Pisos del centro de Alicante, en la plaza Galicia / Shootori

Vivienda

Alicante, tercera provincia con más operaciones de compraventa de pisos

Con un 8% del total de transacciones en España, tan solo Madrid y Barcelona están por delante

Óscar Bartual Bardisa
ÓSCAR BARTUAL BARDISA Alicante

La vivienda sigue consolidándose como uno de los grandes motores de la economía de Alicante. Es la tercera provincia de España con mayor volumen de compraventa de domicilios con un 8,5% del total de las operaciones del país. Tan solo Madrid y Barcelona superan las cifras de la Costa Blanca.

Según los datos ofrecidos por el último informe de coyuntura del Instituto de Estudios Económicos de la Provincia de Alicante (Ineca), durante el segundo trimestre de 2022 se produjeron casi 17.000 operaciones de compraventa de vivienda. Esto supone un 45,6% más que las registradas durante el mismo periodo de tiempo en 2021. Un ascenso que se puede trasladar a la subida media nacional, que es 34 puntos inferior a la alicantina.

El territorio lleva cinco trimestres consecutivos creciendo en cuanto a volumen de compras y ventas de domicilios. «Hay una demanda embolsada a la que se está dando salida», ha explicado el director de estudios del Ineca, Francisco Llopis, quien además ha añadido que «las ventas son mucho mejores que el año pasado e incluso que el 2019».

Los residentes extranjeros son uno de los grandes culpables de este aumento en las operaciones. Las casas de la provincia de Alicante son un activo muy demandado. El buen tiempo, la cercanía con la playa y la gran actividad turística de la zona, están entre los principales factores de llamada.

Ha habido un 46% más de transacciones que en el segundo trimestre de 2021

El Ministerio de Fomento cifra en un 37% el ascenso anual de las operaciones de compraventa de vivienda en la provincia por residentes no españoles durante el segundo trimestre de 2022. Con 2.421 operaciones durante este periodo, se han registrado 667 ventas más respecto a los mismos meses de 2021.

«El atractivo de la provincia sigue siendo muy elevado», ha afirmado Llopis. Y es que la realidad no es otra. Mientras que en el resto de España el volumen de estas acciones ha crecido un 27,2% respecto a antes de la pandemia, en Alicante lo ha hecho en un 34,7%.

Son siete puntos porcentuales más que la media nacional, lo que plasma la realidad de la provincia, que es claramente uno de los sitios favoritos de los residentes extranjeros.

Los pisos, un 8% más caros

Al igual que la demanda de compraventa de residencias sube, el precio lo hace también. En Alicante, comprar una casa cuesta un promedio 155.000 euros, 30.000 menos que la media nacional. Eso sí, Alicante ha experimentado un ascenso anual mayor durante el segundo trimestre de 2022.

De acuerdo a los datos del Consejo de Notariado, recogidos por Ineca, hacerse con una vivienda en la provincia es un 8,1% más caro que durante el mismo periodo del año pasado. Eso sí, dependiendo de la zona, principalmente en la costa, el precio ascenderá, alcanzando incluso cifras desorbitadas.

La provincia sigue siendo un atractivo a nivel nacional e internacional y el sector de la compraventa de viviendas, con un crecimiento importante y sostenido, se sitúa como uno de los grandes motores de la economía alicantina, que atraviesa unos momentos delicados.