Borrar
Imagen del WiZink Center de Madrid TA
Un WiZink Center para Benidorm

Un WiZink Center para Benidorm

El éxito del Benidorm Fest o la Copa del Mundo de ciclocross anima a Hosbec a pedir una instalación emblemática para la capital turística de la Costa Blanca, capaz de albergar grandes eventos | Los empresarios esperan un crecimiento de ocupación del 4% en el conjunto de la Comunitat Valenciana en 2024

Martes, 23 de enero 2024, 16:35

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El principal producto turístico de Benidorm ha sido, es y será siempre el 'sol y playa'. Sus arenales de Levante y Poniente así como, en menor medida, los de Mal Pas y Tío Ximo siguen representando la gran joya de la corona del rey indiscutible de los destinos del Mediterráneo, pero, como corresponde a cualquier monarca, el fondo de armario o, si se prefiere, de joyero incluye, también en el caso de la ciudad de los rascacielos, una gran cantidad de tesoros menos conocidos.

Benidorm lleva, de hecho, muchos años trabajando en sacarle brillo a todos esos productos hasta el punto de que lo que antes se consideraba oferta complementaria, han mutado hasta tener un peso específico propio que han permitido avanzar hacia la desestacionalización completa del destino.

Los dos últimos y mejores ejemplos de esta realidad, los que han conseguido desterrar la temporada baja de los meses de enero y febrero, son la Copa del Mundo de ciclocross y el Benidorm Fest. Cada uno dirigido a un público muy concreto y muy diferente, la competición deportiva y el evento eurovisivo han logrado disparar la ocupación hotelera de los dos primeros meses del año a niveles nunca antes vistos.

Pero el éxito de esas iniciativas ha generado, a su vez, nuevas necesidades. Porque el turismo es una de las industrias más competitivas que existen y cuando algo tiene éxito en algún lugar del mundo, los destinos competidores no tardan en copiar e, incluso, mejorar esas ideas en un proceso que, como la pescadilla que se muerde la cola, obliga a una reinvención y replanteamiento constante de iniciativas.

El futuro del negocio turístico

En ese sentido, el presidente de la patronal hotelera Hosbec, Fede Fuster, ha marcado ya las líneas maestras sobre las que, a su juicio, se debe escribir el futuro de Benidorm y, con él, del negocio turístico de la Costa Blanca.

A pocos días del arranque de la tercera edición del Benidorm Fest y habida cuenta de la gran cantidad de turistas que, también en invierno, son capaces de congregar los eventos musicales internacionales, Fuster ha reclamado que la capital turística de la Comunitat Valenciana inicie la construcción de un gran recinto, «tipo Wizink Center» de Madrid, que «pueda albergar conciertos del calado así como grandes eventos tipo la gala de los Goya, Premios Michelín o, incluso, Eurovisión» ya que, como ha recordado, si España ganara el certamen internacional, sería el país encargado de organizar la siguiente edición y a día de hoy Benidorm no podría entrar en la terna de ciudades candidatas a su celebración.

Todo ello, como recuerda Fuster, justificado en que existen «pocos sitios en Europa con una planta hotelera como la nuestra», es decir, ciudades que puedan albergar eventos de cierto volumen y conciertos de importancia sin que ello suponga un 'overbooking' de las camas disponibles.

«Se abren oportunidades y retos que tenemos que aprovechar»

Fede Fuster

Presidente de Hosbec

El presidente de Hosbec subraya que la ciudad atraviesa unos tiempos en los que «se abren oportunidades y retos que tenemos que aprovechar. No podemos seguir teniendo unos eventos en la ciudad de muchísimo nivel sin tener las instalaciones apropiadas. Tenemos una necesidad imperiosa de tener un pabellón tipo Wizink Center para hacer grandes eventos».

Algo que Fuster no sólo circunscribe al ámbito musical o cultural, sino también al deportivo. Así, ha vuelto a aplaudir el éxito de la Copa del Mundo de ciclocross celebrada el pasado domingo –con más de 16.000 asistentes, mejorando los registros de la primera edición de 2023– o las «buenas conexiones internacionales» de la empresa DV7 de David Villa, propietario desde el pasado mes de mayo del C.F. Benidorm, y que «podría aportarnos muchas cosas».

También ha insistido Fuster en otra reivindicación histórica como la finalización de la fase pendiente del Centro Cultural de Benidorm, motivo de confrontación casi constante entre el gobierno local y el Botànic y todavía no desbloqueado por el Consell de Mazón, que «podría darnos muchas oportunidades para traer congresos y eventos».

Crecimiento sostenido

Y todo ello, sin olvidar a la clientela más habitual y, por lo tanto, fil del destino. Porque el turismo, además de innovar y ofrecer siempre nuevos estímulos para sus visitantes, debe de ser capaz de fidelizar al viajero.

En ese sentido, Fuster ha celebrado la recuperación económica del destino Benidorm, que ha cerrado una temporada 2023 «espectacular» y que prevé un 2024 con resultados «que van por el mismo camino».

Por procedencias, el presidente de Hosbec asegura que el turismo nacional «ya lo hemos recuperado totalmente» y que en los únicos mercados en los que aún Benidorm y la Comunitat Valenciana está en registros inferiores a los prepandémicos son el británico «en el que estamos muy ligeramente por debajo, pero que creemos que este año será el de la recuperación total y, por desgracia, los mercados ruso y ucraniano», afectados por la invasión rusa de Ucrania y sobre los que, por lo tanto, no se pueden realizar campañas promocionales efectivas.

Con respecto a 2024, Hosbec prevé un aumento de las pernoctaciones del 4% a nivel general en toda España y augura que «en la Comunitat Valenciana estaremos por encima de la media nacional». Destaca la apuesta por la excelencia gastronómica que ha realizado Calpe y adelanta «proyectos importantes» para Cullera y «muy buenos resultados» para destinos como Gandía.

En cuanto a Benidorm ha indicado que, como destino, «juega en otra liga» porque acumula entre 12 y 13 millones de pernoctaciones anuales, frente a destinos como la ciudad de Valencia con 4,5 millones o la ciudad de Alicante con 1,5 millones. «Debemos poner en valor lo que hemos conseguido», concluye Fede Fuster.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios