Borrar
Urgente Desconvocan 'in extremis' la huelga de taxis prevista para este miércoles
Proyección del futuro desarrollo de Ensanche Levante TA
Benidorm da luz verde definitiva al desarrollo de más de medio millón de metros cuadrados de Ensanche Levante

Benidorm da luz verde definitiva al desarrollo de más de medio millón de metros cuadrados de Ensanche Levante

Tras la aprobación plenaria, empieza otro periodo, que puede ser largo, de trabajo burocrático antes de la entrada de las máquinas en las parcelas

Miércoles, 27 de marzo 2024, 12:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La bolsa de suelo más grande que queda por desarrollar en la ciudad de Benidorm y que, tras descarrilar el primer intento de urbanización bautizado como Plan Armanello se bautizó como Ensanche Levante, ha recibido este miércoles el visto bueno definitivo gracias a su aprobación en el pleno municipal una vez recibidos los dos informes favorables por parte del Gobierno de España y de la Generalitat Valenciana que fueron recepcionados por el consistorio el pasado mes de enero.

Así las cosas, el desarrollo del más de medio millón de metros cuadrados de una zona claramente estratégica de la ciudad, ubicada a espaldas de su enclave más turístico, aquel en el que se concentran buena parte de los establecimientos hoteleros de la urbe, se acerca poco a poco al momento en el que puedan entrar las primeras máquinas para proceder al movimiento de tierras y posterior edificación de las distintas parcelas. Algo para lo que, en cualquier caso, todavía no se puede poner fecha habida cuenta de los distintos pasos burocráticos que deben preceder a ese momento.

Ensanche Levante es un plan que promueve una Agrupación de Interés Urbanístico (AIU) en la que se engloban más del 70% de los propietarios del suelo, y que apuesta con mantener el modelo que caracteriza a la capital turística de la Comunitat Valenciana, es decir, construcción en vertical, más sostenible y que permite liberar decenas de miles de metros cuadrados para dotaciones públicas.

Más de un lustro de trabajo técnico

Tras más de un lustro de trabajo técnico, el documento ha sido perfilado de acuerdo a lo marcado por las administraciones públicas, que han sido Gobierno Central, Generalitat Valenciana y el propio Ayuntamiento.

En este tiempo, diversos ministerios y consellerias han ido admitiendo y retocando la propuesta e lo propietarios del suelo hasta dar con un proyecto que se ajusta a todas las normativas y puede empezar a desarrollarse tras la aprobación definitiva registrada hoy en el seno del Pleno del Ayuntamiento de Benidorm.

Los dos últimos informes, que han sido definitivos, llevan la firma de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Conselleria de Cultura, y de la Confederación Hidrográfica del Júcar. Ambos organismos dan su plácet al proyecto, al ajustarse y respectar cuanto dictaminan sus respectivas normativas.

El primero especifica que, iniciadas las obras, se ha de prestar atención a la posible aparición de restos arqueológicos, para que el impacto sobre el patrimonio cultural valenciano de naturaleza arqueológica o etnológica sea «nulo».

La Confederación Hidrográfica del Júcar, por su parte, asegura que hay disponibilidad de recursos hídricos para dar servicio al área a desarrollar, y destaca que las amplias zonas verdes proyectadas serán regadas con aguas depuradas.

Redacción de proyectos

A partir de ahora, comienza otro camino, que puede ser largo, en el que los promotores deberán redactar el proyecto de urbanización y reparcelación del sector, que ocupa una superficie de 575.371,20 metros cuadrados de suelo.

El proyecto contempla la reserva de dos parcelas para usos educativos, miles de metros cuadrados para equipamientos públicos, la construcción de un gran parque central de más de 60.000 metros cuadrados, otros 13.000 metros cuadrados de jardines y 23.000 metros de espacios libres peatonales.

El Plan Ensanche Levante destina un 65% del suelo a equipamientos públicos y el 35% restante a viviendas residenciales y hasta una veintena de nuevos hoteles, con una altura mínima de dos plantas.

El desarrollo de las 57 hectáreas del plan, cambiará sin duda la fisonomía de una parte importantísima de la capital turística de la Costa Blanca, anexa a la zona de Levante, a tiro de piedra de su playa más emblemática, y capaz de acoger modernos edificios residenciales y hoteles en número suficiente para cubrir las necesidades del municipios durante décadas una zona, a día de hoy, completamente degradada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios