Borrar
Imagen de archivo del 'Gastrojeta' al ser arrestado TA
El 'Gastrojeta' hace su particular festival en Benidorm con tres arrestos en dos semanas

El 'Gastrojeta' hace su particular festival en Benidorm con tres arrestos en dos semanas

El timador lituano ha dejado un 'roto' de más de 200 euros en tres locales de la capital turística | Ha sido detenido en 34 ocasiones sólo en la provincia de Alicante

Viernes, 2 de febrero 2024, 12:54

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El nombre de Aidas J. no le dirá absolutamente nada a la mayoría de los lectores. Puede ser, incluso, que alguno piense en algún internacional lituano de baloncesto, pero nada más lejos de la realidad. Este hombre de 50 años es, incluso, más famoso en según qué círculos, especialmente el hostelero, que el mítico Arvydas Sabonis, pero en este caso por su alias: el 'Gastrojeta'.

Su modus operandi es ya de sobra conocido por los dueños de bares y restaurantes de toda España y se basa en inventarse cualquier excusa más o menos creíble para protagonizar sus tristemente famosos 'simpas' que, en sólo dos semanas, han dejado un roto en tres locales de Benidorm de más de 200 euros y que ha llevado a la Policía Nacional ha arrestarlo hasta en 34 ocasiones sólo en la provincia de Alicante.

Que se sepa, el 'Gastrojeta' comenzó a operar en la provincia de Alicante en noviembre de 2022 y recaló en la capital turística de la Costa Blanca el pasado día 12 de enero, cuando decidió consumir una copiosa cena por valor de 106 euros antes de negarse a abonar la factura y marcharse del local pese a que el propietario del mismo trató por todos los medios de retenerlo hasta la llegada de la policía, que en esa ocasión pudo dar con él y arrestarlo.

Dos semanas después, el sábado 27 de enero volvió a las andadas. En esta ocasión, al 'Gastrojeta' le entró hambre a media tarde y decidió merendar algo en otro local de Benidorm. Allí, optó por ni tan siquiera elaborar una de sus más trabajadas y famosas interpretaciones, que incluyen un amplio repertorio de infartos, desmayos y síncopes (todos fingidos, claro), y simplemente alegó que no tenía dinero para abonar los 113 euros del ticket.

Los agentes que en esta ocasión procedieron a su arresto, no podían salir de su asombro cuando, para zafarse de la lógica discusión que se inició con los propietarios del local, optó por lanzar todo tipo de restos de comida, incluidas cabezas de gamba. Todo ello, grabado por las cámaras de seguridad del restaurante.

Pero esos dos arrestos no han desanimado al 'Gastrojeta' que sólo dos días después, el pasado jueves, volvía a las andadas, de nuevo a media tarde, con otro 'simpa' por valor de 20 euros.

En esta ocasión, quién sabe si por haberse mimetizado ya con el 'eurodrama' en el que vive la ciudad con el Benidorm Fest, tiró de repertorio y fingió un infarto por el que llegó a ser trasladado al hospital comarcal de La Vila Joiosa. El hostelero afectado optó por no presentar denuncia y, por lo tanto, no pudo ser arrestado por la policía que, en cualquier caso, ha añadido el golpe al largo expediente del estafador.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios