para agradecer esa muestra de cariño.

Posiblemente, Rudy ha jugado su último partido como madridista en el WiZink Center, pero aún le queda uno más. La selección española disputará un amistoso contra Italia el próximo 25 de junio. Un encuentro que sirve de preparación para el Preolímpico de Valencia (del 2 al 7 de julio), donde Sergio Scariolo y sus chicos se juegan su presencia en la cita de París 2024. Sí la selección se clasifica, serían los sextos Juegos para el balear, que se retiraría como el baloncestista con más citas olímpicas: no se pierde ninguna desde Atenas 2004.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios