Bacteria E.Coli, una de las identificadas como las más mortíferas.

Estudio en 'The Lancet' Las 'superbacterias' matan más en un año que la covid en toda la pandemia

Las infecciones se convierten en la segunda causa de muerte en el mundo con 7,7 millones de víctimas y la mitad se deben a solo cinco patógenos

ROCÍO MENDOZA Madrid

Las infecciones bacterianas son ya la segunda causa de muerte en el mundo. Están detrás de uno de cada ocho fallecimientos. Solo las cardiopatías isquémicas (estrechamiento de las arterias del corazón) superaron en número de víctimas a las enfermedades provocadas por un grupo de 33 patógenos. En total, durante 2019, 7,7 millones de personas fallecieron a causa de ellos.

De todas ellas, la mitad se debieron a los estragos de solo cinco de estas 'superbacterias'. Con ello, estos patógenos, que cada vez desarrollan más resistencia a los antibióticos disponibles para combatirlos, han matado más en un año que la covid desde que fuese declarada la pandemia hace ahora casi tres.

Estas cifras han sido recogidas en un estudio realizado por la revista científica de referencia internacional en temas médicos, 'The Lancet', publicado este martes. El trabajo mide por primera vez el impacto de las infecciones bacterianas en todo el mundo, con resultados muy impactantes, y completa así otro que fue publicado a principios de año sobre la resistencia que estaban desarrollando las bacterias a los fármacos existentes para combatirlas. En este caso se cita esta realidad, que ya es tratada como un reto de salud global, pero no se analiza expresamente.

Lo que sí esclarece el estudio es el nombre y apellido de las bacterias que más año hacen a la población mundial. De las 113,7 millones de muertes relacionadas con infecciones, 7,7 millones fueron provocadas por las 33 bacterias estudiadas en el citado trabajo.

Las cinco más letales

De todas, casi cuatro millones (un 50%) llevaban la marca de 'staphylococcus aureus' (1,1 millones de muertes), un microorganismo que suele encontrarse en alimentos contaminados y da lugar a síntomas similares a la gastroenteritis; 'escherichia coli' (950.000), más conocida como e-coli que también se contrae en alimentos contaminados, 'streptococcus pneumoniae', relacionada con neumonías o meningitis, entre otras dolencias (829.000); 'klebsiella pneumoniae' (790.000), una bacteria invasora del tubo digestivo; y 'pseudomonas aeruginosa' (559.000), que puede provocar infecciones distintas en pulmones, tracto urinario, mucosas, etc.

Afinando más el dato, más del 75 % de los 7,7 millones de muertes bacterianas se debieron a tres síndromes: infecciones de las vías respiratorias inferiores, del torrente sanguíneo y peritoneales e intraabdominales, aunque en total se analizaron 11 tipos principales de síndromes infecciosos que conducen a la muerte por sepsis.

Por edad, sexo y procedencia

Los datos incluyen todas las edades y sexos de 204 países y territorios, a partir de 343 millones de registros individuales correspondientes a 2019. Las tasas de mortalidad variaron según la ubicación, al igual que los patógenos más mortales.

África subsahariana registró la tasa de mortalidad más alta, con 230 decesos por cada 100.000 habitantes. En comparación, grandes regiones de altos ingresos, que incluye países de Europa Occidental, América del Norte y Australasia, registró la tasa de mortalidad más baja, con 52 casos por cada 100.000 habitantes.

En cuanto a las edades, en los adultos mayores de 15 años, la bacteria más letal fue la 's. aureus'. Sobre este dato, el doctor José Miguel Cisneros Herreros, investigador de la Unidad Clínica de Enfermedades Infecciosas, Microbiología y Parasitología, y del Grupo de Resistencias Bacterianas y Antimicrobianos del Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBiS), realiza una valoración recogido por el Science Media Center (SMC) de España. «En la (práctica) clínica no es así», refiriéndose a la incidencia citada bacteria. Así, señala que puede deberse al riesgo de sesgo en parte del estudio que reconocen los propios autores por dificultad para recoger datos de algunas regiones.

En cuanto al resto de grupos de edad, la mayoría de las muertes en niños de 5 a 14 años se asociaron con 'salmonella'; en mayores que recién nacidos pero menores de 5 años, el 'streptococcus pneumoniae' fue el patógeno más letal, con 225 000 muertes.

Una guía para orientar las inversiones

Frente a esta incidencia, el trabajo destaca la reducción de las infecciones bacterianas como una prioridad de salud pública mundial. «Estos nuevos datos revelan por primera vez el alcance total del desafío mundial» que se plantea, valoró Christopher Murray, coautor del estudio y director del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Medicina de Washington.

Se requieren sistemas de salud más sólidos, reclaman los autores, junto a una mayor capacidad de diagnósticos en laboratorio, medidas de control y la optimización del uso de los antibióticos, como reto «crucial» para disminuir la carga de enfermedades causadas por estos motivos.

Con estos datos, se tendría por primera vez una guía que podría orientar mejor las inversiones en investigación de fármacos, ya que este grupo de enfermedades provocadas por las citadas bacterias no siempre reciben la atención que parecen merecer.

Más muertes que el sida, pero menos inversión

El trabajo de 'The Lancet', liderado por la citada universidad norteamericana, compara las muertes provocadas por enfermedades como el sida y la inversión que reciben por parte de instituciones y laboratorios, siendo su incidencia mucho menor al problema que exponen.

Antonio Juárez, catedrático de Microbiología de la Universidad de Barcelona, señala en declaraciones a SMC que «solo los dos primeros patógenos ('s. aureus' y 'E. coli') causaron muchas más muertes que el sida en 2019 (864.000), pero los recursos económicos destinados a luchar contra esta última enfermedad fueron casi 50 veces superiores que los destinados a controlar las infecciones por 'E. coli'». Así, cree que este estudio podría «ayudar a redefinir prioridades» en lo que a la lucha de estas infecciones se refiere.