Borrar
Vecinos y amigos se concentran este martes en la Plaza Mayor de Manresa. EFE
La jueza envía a prisión al hombre acusado de matar a su novia embarazada en Manresa

La jueza envía a prisión al hombre acusado de matar a su novia embarazada en Manresa

La magistrada apunta a un homicidio causado por los celos del acusado: la víctima quería dejarle y volver con su ex

Cristian Reino

Miércoles, 17 de mayo 2023, 15:39

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La magistrada del juzgado de violencia sobre la mujer de Manresa (Barcelona) ha acordado este miércoles prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre que el lunes pasado fue detenido por matar a su pareja embarazada. El acusado, extranjero en situación irregular, ha pasado a disposición judicial y se ha acogido a su derecho a no declarar, según fuentes judiciales. La causa está abierta por un delito de homicidio consumado, según fuentes del TSJC. «Son varios los indicios que corroborarían que el detenido fue el autor de los hechos», apunta la magistrada en el auto dictado este miércoles.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el lunes al acusado. Vivía con su pareja en la población barcelonesa. La víctima, de nacionalidad española, estaba embarazada de cuatro meses. El crimen tuvo lugar el pasado 6 de mayo. Pero en un principio, el caso no fue investigado como violencia machista. El cuerpo sin vida de la joven apareció en un piso de la localidad barcelonesa, donde residían ambos. La víctima, de 31 años, no presentaba indicios de violencia externa y en un primer momento se apuntó a una muerte por causas naturales.

Los informes de la autopsia revelaron que fue víctima de un asesinato machista, estrangulada por el detenido. Según la jueza, se ha corroborado que es una persona «agresiva», que agredía de manera habitual a la víctima, que incluso había llegado a tenerla retenida en ocasiones para evitar que la gente viera las marcas de violencia que él le había provocado. Tenía además una actitud «celosa, controladora y posesiva». Todo apunta, afirma la magistrada, a que el móvil del homicidio fueron los celos. El acusado descubrió en el whatsapp de la víctima que quería dejarle para volver con su ex. Había mensajes en que le decía «te amo» o «cari».

La hipótesis es que el investigado la agredió dándole varios golpes (constan traumatismos en la cabeza y el abdomen) y finalmente la asfixió, poniendo fin a su vida. La tragedia empezó en una fiesta en un piso. Acudieron la víctima, el presunto agresor y el ex de la chica junto a otro amigo. Bebieron y consumieron cocaína. Según manifestaron los testigos, al presunto homicida no le pareció bien que la víctima estuviera en la fiesta pasándoselo bien y que coincidiera con su anterior pareja. Decidió llevarla a casa, donde la mató, y más tarde regresó al piso donde celebraban la fiesta. «Esta noche voy a dormir en la cárcel», dicen algunos testigos que afirmó en lengua árabe en los momentos de tensión entre la víctima y el detenido.

El presunto autor habría intentado simular que la víctima sufrió un accidente doméstico. Dijo que la encontró muerta. Que se había caído por las escaleras interiores del domicilio y se había dado un golpe en la cabeza. El médico forense de guardia apreció que la causa probable de la muerte no era una caída por las escaleras, sino una asfixia mecánica, puesto que había marcas alrededor del cuello y además tenía restos de espuma en la boca, síntoma típico de las muertes por asfixia, según el auto judicial. Tenía también traumatismos en la cabeza y el abdomen.

La magistrada ha justificado la medida de prisión provisional en que persigue la finalidad de que el detenido no pueda sustraerse a la acción de la justicia. El acusado se enfrenta a penas de quince a veinticinco años. «No consta que tenga arraigo en España, no tiene hijos ni personas dependientes a su cargo, no tiene trabajo conocido, y además es extranjero en situación irregular con lo cual el riesgo de huida es todavía mayor», según la jueza.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios