Borrar
Marc Márquez, por delante de Maverick Viñales en el circuito de Le Mans. AFP
Vuelve Márquez en estado puro
GP de Francia

Vuelve Márquez en estado puro

El día de su reaparición en la pista, el piloto español sufrió dos caídas, pero terminó la jornada siendo la mejor Honda y la única que se clasificó directa para la Q2

Jesús Gutiérrez

Viernes, 12 de mayo 2023, 18:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Comenzaba la jornada en el circuito de Le Mans y todos los focos estaban puestos en el box del Repsol Honda, donde regresaba Marc Márquez después de perderse las últimas tres carreras. A eso de las 10:45 de la mañana el semáforo del 'pit lane' se ponía en verde y el de Cervera no perdía ni un segundo. Sus mecánicos le arrancaban la Honda y volvía a subirse a su MotoGP tras un mes y medio en el dique seco. Siete vueltas y doce minutos después sufría su primera caída del día, que después calificaría de «prescindible».

Ese entrenamiento de la mañana lo terminaría completando sin más percances y con el duodécimo mejor registro. Ya en la sesión vespertina el español trabajó en un nuevo chasis que ha desarrollado Honda en consonancia con la pequeña fábrica alemana de Kalex, que es el suministrador de la mayor parte de los chasis de las Moto2. Esta vez se lo tomó con más calma, ya que su principal objetivo era recuperar sensaciones sobre su moto y comparar ambos chasis; al menos durante los primeros cincuenta minutos de los sesenta que duraban estos entrenamientos. En los últimos diez minutos tocaba pasar por el box, montar neumático nuevo blando y lanzarse a buscar un tiempo entre los diez mejores, que le asegurase su paso directo a la Q2.

En este escenario el piloto catalán también tenía un plan. Encontrar una rueda de un piloto rápido y tratar de seguir su ritmo. No encontró muchos 'amigos' que le ofrecieran rueda, así que se buscó la vida y se situó a la estela de la Ducati de Jorge Martín. Con el primer giro ya se había asegurado su tiempo en el top 10 (octavo) pero, inconformista como casi siempre, Márquez estiró los límites de la Honda en los instantes finales hasta que se fue al suelo. Esta caída la calificaría como «inevitable» cuando toca apretar con la Honda.

«Si he vuelto es porque estoy listo para pilotar, listo para apretar, listo para trabajar para el equipo. Y trabajar para el equipo es llevar la moto al límite. Podría aceptar un bajón, o ser medio segundo más lento como las otras Honda y estar fuera de la Q2. Pero ese no es mi estilo. Mi estilo es apretar», destacó. Las dos caídas, tanto la «prescindible» como la «inevitable», demuestran que Márquez está recuperado de su última lo que le falta a su Honda, que está en franca desventaja con la competencia.

Miller alarga el estado de gracia de KTM

Mientras Márquez arriesgaba para clasificarse directo para la Q2, el dominador del viernes en Le Mans era Jack Miller, que lideró los dos entrenamientos y mantiene en su nube a KTM después del doble podio de Jerez. El australiano se impuso a Aleix Espargaró, segundo, que se sobrepuso a otra caída y a un problema técnico con su Aprilia en la segunda sesión. Su compañero de marca, Maverick Viñales, también cumplió el viernes con sexto tiempo mejor registro del día.

En ese top 10 que daba acceso directo a la Q2, además de la Honda de Márquez, se clasificaron las dos KTM, las dos Aprilia y cinco Ducati. Entre ellas, las de los españoles Jorge Martín (cuarto) y Álex Márquez (décimo), y la del actual líder de MotoGP, Pecco Bagnaia (noveno), que pasó en los minutos finales y con más problema de lo habitual. Entre los que se dejaron los deberes por hacer al sábado por la mañana, los otros dos pilotos de Honda, Joan Mir y Álex Rins. Y también el ídolo francés, Fabio Quartararo, duodécimo, y que no tuvo ningún recelo en reconocer que se encontraba en su «peor momento en Yamaha». Todos ellos buscarán su sitio en la Q2 a través de la repesca de la Q1, en la que solo hay sitio para dos.

La lucha por la pole será el primer gran foco de atención en el programa del GP de Francia. Empezará a las 10:50 de la mañana; y definirá las parrillas tanto de la carrera sprint del sábado por la tarde (desde las 15:00 horas) como de la carrera larga del domingo. También se disputarán los entrenamientos clasificatorios de las categorías pequeñas, que en el primer día de Le Mans lideraron Jaume Masià en Moto3 y Sam Lowes en Moto2.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios