Borrar
Tiendas friki | Historietas de Alicante: un paseo por la ruta friki

Historietas de Alicante: un paseo por la ruta friki

La calle Serrano es el hogar del cine, los cómics y el manga en Alicante, numerosas tiendas se juntan en una senda ideal para coleccionistas y apasionados

Sábado, 21 de enero 2023, 07:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Hay un sendero en Alicante donde fantasía y ciencia ficción se juntan. Es posible encontrar a Batman codeándose con Gandalf o a Harry Potter hechizando a Terminator, mientras Predator acecha a su siguiente presa. Un sinfín de personajes que descansan en una calle de la ciudad, la de Serrano.

Conocida popularmente como «la calle de los frikis» varias tiendas de cómics, figuras de coleccionismo y cualquier producto que se te pueda ocurrir se ubican a ambos lados de las calles. Acostumbradas a vender historias ajenas, ellas también tienen las suyas propias, que se han entremezclado con las grandes películas y franquicias del pasado y presente. Un viaje a la fantasía y la ciencia ficción que nace en esta céntrica vía alicantina.

Capítulo I

Dónde todo empezó

La primera parada de esta ruta comienza en el precursor del movimiento en Alicante. Una fachada con capitulares de cómic y un sinfín de cómics, cartas y juegos de mesa expuestos a través de un cristal impoluto da la bienvenida junto con un mural de superman, Tintín y un 'Stormtrooper', todos juntos. Un preludio de lo que te encontrarás en Ateneo, donde la oferta de cómics es inmensa.

Abierta a finales de la década de los 80, es el tercer local de esta mítica tienda alicantina, que se ha ido mudando debido a que se le «quedaba pequeño», tal y como explican. Razón no les falta. Centenares de cómics se encuentran en lejas, expositores y paredes. Filas y filas de historias de todo tipo. «Tenemos de todo tipo, desde superhéroes hasta los clásicos, americanos o europeos», resaltan en Ateneo.

Agruadores temáticos de cómics de todo tipo Shootori

A tan solo unos pasos Iron Mann se disputa el poco espacio que hay con Batman y compañía. Tintín tiende puentes con Astérix y Obélix y Mafalda o Mortadelo y Filemón aguardan su turno en alguna de las lejas que empapelan los muros de la tienda. Los cómics e historias de siempre con las más actuales.

Y es que en Ateneo el presente se junta con el futuro. Clientes de todas las edades, aunque principalmente mayores, ojean los archivadores temáticos colocados en uno de los expositores del centro de la tienda, como si de una isla de historietas se tratase. «Tenemos clientes de todas las edades», explican en la tienda 'friki', quienes aseguran que «hay algunos que antes venían con sus padres y ahora vienen con sus hijos».

«Hay clientes que venían con sus padres y ahora vienen con sus hijos»

Ateneo

Precisamente ese espíritu de los locales de toda la vida, de los de barrio, se ha mantenido con el tiempo y ha hecho que Ateneo mezcle clientes nuevos con los clásicos. Una audiencia que ha ido reconduciendo su oferta con el paso de los años, junto con los competidores de la calle Serrano.

«Vendemos cada vez menos merchandising por que hay más competencia y otras tiendas más especializadas», subrayan en el local. Junto a los cómics, los juegos de mesa y las cartas son lo que «ahora se vende más». Decenas y decenas de estos pasatiempos copan uno de los rincones de esta mágica tienda que, tan solo cruzando la calle tiene a otra de las clásicas. Para que nos entendamos, una sería Marvel y, la otra DC (para gustos colores).

Capítulo II

Funkos y más funkos

A tan solo unos pasos, cruzando la calle, se encuentra el segundo local de la calle, un compañero de viaje de Ateneo. Una fachada púrpura con un 'sotrmtooper' del imperio da la bienvenida junto con un puñado de funkos, los pequeños cabezones de moda. Nada más pasar, Goku te reta con la mirada. A la izquierda cómics y más cómics, a la derecha, centenares de funkos, incontables para el ojo humano.

Hace más de 25 años que Comix-City abrió, aunque lo hizo en la calle Médico Pascual Fernández. La falta de espacio hizo que se mudase en 2012 a la acera que Serrano nombra. Nació bajo el nombre de la editorial Norma, pero la «ciudad de cómics» acabó años más tarde siendo su nombre.

Lejas de Funkos empapelan las paredes de Comix-City Shootori

«Tenemos secciones de todo tipo, manga, europeo, americano, novela gráfica...», enumera Mari, que conoce al dedillo todo de la tienda tras muchos años trabajando entre sus historietas de fantasía y ciencia ficción. Portadas de Spiderman se emplazan al lado de otras menos conocidas como 'Watchmen'.

La cantidad de explica quien explica que muchos de los clientes empezaron en una sección y se acabaron mudando «Mucha gente que empezó con el manga en nuestra tienda se ha pasado al americano y viceversa», relatan en Comix-Citiy, quienes cuentan que una de las cosas que se está vendiendo muy bien son «los libros de cocina japonesa».

Los Funkos son uno de los grandes reclamos de Comix-City

La variedad de sus cómics puede quedar empañada por la ingente cantidad de Funko POPs que hay. Cientos y cientos de estos simpáticos cabezudos van desde el suelo hasta la pared. Figuras del Señor de los Anillos, Star Wars, NBA, Marvel, Stranger Things o incluso de Queen. De cualquier licencia que uno se pueda imaginar.

«Las ventas de los funkos suelen ser constantes», explica Mari, quien atribuye las razones de su éxito a su popularidad y precio (14,99€ usualmente). «Suelen ser regalos recurrentes durante Navidades o en verano por ejemplo», explica la encargada de Comix-City. Una apuesta de la que carecen las demás tiendas de la zona, que tienen sus puntos fuertes a su vez. Bajando hacia Maisonnave se encuentra uno de los locales que hace del manga su caballo ganador.

Capítulo III

El callejón Diagón

Dos tiendas seguidas, en la misma acera que Comix-City, cuentan con el mismo nombre. Pero se visten diferente. Una de verde, la otra de azul. Una cara de un gato japonés acompaña el nombre de Kurogami junto con los personajes de Dragon Ball estampados a ambos lados de la fachada. En la azul, de nombre Fantasy, el mismo gato versión anime se viste con el clásico traje de mago de Mickey Mouse en Fantasía.

Toda una declaración de intenciones. La tienda original nació hace más de un lustro, mientras que la colindante tiene poco más de un año de vida. Un local lleno de figuras, libros y cualquier producto de coleccionismo de los dibujos japoneses. Una tienda que se les quedó pequeña y decidieron abrir otro local, pero este distinto.

Parte de la tienda dedicada exclusivamente a merchandising de Harry Potter Shootori

En Kurogami Fantasy tan solo se vende Harry Potter y Disney Clásico. Una figura enorme de Jack, de pesadilla antes de Navidad, se sienta al lado de la dependienta. Pasada la caja hay un pasillo con papel pintado que simula ladrillos y que lleva a la zona de Harry Potter. Un letrero marca el camino: callejón Diagón.

Precisamente esa es una de las mejores cosas del local, que te transporta al mundo. Figuras de Toy Story y las princesas Disney se reunen con otros muchos más productos de merchandising de la rama más clásica del estudio americano. Películas como Fantasía, la Bella Durmiente, el Rey Leon o Pinocho son algunos de los estampados de prendas de ropa, mochilas y bolsos.

Kurogami Fantasy tan solo vende productos de Harry Potter y Disney

Una tienda centrada exclusivamente en estas dos licencias cinematográficas. Unos productos que se complementan a la perfección con la útlima de las paradas de este tour. Esta, aun fuera de la calle, matiene a la perfección el espíritu de Serrano.

Capítulo IV

En una galaxia muy muy lejana

En el centro comercial Bulevar, a escasos metros de la callle Serrano se encuentra nuestra última parada. Uno de esos lugares que dejan con la boca abierta y, que más que una tienda, parece un museo. Una estatua de los Oscars recibe a los curiosos que se acercan a ver las figuras a tamaño real de Predator o de Azog, el orco blanco del Hobbit.

Dentro hay un sinfín de figuras, pósters, artículos de coleccionismo, incluso están las espadas de los protagonistas de Juego de Tronos y Narnia, justo al lado de un réplica de Han Solo congelado en carbonita, como si estuviese recién llegado del Imperio Contrata. «Nuestro productos se centran en el cine y series», explican en Cinema Paradiso, abierta en el año 96.

Entrada de la zona de outlet de Cinema Paradiso Shootori

«Vienen personas de todas las generaciones, jóvenes, gente que ya tiene hijos», afirman en la tienda especializada en el séptimo arte. La nostalgia es uno de los principales sentimientos que los clientes más veteranos tienen en esta tienda. Nostalgia por los clásicos de siempre que marcaron la infancia de los más cinéfilos.

«Figuras de R2D2 o merchandising de Hellboy», explican en Cinema Paradiso sobre algunos productos que se han venido bien en el último mes. «Stranger Things y Pokemos también están teniendo bastante demanda», aseguran, aunque su gran baluarte es, claramente, una saga que atraviesa varias generaciones y que tiene su gran hueco en la tienda.

Réplica de Han Solo congelado en carbonita Shootori

Figuras exclusivas y limitadas de Star Wars se exponen en las lejas del fondo de la tienda, que en las paredes tiene remates que recuerdan a los pasillos de un destructor espacial o de la estrella de la muerte. De hecho, en su web tienen una sección dedicada única y exclusivamente a la Guerra de las Galaxias.

La afamada saga creada por George Lucas es una de las principales apuestas de esta tienda que organizó hace años un evento en el Castillo de Santa Bárbara. Una gincana en la que las dependencias de la fortaleza se ambientaron en míticos puntos de la película, como el palacio de Jabba.

El espacio se les hizo pequeño y en 2018 decidieron abrir un outlet. «Ese local de enfrente es una zona con productos rebajados», remarcan desde Cinema Paradiso, que sigue siendo el gran rey del séptimo arte en Alicante y un lugar de culto para todos aquellos cinéfilos que busquen saciar la nostalgia.

Aquí se acaba nuestra pequeña ruta por la ruta de los 'frikis'. Un paseo cargado de ciencia ficción, fantasía, nosalgia y, sobre todo, pasión. Locales que han convertido una pequeña calle de Alicante en el corazón de la ciudad de cine, series y cómics. Una ruta imprescindible para cinéfilos y amantes del mundillo. Allí podrán conocer a sus personajes favoritos y viajar a sus famosos e increíbles mundos.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios