Borrar
Niedziela Raluy a las puertas del circo de su familia durante el montaje en Alicante. MIRIAM GIL ALBERT
El Circo Raluy Legacy, la joya histórica que llega sobre ruedas a Alicante

El Circo Raluy Legacy, la joya histórica que llega sobre ruedas a Alicante

La carpa que ha criado a cinco generaciones de circenses asciende por primera vez al cielo de la ciudad con su espectáculo 'In art we trust'

Adrián Mazón

Alicante

Jueves, 8 de febrero 2024, 07:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Había una vez un hombre, Francisco, que recorría las plazas de las aldeas del noreste de España con un oso y una cabra. ¿De dónde sacó esos animales? Dicha pregunta sigue siendo todavía una incógnita, pero estos junto a su destreza con los malabares le permitieron ganarse la vida a principios del siglo pasado. Fue en 1911 cuando vio nacer a Luis, su primogénito, quien cambió para siempre la vida de la familia Raluy.

Fueron las narraciones de Francisco sobre su vida como saltimbanqui las que gestaron la pasión de su hijo por el circo. Embriagado por aquellas historietas, decidió continuar con los pasos de su padre. Durante su juventud recorrió Europa para aprender y mejorar la disciplina circense, hasta el punto de llegar a construir un cañón del que, en numerosas ocasiones, salió disparado como hombre bala.

Así, la pasión de los Raluy por las artes circenses fue pasando de generación en generación más allá de la destreza innata. Esta familia que, con Luis y sus hermanos se fue extendiendo a hijos, nietos, bisnietos y tataranietos (de Francisco, en este último caso) vio claro el objetivo y fundó el Circo Raluy. Todo ello gracias a que Luis Raluy «apostó por hacer cosas más espectaculares», menciona su bisnieta y quinta generación de artistas, Niedziela Raluy.

Espectáulo 'In art we trust'. CIRCO RALUY LEGACY
Imagen principal - Espectáulo 'In art we trust'.
Imagen secundaria 1 - Espectáulo 'In art we trust'.
Imagen secundaria 2 - Espectáulo 'In art we trust'.

Es ella quien presume de formar parte de este legado -pues así lo refleja el actual nombre Circo Raluy Legacy- entre las tripas de su carpa, la cual ha comenzado a tomar forma, por primera vez, en Alicante y ya copa el cielo del solar de la avenida Doctor Rico, donde este viernes arrancará su espectáculo 'In art we trust' hasta el próximo 10 de marzo.

Sus padres, su hermana y la misma Niedziela, descendientes de Francisco y Luis Raluy, pisaron la ciudad Alicante el pasado lunes. Con ellos llegaron también las 50 personas que les acompañan en cada de una de sus funciones, tras concluir sus espectáculos en Valencia. Este trayecto entre las dos provincias que suele durar una hora y media, se convirtió «en casi seis», pues sus más de 100 años de historia viajan también con la familia.

Niedziela Raluy muestra en Alicante los detalles de las caravanas de este circo-museo. MIRIAM GIL ALBERT
Imagen principal - Niedziela Raluy muestra en Alicante los detalles de las caravanas de este circo-museo.
Imagen secundaria 1 - Niedziela Raluy muestra en Alicante los detalles de las caravanas de este circo-museo.
Imagen secundaria 2 - Niedziela Raluy muestra en Alicante los detalles de las caravanas de este circo-museo.

Y, claro, estos pesan. Sobre todo si van en los engranajes de multitud de caravanas de madera, las cuales pertenecen a la familia desde el pasado siglo. Estas han llegado a Alicante sobre ruedas y, para el trayecto, necesitan tomarse su tiempo y su velocidad para circular. «Somos coleccionistas de caravanas antiguas» adquiridas por toda Europa, las cuales ornamentan y custodian la gran carpa de su circo -allá por donde van- convertido también, gracias a estos vehículos, en un «museo ambulante».

Entrada de acceso al Circo Raluy en Alicante, durante el montaje. MIRIAM GIL ALBERT

De inspirar películas a ganar el Oscar de los circos

Otra de las curiosidades del Circo Raluy es la inspiración que emite al mundo. La película 'Agua para elefantes' partió de la decoración y el ambiente de la familia Raluy, su carpa y sus caravanas para crear la esencia del film protagonizado por Robert Pattinson y Reese Witherspoon. A lo largo de la cinta se aprecian «caravanas muy parecidas, hicieron un 'research' antes» de la grabación con el foco puesto en el circo de esta familia. De hecho, para la presentación de la película en España «se desplazaron hasta Barcelona (momento donde estaban los Raluy en aquel entonces) para hacerla en nuestro circo». Y es que, además de ser inspiración para el séptimo arte, también lo es para el sector circense. «Hemos sido premiados con el Big Top Label, el Oscar de los circos hace apenas un mes», siendo el único español que cuenta con este distintivo internacional que resalta su calidad y su excelencia.

Este es el secreto del Circo Raluy Legacy. Una vez se cruzan sus puertas y, antes de la función, todos los visitantes pueden hacer «una ruta visitando las caravanas» e, incluso, pueden acceder a algunas de ellas como es el caso de la cafetería, el resto son sus viviendas. «Es un circo de cuento», confiesa Niedziela Raluy, capaz de transportar a los espectadores al esplendor de la Europa circense y a la esencia de su familia, la cual comparte pista con artistas procedentes de todo el mundo.

Niedziela Raluy entre las tripas del circo, durante el montaje de la carpa en Alicante.
Niedziela Raluy entre las tripas del circo, durante el montaje de la carpa en Alicante. MIRIAM GIL ALBERT

«Contamos con artistas de Colombia que se juegan la vida cada día en directo, también de Mongolia, de Brasil…», comienza a enumerar Raluy antes de poner el foco en su costurera, una artista ucraniana que elabora los «trajes increíbles» que conforman los vestuarios de todos ellos. Esta simbiosis entre trapecistas, acróbatas, malabaristas, equilibristas, payasos y mucho más hace que el público salga de la carpa diciendo eso de «no me esperaba lo que he visto», incide.

«Hay muchos tipos de circo, pero como el Raluy ninguno» y para corroborar sus palabras anticipa algunos de los espectáculos que se darán cita durante las próximas cinco semanas en Alicante. Desde arriesgadas acrobacias a números poéticos, coreografías conjuntas a sesiones de trapecio volante y contorsión, todo ello desde «el buen gusto» y con toques de «humor actual» que provocan que este circo de más de 100 años, y una larga herencia familiar, sea capaz de «hacerte rejuvenecer».

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios