Borrar
Imagen aérea del Parc Natural de la Serra Gelada TA
Los Murcia Puchades tienden la mano al Ayuntamiento de Benidorm para negociar una solución

Los Murcia Puchades tienden la mano al Ayuntamiento de Benidorm para negociar una solución

Tras la sentencia del TSJCV, el abogado de la familia insiste en que el fallo no hace más que reconocer lo firmado en el convenio urbanístico de 2003

Viernes, 31 de mayo 2024, 11:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La cantidad de 330 millones de euros fijada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en el litigio que enfrenta al Ayuntamiento de Benidorm con la familia Murcia Puchades es, sin duda, una cifra mareante para el común de los mortales. Lo es, incluso, para una Administración cuyo presupuesto anual asciende a poco más de 140 millones de euros y, por mucho que en su intervención de este jueves el alcalde de la ciudad, Toni Pérez, hiciera un llamamiento a la tranquilidad, es evidente que supone un revés de enormes proporciones para la ciudad.

Sin embargo, y tras haber conseguido que el TSJCV les diera la razón, los propietarios del suelo que originó todo este embrollo están, al menos así lo asegura su abogado, José Domingo Monforte, dispuestos a encontrar una solución negociada que no sea lesiva para ninguna de las partes.

El letrado que ha representado a los Murcia Puchades, eso sí, considera que «más allá de la cifra, que puede resultar trascendente, lo que hay que pensar es que en el año 2003 se alcanzó un convenio urbanístico que posibilitó que la Serra Gelada, que hoy es un parque natural, hoy estuviera libre de edificación. Eso se hizo a costa de un suelo, de unos propietarios, que era urbano y que les permitía edificar».

Monforte insiste en el contexto de que «tras 20 años de la firma de ese convenio, que fue ratificado por sucesivas corporaciones y gobiernos municipales», llegó el momento en el que «los propietarios reclamaron su derecho y se les vino a decir que ese convenio era nulo».

Ahora, una «sentencia del TSJCV, que técnicamente es impecable, viene a decir que es de justicia que se cumpla lo que la Administración había aceptado y ratificado en pleno», insiste el abogado de los demandantes.

En cualquier caso, José Domingo Monforte quiere poner el acento en la paciencia mostrada por la familia al asegurar que la vía judicial no fue su primera opción. De hecho, el letrado insiste en que «el convenio es del año 2003, pero los propietarios siempre han pretendido encontrar una solución que evitara el periplo judicial. Siempre han querido ver si había posibilidades de solucionar esto hasta que ya no ha habido más posibilidades que iniciar estas acciones».

En ese sentido, subraya el letrado que «los propietarios tuvieron toda la condescendencia posible y pusieron todas las facilidades posibles» y considera que «los verdaderos perjudicados han sido los propietarios. Además, insisto en que este convenio fue algo muy valioso para el Ayuntamiento de Benidorm, que ha preservado en Benidorm, una ciudad que ha sido duramente criticada por excesos urbanísticos, el Parc Natural de la Serra Gelada libre de cualquier tipo de ejecución».

Una voluntad de negociación, asegura Monforte, que no ha declinado tras el fallo del TSJCV porque «la familia se siente muy identificada con Benidorm y, como ya hizo en su momento para que esto fuera un parque natural, si el Ayuntamiento quiere se sentarán y buscarán soluciones en equilibrio con las justas pretensiones de cada uno de ellos».

Preguntado si, a lo largo del proceso judicial, se ha ofrecido por parte de la Administración Local algún tipo de negociación, Monforte reconoce que «entre pasillos judiciales, la abogada me dijo que le gustaría que hablásemos y se lo dijo directamente al responsable de la compañía propietaria».

Así, insiste en que los Murcia Puchades «siempre han estado en esa disposición. De hecho, antes de iniciar esta acción, se hizo una reclamación previa. Se han agotado todos los tiempos. Creo que ya estaba bien. Lo único que han hecho es ejecutar su derecho».

En las últimas 24 horas, tras conocerse la sentencia del TSJCV, no ha habido contacto entre las partes algo que, para Monforte, es normal ya que «supongo que el Ayuntamiento estará reflexionando sobre la sentencia y formarán su recurso y agotarán todas las posibilidades legítimas que les otorga la Ley, tal y como hicieron los propietarios cuando tuvieron una sentencia que consideraron injusta».

El abogado de los propietarios del suelo no ha querido, porque «no tengo autorización» a entrar en los detalles de los términos que la familia consideraría aceptables en esa hipotética negociación, pero sí que ha hecho una clara referencia a las palabras del alcalde de la ciudad, Toni Pérez, en su comparecencia de ayer al afirmar que «por parte de la familia Murcia Puchades no va a haber nada que impida que se hable y se busquen soluciones. Con esa voluntad, las dos partes encontrarán el camino de la solución… si se quiere encontrar. Si en lugar de eso, lo que se quiere es 'recuperar la razón' y seguir, será el Tribunal Supremo el que tenga la última palabra».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios