Borrar
Molinos de viento en la isla griega de Evia. AFP
La Organización Meteorológica Mundial pide «acelerar la transición a las renovables» para frenar el calentamiento del planeta

La Organización Meteorológica Mundial pide «acelerar la transición a las renovables» para frenar el calentamiento del planeta

ODS 7 | Energía limpia y asequible ·

Confirma el 2023 como el año más cálido desde que hay registros, pero avanza que 2024 lo será aún más

Viernes, 12 de enero 2024, 16:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tras el Servicio de Cambio Climático de Copernicus, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) confirma lo ya sabido: 2023 es el año más caluroso desde que hay registros, pero añade: «2024 lo será aún más». Según los datos de esta organización de Naciones Unidas, las temperaturas globales en cada mes entre junio y diciembre establecieron nuevas registros mensuales. «No podemos darnos el lujo de esperar más tiempo», afirma la secretaria general de la OMM, Celeste Saulo.

Día a día, mes a mes, «los récords cayeron en 2023 como fichas de dominó», aseguraba a principios de semana los responsables del Servicio de Cambio Climático de Copernicus. En el pasado ejercicio, la temperatura global promedio anual se acercó a 1,5 grados por encima de los niveles preindustriales, algo simbólico porque el Acuerdo de París sobre el cambio climático tiene como objetivo limitar el aumento de temperatura a largo plazo. «El cambio climático es el mayor desafío al que se enfrenta la humanidad», advierte Saulo. «Tenemos que hacer reducciones drásticas en las emisiones de gases de efecto invernadero y acelerar la transición a fuentes de energía», añade.

Noticia relacionada

En la última cumbre del clima celebrada el pasado mes de diciembre en Dubái (Emiratos Árabes Unidos), las casi 200 partes presentes acordaron triplicar las energías verdes para mantener viva la esperanza el Acuerdo de París. En concreto sería pasar de 3.500 GW a unos 11.000 GW en 2030. «¿Posible? Es posible», respondía el mes pasado a este periódico José Luis Domínguez, responsable de sistemas energéticos del Instituto de Energía de Cataluña (IREC)

Según el informe 'Renovables 2023. Análisis y previsión hasta 2028' de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la capacidad de energía renovable agregada a los sistemas energéticos en todo el mundo creció un 50% en 2023 hasta alcanzar casi 510 gigavatios (GW), de los cuales tres cuartas partes correspondieron a la solar fotovoltaica.

El texto señala que «la capacidad de generación se está expandiendo más rápido que en cualquier otro momento» y «genera una oportunidad real para lograr el objetivo de triplicarla hasta 2030». A pesar de ello, la nueva líder de la Organización Meteorológica Mundial pide ir más allá: «Ya estamos tomando medidas, pero tenemos que hacer más y tenemos que hacerlo rápidamente».

Más calor

En 2023, las concentraciones de gases de efecto invernadero, nuevamente, lograron los niveles más elevados jamás registrados en la atmósfera, según, en este caso, el Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS). Las concentraciones de dióxido de carbono fueron 2,4 ppm más elevadas que en 2022, mientras que las de metano se incrementaron en 11 ppb. «Debemos responder a los aumentos récord de temperatura con medidas innovadoras», afirma el Secretario General de la ONU, António Guterres. «Aún podemos evitar lo peor de la catástrofe climática. Pero sólo si actuamos ahora con la ambición necesaria para limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados Celsius y lograr justicia climática», señala en un comunicado.

Desde 1980, cada década ha sido más cálida que la anterior. Los últimos nueve años han sido los más cálidos jamás registrados. Los años 2016 (fuerte El Niño) y 2020 fueron clasificados anteriormente como los más cálidos registrados, con 1,29 grados y 1,27 grados respectivamente por encima de la era preindustrial. Ahora, 2023 se sitúa en los 1,45 grados por encima de la media de 1850-1900, según la OMM.

Además, las temperaturas de la superficie del mar fueron excepcionalmente altas durante gran parte del año, acompañadas de olas de calor marinas graves y dañinas. La extensión del hielo marino antártico fue la más baja registrada, tanto para el mínimo de finales de verano en febrero como para el máximo de finales de invierno en septiembre.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios