Borrar
Benidorm es el principal destino turístico de la Comunitat Visit Benidorm
Turismo: La controvertida ley aprobada en Les Corts sigue despertando muchas dudas entre la ciudadanía | Las respuestas a las principales incógnitas de la tasa turística

Los dos euros de la discordia: por qué la tasa turística irrita a todo el sector

La controvertida ley aprobada en Les Corts sigue despertando muchas dudas entre la ciudadanía

Sábado, 26 de noviembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Siete años de idas y venidas políticas, de polémicas, de enfrentamientos y, sobre todo, de oposición total y frontal por parte de todos los actores –salvo Compromís, impulsor de la idea– involucrados se han cerrado esta semana con la aprobación definitiva en Les Corts de la ley valenciana de medidas fiscales para impulsar el turismo sostenible o, en otras palabras, de la tasa turística.

Pero, ¿qué es? ¿A quién afecta? ¿Cómo se va a implantar? ¿Cómo se tendrá que pagar? ¿Cuándo entra en vigor? ¿Por qué ha creado tanta controversia? La tasa turística sigue planteando a día de hoy, más de un lustro después de que iniciara su recorrido, muchas preguntas para las que TODOALICANTE tiene algunas respuestas.

Qué es la tasa turística

La primera incógnita a despejar para entender esta nueva ley es, evidentemente, qué es la tasa turística. El argumentario de la ley valenciana de medidas fiscales para impulsar el turismo sostenible es largo y, como todo texto jurídico, complejo. En resumen, podría decirse que la tasa turística es un impuesto que un viajero tiene que pagar un viajero a su llegada a un destino concreto.

Dónde se paga

En algunas ocasiones, las menos, la tasa turística se abona conjuntamente con el billete de avión o el paquete turístico. En la mayoría de los casos, en cualquier caso, el viajero debe abonar la cuantía correspondiente a la tasa turística en el momento de su llegada al alojamiento elegido para su estancia y, casi siempre, en metálico.

Para qué se emplea lo recaudado

Esta es una de las aristas más controvertidas de la ley valenciana de medidas fiscales para impulsar el turismo sostenible ya que sus detractores, con los empresarios hoteleros al frente, dudan de que la intención real sea la declarada por sus impulsores. En cualquier caso, estos últimos siempre han defendido que el dinero recaudado con la tasa turística servirá para financiar los servicios que deben ofrecer los destinos a una población mucho mayor de la que tienen censada y que, por lo tanto, siempre son deficitarios.

Así, allá donde ya está en funcionamiento, la tasa turística siempre se ha justificado como un medio para financiar medidas de preservación, desarrollo y promoción de las infraestructuras y actividades turísticas así como la conservación del patrimonio o la sostenibilidad.

Cuándo y dónde se implantará en la Comunitat

Aprobada esta misma semana, la ley valenciana de medidas fiscales para impulsar el turismo sostenible no entrará en vigor, si el recurso judicial anunciado por la patronal hotelera Hosbec no lo impide, hasta 2024… y lo hará en muy pocos municipios de la Comunitat Valenciana.

El PSPV-PSOE, partido mayoritario en el seno del Botanic, siempre se ha mostrado contrario a su implantación y, por ello, supeditó su apoyo a que fueran los municipios los que tuvieran la decisión final sobre su implantación. Así las cosas, a día de hoy, sólo la ciudad de València y la localidad alicantina de Altea, ambas gobernadas por Compromís, han manifestado su decisión de cobrar la tasa en sus municipios… si siguen gobernando tras las elecciones del próximo año.

A quién afecta

A todos. Cualquier persona que pernocte en un destino en el que se haya decretado la implantación de la tasa turística, venga de donde venga, deberá abonar la cuantía que se estipule para cada categoría. Esa es, precisamente, una de las principales críticas de sus detractores: la tasa turística de la Comunitat Valenciana también la tendrán que abonar los valencianos que decidan hacer turismo dentro de su propia región.

Cuánto costará en la Comunitat

Como en la mayor parte de los destinos que ya han implantado la tasa turística, la Comunitat Valenciana ha optado por una cuantía que se cobrará por persona y día y que variará dependiendo del tipo y categoría del alojamiento.

Así, se cobrará en hoteles, pensiones, alojamientos rurales, cámpings y cruceros. En el caso de pensiones y los cámpings la cuantía será de 50 céntimos de euros, una cantidad que aumentará hasta los 1,50 euros en el caso de los cruceros.

En el ámbito hotelero, los establecimientos de cinco estrellas tendrán un coste añadido por la tasa de dos euros por persona y día que será de 1,5 euros en el caso de los de cuatro y tres estrellas y de un euro en el resto de hoteles. En el ámbito rural serán 1,5 euros para los establecimientos de lujo; un euro para los de cuatro y tres superior y 0,5 para los de tres estrellas o menos.

Destinos con tasa turística

La Comunitat Valenciana no ha sido, en ningún caso, la primera región en decidir la imposición de una tasa turística a los viajeros que la elijan como destino. Mucho más común en destinos urbanos que en los vacacionales, en España encontramos sólo dos ejemplos más: Baleares y Catalunya.

La tasa turística catalana se aplica en hoteles, albergues, campings, casa rurales, habitaciones o apartamentos y cruceros con un importe que varía entre los 0,45 y los 2,25 euros por persona y día dependiendo de la categoría del alojamiento elegido y su ubicación.

La tasa turística de Baleares, donde es conocida como 'ecotasa', sen aplica a turistas y residentes que se alojen en hoteles, apartamentos turísticos, albergues y cruceros. En este caso, el importe oscila entre uno y cuatro euros por persona y día en función de la categoría del alojamiento. Además, en el caso balear, existe un descuento que se aplica durante la temporada baja y a los menores de seis años.

Cuánto se cobra en otros destinos

Además de en los ya mencionados casos de Catalunya y Baleares, diversos destinos europeos tienen implantada una tasa turística. Estos son los precios de las principales ciudades y países comunitarios con este tipo de impuesto:

Ámsterdam (Países Bajos): 5% sobre el precio del alojamiento por persona y noche.

Berlín (Alemania): 5% sobre el precio del alojamiento por persona y noche.

Bruselas (Bélgica): entre 2,15 y 8,75 euros por persona y noche.

Budapest (Hungría): 4% sobre el precio del alojamiento por persona y noche.

Bulgaria: entre los 0,20 y 0,68 euros por persona y noche.

Croacia: entre los 0,25 y un 1 euro por persona y noche.

Eslovaquia: 1,70 euros por persona y noche.

Eslovenia: 1,25 euros por persona y noche.

Grecia: entre 0,50 y 4 euros por persona y noche.

Hungría: 4% sobre el precio del alojamiento por persona y noche.

Lisboa: 1 euro por persona y noche.

Malta: 0,5 euros por persona y noche.

Oporto: 2 euros por persona y noche.

París: entre los 0,22 y 4,44 euros por persona y noche.

Praga: 0,5 euros por persona y noche.

República Checa: 0,5 euros por persona y noche.

Roma: entre los 2 y 3 euros por persona y noche.

Rumanía: 1% sobre el precio del alojamiento por persona y noche.

Suiza: 2,35 euros por persona y noche.

Viena: 3,20 euros por persona y noche.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios