Borrar
Niños yendo al colegio. Archivo
La contaminación en los colegios españoles supera los límites de la Organización Mundial de la Salud

La contaminación en los colegios españoles supera los límites de la Organización Mundial de la Salud

ODS 13 | Acción por el clima ·

Ecologistas en Acción presenta una investigación en más de cien centros escolares donde la contaminación es superior a las recomendaciones de la OMS

Martes, 7 de mayo 2024, 11:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Como un mal estudiante. España arrastra un año más un suspenso en la calidad del aire en los entornos escolares. «Ninguna de las 114 escuelas analizadas cumple con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud», concluye la investigación hecha pública este martes. Pero no es la única alerta. «Destacamos que 15 están por encima del límite legal vigente», denuncian.

En la actualidad, la normativa europea, y por tanto española, sitúa en los 40 μg/m³ de dióxido de nitrógeno (NO2). «La población infantil es especialmente sensible a la contaminación atmosférica», destaca la investigación de Ecologistas en Acción. «Además, el NO2 es un activo inmunosupresor».

No es solo un problema endémico de la península ibérica, el 90% de los escolares europeos acuden a clase en entornos donde estos contaminantes superan los límites seguros para la salud de los más pequeños. En Europa, 1.200 menores de 18 años mueren de forma prematura por causas directamente relacionadas con la contaminación. En España, fallecen alrededor de 30.000 personas. «Los escolares pasan casi un tercio de su tiempo en los colegios», advierte la organización ecologista. «Garantizar el aire que respiran es saludable debe ser una prioridad para todas las autoridades», añaden.

Sin embargo, la práctica no demuestra esta realidad. «Es necesario promover sistemas de movilidad activa, sostenible, segura y saludable que restrinjan el tráfico motorizado urbano», apuntan los investigadores en la documentación hecha pública este martes. «Existe una clara correlación entre los niveles de NO2 y los entornos educativos con más tráfico», apostillan.

Noticia relacionada

En su último análisis, esta oenegé ecologista analizó un total de 114 colegios de 7 ciudades españolas: Sevilla (Andalucía), Oviedo (Principado de Asturias), Coruña (Galicia), Cartagena (Región de Murcia), Basauri, Etxebarri y Galdakao (País Vasco). El resultado de las muestras tomadas revela que ninguno cumple con las recomendaciones de la OMS, solo el 10% está por debajo del nuevo límite establecido por las autoridades europeas y el 13%, directamente, incumple la normativa actual.

Pero el problema no está exclusivamente en estas ciudades. Estudios de años anteriores revelan que este mal es extrapolable a otras poblaciones de la península ibérica. En 2023, esta asociación ecologista puso el foco en Madrid (Comunidad de Madrid), Barcelona (Cataluña), Murcia (Región de Murcia), Vigo (Galicia), Gijón (Principado de Asturias), y Granada (Andalucía). En 2022, la atención se centró en ciudades de Castilla y León. El diagnóstico para cada uno de los informes es similar: «Datos muy preocupantes».

Zonas especialmente sensibles

La mala calidad del aire ha despertado protestas y quejas en varias ciudades europeas. En algunas de ellas se ha modificado el entorno urbanístico con la peatonalización de las calles cercanas a los centros escolares. En los últimos centros estudiados en esta investigación se observa que los «malos resultados son en escuelas con mucho tráfico». «La población infantil es especialmente sensible», advierten Ecologistas en Acción.

Asma, menos peso, retraso cognitivo, menos altura o retraso en el desarrollo neurológico. Estos son algunos de los impactos de la contaminación atmosférica en los más jóvenes y documentado en estudios y literatura médica. «Es necesario proteger de manera especial los entornos especialmente vulnerables, como los colegios», recuerda la oenegé.

Una preocupación recogida en el actual marco jurídico español. El Real Decreto de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), aprobado en diciembre de 2022, establece que estos espacios han de restringir el tráfico para reducir la emisión de agentes contaminantes. Una obligación para todas las ciudades españolas de más de 50.000 habitantes, un total de 150 en España, y también para las zonas urbanas con más de 20.000 habitantes con episodios de mala calidad del aire. No obstante, apenas una veintena de las primeras ha puesto en marcha estas zonas.

Lío con la nueva normativa

La mala calidad del aire en las ciudades españolas ha supuesto varias sanciones contra España por parte de los tribunales europeos. Madrid y Barcelona han sido las principales acusadas, aunque en los últimos años las cifras de contaminación han estado por debajo de los límites marcados por la Unión Europea.

Unos márgenes marcados hace casi tres décadas y que han quedado desactualizados, al menos hasta 2030 que será la fecha en la que entre en vigor la nueva actualización. En la actualidad, la normativa vigente establece el límite legal de los agentes contaminantes del aire en 20 microgramos por metro cúbico para las partículas PM2,5; 40 microgramos por metro cúbico para las PM10 y para NO2 en 40 microgramos por metro cúbico. La directiva, que será de obligado cumplimiento a partir de 2030, reduce a la mitad estas cifras.

Sin embargo, seguirán estando muy lejos de los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En 2015, esta agencia de Naciones Unidas revisó su política de calidad del aire.

Partiendo del conocimiento científico alcanzado en las últimas décadas, la OMS establece como umbral de seguridad los 5 microgramos por metro cúbico para las micropartículas de 2,5; 15 microgramos paras las PM10 y 10 también para el NO2.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios