Las belleas del foc 2023, Belén Mora e Inés Llavador, inauguran la conversaciones por TodoAlicante en La Explanada. / shootori

Conversaciones por TodoAlicante

Alicantinas unidas por el fuego

Belén Mora e Inés Llavador desvelan su amor por la fiesta, además de conocerse en profundidad la una a la otra | «Tu tía me ha escrito y están orgullosos de ti», es una de las confesiones que se hacen las belleas del foc de Alicante 2023

Adrián Mazón
ADRIÁN MAZÓN Alicante

Son muchos los momentos que pasan juntas de cara al público, en un sinfín de actos que comparten siempre con una sonrisa de ilusión que les es difícil de arrebatar. Y es que representar a una fiesta casi centenaria, como son las Hogueras de San Juan, es una sensación «indescriptible», reconoce la bellea del foc de Alicante 2023, Belén Mora. Igual que lo es compartir agenda y trayecto durante todo un año con su nueva compañera - e inseparable amiga desde el pasado 12 de noviembre -, Inés Llavador.

Y es que la elección de la bellea del foc de Alicante es uno de los momentos más «intensos» - describe la pequeña - que puede vivir una mujer de ojos de fuego. Sentimientos de alegría, emoción e, incluso, susto y sorpresa, son los que invadieron los corazones de estas alicantinas que desde ese momento han empezado a conocerse en profundidad.

Para ponérselo más fácil, TodoAlicante ha salido a pasear con ellas por La Explanada de España, un emblemático emplazamiento de la ciudad - rematado por una gigante bola de Navidad encendida por ellas este viernes - que se abre al paso de las belleas del foc por su largo recorrido de teselas. Millones de piedras que dibujan el mosaico idiosincrático de Alicante a partir de los colores que representan a 'la millor terra del món': el negro marquina, el crema marfil y el rojo Alicante.

Este último, un tono que esta semana, así como todas y cada una de las que quedan hasta llegar al 24 de junio, viste sus corazones. Eso sí, nunca podrán dejar de lado el azul, su color favorito. Un gusto común que han descubierto gracias al tinte de sus faldas. Ese pequeño, y efímero detalle, es la pista que Mora facilita a su bellea del foc infantil a la hora de preguntar por sus gustos.

Inés y Belén charlan en el paseo de La Explanada. / shootori

«Piensa en mi falda, no sé si te acordarás», le pide recordar antes de recibir una respuesta - cargada de ímpetu - más que acertada. Un mismo rito que Belén utiliza para sorprender a esta niña de once años. «Y el tuyo puede ser que fuera… azul, verde y amarillo», los bordados de la falda de novia alicantina con la que Inés Llavador cantó el himno de Alicante frente a casi 6.000 foguerers y barraquers.

En su caso, para gustos, los colores. Una frase a la que ambas han logrado reconvertir su significado, pues además de los segundos, también comparten aficiones como bailar. «Me gustan muchos (tipos de danza), no sabría decidirme por uno. Veo un baile y digo, ¡anda!, qué chulo, qué bonito y lo intento hacer», narra Llavador a su homóloga, una experta en el arte del balé con 20 años de experiencia en la materia que ofrece a su pequeña compañera «dar clases» porque - con gesto escondido y mejillas sonrojadas Inés le confiesa que - «hace mucho que no lo practico».

Raíces

Los astros se alinearon a mitad de noviembre para crear un tándem de auténticas alicantinas sobradamente capaz de representar la mayor de sus pasiones. Y es que nacieron en la fiesta, en la de verdad, la de barrio. Sus distritos representan la verdadera esencia de las Hogueras. Santa Isabel en el caso de Inés y Nou Alipark en el de Belén. Dos comisiones que llevan por bandera el esfuerzo de sus foguerers para disfrutar año tras año de la música, la 'plantà', los desfiles, las 'despertàs' y de las flamantes llamas que surgen de los monumentos en la noche de San Juan.

Este sentimiento de pertenencia a una hoguera de las de toda la vida es «muy importante y especial», comenta la representante de Santa Isabel. «Es tu hoguera y ninguna más», reivindica a la vez que afirma sentirse «súper ilusionada y orgullosa de formar parte». Algo que también es recíproco, pues Belén le confiesa que «tu tía me ha escrito y están súper orgullosos. Igual que tú de hoguera, ellos de ti».

Las belleas del foc agarran sus manos durante la conversación. / shootori

Sentada en un banco frente a su bellea del foc adulta, cuyo reflejo se marca en su mirada, y una sonrisa de oreja a oreja, Inés atisba a contarle uno de sus mayores secretos. «Mi familia es de fuego». Literalmente. Las Llavador - alicantinas de pura cepa - cuentan con un linaje de fuego que se ha transmitido de generación en generación. «Mi tia fue bellea del foc, mi prima dama y yo ahora bellea infantil», expresa emocionada.

Un cargo de honor que les ha otorgado el privilegio de escribir su nombre con tinta de fuego y oro en el libro de la historia de las Hogueras, además de disfrutar de momentos en los que el calor de toda una ciudad logró arroparlas. Así ocurrió tras su elección, cuando salieron al escenario para cantar junto a 5.900 barraquers y foguerers el himno de su ciudad. «Me salió una sonrisa de oreja a oreja porque me sentía en familia al ver toda la plaza de Toros iluminada con los nombres de mis compañeras, la gente aplaudiendo y cantando», recuerda Belén mientras Inés piensa en ese mismo instante agarrada a su mano.

Un sueño que perduró en los siguientes días. No hizo falta que se pellizcasen la mejilla para saber que todo lo que habían vivido apenas 48 horas atrás era verdad. Y es que su gente estaba ahí para recordárselo. «Tenía el iPad del colegio lleno de conversaciones de amigos, profesores y familiares dándome la enhorabuena», comenta Inés a la vez que Belén es capaz de asombrarla con la cifra de avisos que tenía en su teléfono. «Más de 700 notificaciones» a las que «me he puesto a contestar y ponerme al día».

Disfrutar juntas de las Hogueras

Belén Mora e Inés Llavador son las primeras belleas en vivir un nuevo calendario, de forma oficial y en un año que vuelve a la normalidad. «El cambio es bueno», defiende la pequeña y también lo corrobora su compañera: «nos va a dar tiempo a conocernos más, a tener más confianza y que los días de Hogueras sean más chulos e intensos». Una vivencia que están deseosas de sentir y disfrutar. «Vamos a tener más experiencia» para representar a la fiesta en sus días grandes, dice muy emocionada Llavador, a lo que Mora le asegura que «seremos más cómplices», sobre todo, a la hora de gritar juntas eso de 'senyor pirotècnic, pot començar la mascletà'.

Belén Mora sonríe mientras Inés Llavador le describe su amor por las Hogueras, / shootori

Queda bastante para junio de 2023, pero ambas ya han conocido - de primera mano - la hoguera que prenderán en la plaza del Ayuntamiento. Ha sido en forma de maqueta, a una escala en la que no se aprecian todos los detalles, pero que ha sabido «impresionarme». Es el caso de Belén, que encenderá la mecha de la traca que ilumine a 'Geoda', el monumento que construirá el artista Pedro Espadero. «Me pareció un homenaje a Alicante después de todo lo que hemos pasado, un resurgir» como le detalló el artista alicantino. «Me encantó», le cuenta a la bellea del foc infantil.

Sobre 'D'Alacant al món', la hoguera infantil que construirá el también alicantino Sergio Gómez, la pequeña solo puede decir que «me pareció muy bonita». Inés conoció, igual que Belén, el proyecto del monumento junto al resto de candidatas que optaron al título de bellea del foc de Alicante. Pero con una diferencia, la pequeña juega con ventaja al descubrir que «la mía tiene un secreto, hay que buscarlo por si no te das cuenta», un pequeño detalle que le pareció «muy curioso y a la vez muy chulo» y que, una vez plantada, Inés Llavador y sus dames d'honor «vamos a dejaros que intentéis adivinarlo. Si no lo encontráis os lo diremos nosotras».

Un reto que Belén acepta en nombre propio como bellea del foc de Alicante y también en el de su corte. «Haremos un juego y así nos lo pasaremos bien seguro», a lo que Inés emocionada le propone que haya una recompensa. «Quien lo encuentre se lleva un premio». A pesar de que todavía no son conscientes - o tal vez sí - de que la mayor de las fortunas es el buen equipo que han formado gracias al cariño que se tienen la una a la otra.