Borrar
El avión medicalizado enviado por el Ministerio de Defensa para repatriar a un ciudadano vasco. Efe
El vizcaíno Álex García ya ha ingresado en el hospital de Cruces

El vizcaíno Álex García ya ha ingresado en el hospital de Cruces

El convaleciente ha llegado al aeropuerto de Bilbao después de diez horas de viaje y será ingresado en el centro médico vizcaíno

Lorena Gil | Silvia Osorio

Domingo, 21 de abril 2024, 18:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El avión que traslada Álex García, el joven oriundo de Basauri que se encontraba en estado grave en un hospital de Bangkok debido a una pancreatitis aguda, ha aterrizado en Loiu poco después de las 18.15 horas. A pie de pista le esperaba una ambulancia de Osakidetza que le ha llevado directamente al hospital de Cruces, donde han ingresado poco después de las 19.20 horas. El paciente ha podido incluso saludar justo después de salir del vehículo sanitario, tal como refleja la imagen que ilustra esta información. El avión militar en el que ha llegado había despegado hacia Bilbao a las 09.00 (hora española) de la capital tailandesa.

En las instalaciones del aeródromo vizcaíno le esperaba también la delegada del Gobierno en el País Vasco, Marisol Garmendia que ha calificado la operación de repatriación como un «éxito». «La aeronave militar medicalizada ha aterrizado antes de la hora prevista y la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha estado permanentemente informada y en contacto continuo tanto con la familia como con el hospital de Cruces», ha desvelado. La respresentante gubernamental ha querido agradecer «el trabajo, el esfuerzo y la profesionalidad de todo el equipo médico y asistencial militar de la Unidad Médica de Aeroevacuación que ha hecho posible esta difícil operación que termina felizmente». «Ahora solo resta desear que Álex se restablezca lo antes posible al lado de su familia», ha deseado Garmendia.

Médicos de la unidad de aeroevacuación española visitaron al paciente en el centro sanitario de Bangkok para conocer de primera mano la situación en la que se encontraba Álex de cara a su traslado. Han estado acompañados por el embajador de España, Felipe de la Morena.

En el complejo operativo participan cinco médicos y cuatro enfermeros militares. Álex está acompañado por dos familiares -su madre, Tere, y su cuñada Saioa-, y le estará esperando una ambulancia de Osakidetza para trasladarlo de inmediato a Cruces. El Servicio Vasco de Salud ha dispuesto el protocolo de actuación para garantizar la calidad y seguridad de la asistencia al joven vizcaíno pero afincado en Lasarte-Oria.

Según informaron el viernes fuentes del departamento vasco de Salud, una vez consultada la familia y a expensas de las directrices ministeriales, la Dirección de Asistencia Sanitaria del Servicio Público Vasco de Salud ha decidido que el paciente sea trasladado desde Loiu hasta el Hospital Universitario Cruces.

El joven llevaba casi dos meses ingresado en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital privado de Bangkok (Tailandia). Lo que debería haber sido un viaje idílico a Tailandia para esta pareja de 34 y 36 años se convirtió en la peor experiencia de sus vidas el pasado 25 de febrero, cuando Álex empezó a sentir fuertes dolores en el pecho y a sufrir vómitos que le llevaron a ingresar en la UCI de un hospital de Chiang Mai.

Por ello, en el viaje de vuelta a España el avión militar aterrizará directamente en el aeropuerto de Bilbao y no en Torrejón de Ardoz. Además, desde Osakidetza explican que se ha elegido que sea evacuado a Cruces «por ser el centro sanitario más cercano al aeródromo vizcaíno, y por la rapidez y facilidad en el traslado». Tal y como han detallado, una vez el avión militar tome tierra, el traslado se realizará en una ambulancia de Soporte Vital Avanzado (SVA) del servicio de Emergencias de Osakidetza.

El vehículo medicalizado cuenta con el equipo especialista (médico/a intensivista) responsable de todo el proceso de tratamiento y seguimiento del paciente para recibir la información de su estado en ese mismo momento, de primera mano. Así, en la ambulancia de SVA, tendrá la información necesaria para una primera evaluación clínica, tanto por parte del equipo médico encargado del traslado aéreo, como mediante su propia exploración in situ.

«Gran desembolso económico»

Por su parte, la delegada del Gobierno en Euskadi, Marisol Garmendia, en declaraciones a Radio Euskadi, indicó el viernes que «el Gobierno va a cumplir el compromiso adquirido con la familia. Traer a Álex es el deseo principal de su familia, que ya cuenta los minutos para que su ser querido aterrice en Euskadi, aseguraba este jueves a este periódico su mujer Usoa.

La pareja, que tiene dos hijos, tenía contratado un seguro de viaje que cubría gastos médicos hasta 100.000 euros y «repatriación ilimitada» de una persona. Pero tras agotarse esa cobertura hace un par de semanas, la familia hace frente a un coste hospitalario de 5.000 euros diarios que, sumados a los 221.000 euros destinados a la segunda de las repatriaciones frustradas, hacen un total de más de 260.000 euros.

La familia paraliza el 'crowdfunding' con 114.445 euros recaudados

La campaña de apoyo a la familia García-Martínez para ayudar a traer a Álex de vuelta a casa y a financiar los gastos médicos en los que está incurriendo una vez agotada la cobertura del seguro del viaje ha recaudado un total de 114.445 euros en apenas cinco días. Ante esta enorme muestra de solidaridad, la familia ha querido mostrar su agradecimiento y gratitud, si bien ha tomado la decisión de paralizar las donaciones. «Ha sido una decisión delicada, pero consideramos que es lo mejor», aseguraban en una nota dentro de la plataforma Gofundme con el título 'Ayúdanos a traer a Álex a casa y a pagar sus gastos médicos', que ascienden a unos 5.000 euros diarios. Por otro lado, en el barrio de Basozelai de Basauri, donde ha crecido el afectado, los vecinos han iniciado una campaña para recaudar fondos colocando una hucha en numerosos bares y comercios del municipio vizcaíno. La iniciativa ha tenido muy buena acogida y son muchas las personas las que ya han puesto su granito de arena para ayudar a la familia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios