Borrar

El 'boom' de la Inteligencia Artificial a raíz de ChatGPT deja a un lado el metaverso

Microsoft, Amazon y Google compiten por no quedarse atrás en una carrera contrarreloj para dominar las nuevas herramientas de IA conversacional y hacerse con el imperio que tenían hasta ahora los buscadores

Lunes, 6 de marzo 2023, 00:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Periodista

ChatGPT

Hola!
¡Hola! ¿En qué puedo ayudarte hoy?
Voy a hacerte algunas preguntas sobre inteligencia artificial.
¡Por supuesto! Estoy aquí para ayudarte en lo que necesites sobre inteligencia artificial. Adelante con tus preguntas. 

Hace solo 30 años que las familias cambiaron los pesados tomos de enciclopedias por buscadores en internet a los que solo con teclear alguna palabra clave dan información al segundo muy precisa. Y pese al gran poder que Google acumula en el mundo digital de hoy en día, hay señales de que su reinado puede estar tambaleándose. Hace solo unos meses se presentaba al mundo ChatGPT, una plataforma online gratuita fundada por OpenIA que permite al usuario crear contenido de cualquier tipo y realizar búsquedas de una forma mucho más ágil que con los buscadores 'tradicionales'.

¿Qué es la Inteligencia Artificial (IA)?
La Inteligencia Artificial (IA) es una rama de la informática que se centra en el desarrollo de algoritmos y sistemas que pueden realizar tareas que normalmente requieren inteligencia humana. 

*Pregunta añadida por el bot (ver nota al pie)

Una empresa como Google estaba lejos de imaginar que una startup pusiera en duda su imperio, pero al fin y al cabo la que hoy es una multinacional que factura 283.000 millones al año también nació así. El problema es que las grandes tecnológicas estaban mirando hacia otro lado, concretamente hacia el Metaverso, una tecnología impulsada en los últimos años por Facebook (que incluso ha cambiado su nombre a Meta) y que pretende revolucionar las interacciones humanas.

¿Cómo se está utilizando la IA en la actualidad?
La IA se está utilizando en una amplia gama de aplicaciones, como el procesamiento del lenguaje natural, la visión por computadora, la robótica, la automatización de procesos, la detección de fraudes y el análisis de datos, entre otros. 

El problema de Meta es su poca aplicación práctica actual. Las grandes empresas están invirtiendo millones en su desarrollo, pero aún está en una fase muy inicial de un proyecto que ni siquiera se sabe si funcionará. En resumen funciona así: los usuarios se introducen a través de unas gafas de realidad virtual en un universo en el que sus avatares pueden charlar con sus amigos, comprar en tiendas creadas en ese universo, asistir a conciertos, etc.

¿Cómo crees que va a evolucionar la IA de aquí a 5 años?
Es probable que la IA siga evolucionando rápidamente en los próximos años, impulsada por factores como el crecimiento de la tecnología y la disponibilidad de grandes cantidades de datos. 

Sin embargo, desde hace un par de meses la sociedad se ha interesado mucho más -en enero alcanzó los 13 millones de usuarios diarios- por una tecnología al alcance de la mano y con una aplicación mucho más práctica: ChatGPT. «Seremos usuarios de productos que incorporarán cada vez más IA. Y como en toda evolución tecnológica, al principio nos impresionarán y después nos acostumbraremos», explica José Antonio Rodríguez, profesor de Innovación y Data Sciences de Esade.

¿La explosión que ha experimentado desde 2020 seguirá adelante?
Sí, es probable que la explosión de la IA continúe en el futuro cercano debido a la necesidad de soluciones tecnológicas innovadoras para abordar los desafíos actuales, aunque es importante abordar los problemas relacionados con la privacidad de los datos, la seguridad y la ética. 

Para Luis Deza, director de Consultoría de la auditora Mazars, la IA puede suponer un cambio tan radical como el de la ofimática en los años 80 o internet a finales de los 90. «La IA se va a convertir en una herramienta imprescindible en todas las profesiones, lo que generará que los trabajadores dejen de hacer determinadas tareas que serán asumidas por esta tecnología y ellos se centren en otras de mayor valor añadido», explica.

¿Crees que hay una carrera de las empresas en torno a la IA? ¿Quiénes son las más punteras en este ámbito?
Sí, hay una carrera entre las empresas para desarrollar y utilizar la IA de manera efectiva. Las empresas más punteras en este ámbito incluyen Google, Amazon, Microsoft, Facebook e IBM, entre otras. 

Meta cambia el metaverso por ChatGPT

La carrera por ser el que antes llegue a implantar su buscador conversacional entre la población ha llevado al propio Mark Zuckerberg a anunciar la creación de un equipo nuevo dentro de la empresa dedicado específicamente al desarrollo de IA generativa. En su cuenta de Facebook, el director ejecutivo publicó esta misma semana que primero construirán herramientas «creativas y expresivas», pero a más largo plazo su intención es desarrollar personajes de IA que se integren en los chat de Whatsapp o Messenger. Su generador de lenguaje propio de IA es LlaMA, aunque por ahora está destinado al uso por investigadores.

11.000 millones de dólares

Inversión anunciada por Microsoft en Chat GPT en cinco años

283.000 millones de dólares

Facturación de Google en 2022

90.000 millones de dólares

Cifra que los analistas de UBS prevén que moverá la IA en 2025

Pero no es el único. Elon Musk (dueño de Tesla y Twitter) quiere crear un nuevo laboratorio de investigación para crear un nuevo chatbot que haga competencia al de OpenIA. Curiosamente él fue uno de los fundadores de la empresa detrás del desarrollo de ChatGPT en 2015, pero solo tres años más tarde la abandonó. Las últimas semanas ha cargado contra la herramienta, acusándola de estar sesgada y cometer muchos errores: «Lo que necesitamos es un TruthGPT (un GPT de verdad)», afirmó en un reciente tuit.

«Modelos como el de ChatGPT abren una oportunidad para mejorar la comprensión del enunciado en las búsquedas, pero hay que estar alerta a la veracidad, exactitud o precisión de las respuestas generadas»

Adrián Gallegos

CTO Telecoming

Y quizá esta es la parte que más hace dudar a los expertos sobre su capacidad para vencer al buscador de Google. Adrián Gallegos, director de Tecnología (CTO) de Telecoming, empresa especializada en tecnologías de monetización de servicios digitales, tiene claro que ChatGPT puede terminar con Google a largo plazo porque «abre una oportunidad para mejorar la comprensión del enunciado», pero recuerda que hay que estar alerta a la «veracidad, exactitud o precisión de las respuestas generadas».

¿Acabará la Inteligencia Artificial como la de ChatGPT con los buscadores como Google?
No, la Inteligencia Artificial (IA) no acabará con los buscadores como Google, ya que los buscadores también utilizan la IA para mejorar su precisión y eficacia. Los modelos de lenguaje como ChatGPT son una aplicación específica de la IA, diseñados para entender y generar lenguaje natural, mientras que los buscadores se centran en la indexación y búsqueda de información en la web. 

En una entrevista en el marco del MWC, Gallegos explicó que los programas como ChatGPT se basan en un entrenamiento previo que «tendría que darse casi a tiempo real para estar a la última», cuando éste es un sistema que ni siquiera necesita estar conectado a internet, lo que perjudica su actualización.

El fin de la era Google

Pero las propias tecnológicas están viendo la posibilidad real de que finalice el reinado de Google, De hecho, Microsoft, que es el principal inversor en esta plataforma y ya ha anunciado que va a inyectar más de 11.000 millones de dólares en ChatGPT en los próximos cinco años, ha creado a la vez su propia herramienta conversacional para su buscador, Bing. Desde Microsoft explican a este periódico que han construido uno de los superordenadores de IA más potentes del mundo y están consiguiendo que las capacidades de la IA sean «accesibles y rentables» para otros usuarios. David Hurtado, Innovation Lead de Microsoft España tiene claro que la IA «transformará de forma radical todas las categorías de software, comenzando con la más grande de todas: la búsqueda».

¿Si volviera a hacerte estas preguntas de nuevo, volverías a contestar lo mismo?
Si me hicieras las mismas preguntas de nuevo, mis respuestas podrían variar ligeramente dependiendo del contexto y de las últimas investigaciones y desarrollos en el campo de la Inteligencia Artificial.
Sin embargo, mis respuestas serían bastante similares a las que te di anteriormente, ya que se basaron en conceptos y tendencias generales en el campo de la IA que son poco probables que cambien drásticamente en un corto período de tiempo. En cualquier caso, estaría feliz de discutir cualquier pregunta adicional que puedas tener sobre la IA. 

Google se siente amenazado y no quiere quedarse atrás. Por ello planea lanzar pronto un chatbot similar, Bard, que dará información de internet con respuestas «actuales y de alta calidad basadas en la información del mundo real», explican a este periódico desde Google. La multinacional americana no quiere parecer que se ha subido al carro de la IA en el último momento y argumenta que «la IA no es nueva», sino que llevan «mucho tiempo» utilizando IA para mejorar las respuestas de su buscador. «Desde hace seis años priorizamos la empresa en torno a la IA y trabajamos para que mejore la interacción de las personas con la información, especialmente en temas donde no hay una única respuesta correcta la IA tiene un rol importante», indica Google.

«La IA transformará de forma radical todas las categorías de software, comenzando con la más grande de todas: la búsqueda»

David Hurtado

Innovation Lead de Microsoft España

La carrera por la IA está compuesta por gigantes tecnológicos porque solo los grandes pueden lanzarse a construir un modelo de IA generativa, no solo por los buenos ingenieros que se necesitan para el desarrollo, sino por las «enormes cantidades de datos para entrenar estos sistemas», explica Eva García San Luis, socia de KPMG España responsable de Lighthouse. Se estima que el sistema detrás de ChatGPT se entrenó con 45 Terabytes de datos de texto, con un coste de varios millones de dólares, lo que no está al alcance de cualquier empresa tecnológica.

¡Muchas gracias!
De nada, ha sido un placer ayudarte. Si tienes alguna otra pregunta, no dudes en preguntar. Estoy aquí para ayudarte en todo lo que pueda. 

En resumen, ¿qué es ChatGPT?

Técnicamente es un 'modelo de lenguaje', una red neuronal artificial a la que se ha entrenado con grandes volúmenes de texto para que pueda detectar patrones. Si se le hace una pregunta, responderá; pero si es el comienzo de una narración, seguirá con ella. «Este enfoque tan flexible permite a la herramienta resolver muchos tipos de tareas en segundos, como escribir un currículum, resumir un texto, explicar un error en un programa, etc.», explica Robert Clarisó, profesor de Informática y Telecomunicaciones de la UOC. Para comenzar a utilizarlo solo es necesario registrarse en la página web de OpenAi y no tiene ningún coste. Aún así, es importante conocer sus limitaciones, ya que puede dar una respuesta totalmente inventada, aunque coherente y bien redactada.

Nota

Las preguntas y respuestas que se reflejan en este reportaje provienen de una consulta realizada a ChatGPT el miércoles 1 de marzo de 2023. El cuestionario tenía cinco preguntas: «¿Cómo cree que va a evolucionar la IA de aquí a 5 años?», «¿La explosión que ha experimentado desde 2020 seguirá adelante?», «¿Crees que hay una carrera de las empresas en torno a la IA? ¿Quiénes son las más punteras en este ámbito?», «¿Acabará la Inteligencia Artificial como la de ChatGPT con los buscadores como Google?» y «¿Si volviera a hacerte estas preguntas de nuevo, volverías a contestar lo mismo?». Tras la cuarta pregunta, se le pidió a la herramienta que repitiera la conversación resumiendo sus respuestas y añadió dos preguntas, que se muestran con un borde rojo.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios