Borrar
Los agentes de policía accediendo a uno de los pisos donde las mujeres eran obligadas a prostituirse. TA
Liberadas diez mujeres en Elche que eran obligadas a prostituirse en turnos de 24 horas

Liberadas diez mujeres en Elche que eran obligadas a prostituirse en turnos de 24 horas

Las víctimas sufrían un régimen de semi-esclavitud, ya que no les permitía ni siquiera salir a la calle | Ocho personas han sido detenidas en el marco de la operación

Todo Alicante

Alicante

Jueves, 23 de mayo 2024, 10:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal que operaba en Elche, y que explotaba sexualmente a mujeres de origen sudamericano en situación de vulnerabilidad. El operativo ha culminado con la detención de ocho personas y la liberación de una decena de mujeres, que eran obligadas a prostituirse en condiciones de semi-esclavitud. Esto último incluía acceder a peticiones sexuales de manera ininterrumpida y sin poder salir a la calle.

Los agentes han efectuado de cinco entradas y registros, tres de ellas en prostíbulos, con el resultado de ocho personas detenidas y la liberación de diez víctimas. Además han sido intervenidos 54.000 euros, diversa cantidad de sustancias estupefacientes y abundante documentación relacionada con los delitos investigados.

La principal investigada, responsable de la organización criminal, organizaba y dirigía de manera estable y de forma jerarquizada el reparto de tareas entre el resto de integrantes. Actuaban a modo de «call center» ejerciendo un control absoluto sobre los prostíbulos donde las mujeres eran explotadas sexualmente.

Los proxenetas actuaban a modo de 'call center', ejerciendo como mediadores para contratar los servicios sexuales de las mujeres

Fruto de las gestiones practicadas a lo largo de toda la investigación, los agentes pudieron localizar un total de tres prostíbulos en la ciudad de Elche que eran controlados por este grupo criminal, que hacía de mediadores para contratar los servicios sexuales de las mujeres que eran explotadas por la organización.

Una vez estudiada la estructura de la organización criminal se pudo determinar que sus integrantes estarían actuando desde hace, al menos, cuatro años, si bien la principal investigada y líder de la misma poseía una trayectoria delictiva de más de 20 años, contando con numerosos antecedentes por delitos relativos a la prostitución, convirtiendo la explotación de mujeres sudamericanas en su modo de vida.

Esta trayectoria profesional le había ofrecido tal grado de profesionalidad y especialización en la materia que, incluso, había creado un entramado empresarial con la finalidad de dar apariencia legal a sus ilícitas actividades y, por lo tanto otorgarles de mayor opacidad para dificultar una posible investigación policial.

Régimen de «semi-esclavitud»

La referida organización contaba con una gran infraestructura que le permitía controlar hasta cuatro pisos/chalets prostíbulos, estando localizados la mayoría de ellos en Elche. En uno solo de estos pisos-prostíbulos generaba más de 150.000 euros al mes, lo que les permitía llevar un alto nivel de vida tanto por las viviendas de lujo en las que residían como en los vehículos de alta gama que conducían.

Diferentes imágenes del operativo policial. TA
Imagen principal - Diferentes imágenes del operativo policial.
Imagen secundaria 1 - Diferentes imágenes del operativo policial.
Imagen secundaria 2 - Diferentes imágenes del operativo policial.

Por su parte las víctimas ejercían la prostitución en condiciones deplorables de absoluta explotación, en un régimen de semi-esclavitud, ya que debían estar disponibles en todo momento para los clientes en turnos de 24 horas durante los 7 días de la semana y además ni tan siquiera disponían de libertad para salir a la vía pública.

Además, la organización contaba con unas férreas medidas de seguridad y control sobre las mujeres, debiendo convivir todas ellas hacinadas en condiciones de insalubridad, no disponiendo de lugares donde debían permanecer el resto del tiempo mientras no prestaban servicios sexuales, ni tan siquiera ventanas, llegando incluso a ejercer castigos sobre las mujeres que consistían en dejarlas varios días sin apenas comer, únicamente alimentándose de agua y algunos trozos de pan.

Registros en Carrús y Altabix

En total se realizaron cinco entradas y registros en la localidad de Elche, tres de las cuales eran pisos/prostíbulos ubicados dos de ellos en el barrio de Carrús y el tercero en el barrio de Altabix, llevándose a cabo la localización y liberación de diez mujeres explotadas sexualmente y la detención de ocho personas por delitos relativos a la prostitución, tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y trata de seres humanos.

Los detenidos son cinco mujeres y tres hombres, de nacionalidad francesa, venezolana, colombiana y ecuatoriana, de entre 21 y 65 años de edad

Además, en los registros practicados se intervino abundante documentación relacionada con los delitos investigados como libretas de contabilidad de los servicios realizados por las víctimas o agendas telefónicas, distintas cantidades de sustancias estupefacientes, 54.000 euros en efectivo, así como diverso material informático, terminales móviles y dos vehículos de alta gama. Además se han bloqueado activos inmobiliarios por valor de más de un millón de euros, propiedad de la líder de la organización.

Los detenidos, a los que se les imputa delitos como Trata De Seres Humanos con fines de explotación sexual, relativos a la prostitución, contra la salud pública (tráfico de drogas) y pertenencia a organización Criminal, cinco mujeres y tres hombres, de nacionalidad francesa, venezolana, colombiana y ecuatoriana, de entre 21 y 65 años de edad, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de la localidad de Elche, decretándose el ingreso en prisión de cuatro de los detenidos, entre ellos la principal responsable de la organización criminal.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios