Borrar
España sigue quedándose rezagada frente a los principales países de la UE F. P.
España se queda junto a Italia en la cola de la electromovilidad de Europa

España se queda junto a Italia en la cola de la electromovilidad de Europa

Crece un punto en el segundo trimestre de 2023 frente a los 1,5 del del conjunto de los países europeos En 2023 se han instalado 4.632 nuevos puntos de recarga de acceso público, alcanzando un total de 22.760 en toda España

A. Noguerol

Lunes, 18 de septiembre 2023, 12:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La movilidad eléctrica avanza en España, aunque a un ritmo muy inferior al del resto de Europa. Así lo pone de manifiesto el barómetro de electromovilidad de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), según el cual en segundo trimestre, el desarrollo de la electromovilidad en nuestro país crecen de media 1 punto, frente a 1,5 en la media de los principales países de la UE.

Según esta organización, en 2023 se han instalado 4.632 nuevos puntos de recarga de acceso público, alcanzando un total de 22.760 en toda España. A los 22.760 puntos existentes, se añaden otros 6.704 que están instalados, pero no operativos por la falta de algún trámite burocrático o problema.

Desglosando estas cifras, durante el segundo trimestre, se han puesto en marcha 2.517 nuevos puntos de recarga de acceso público, lo que para este 2023 suma 4.632 nuevos puntos.

Aunque el ritmo de crecimiento se mantiene respecto al trimestre anterior, situando el total para el territorio nacional en 22.760 puntos, todavía la infraestructura de recarga de acceso público se mantiene muy lejos, tanto en número como en potencia instalada, del objetivo de 45.000 puntos de recarga necesarios este año y cumplir con los objetivos de reducción de emisiones marcados en el Fit for 55.

Puntos de carga de baja potencia

Del total de la nueva infraestructura de recarga instalada en el segundo trimestre, 1.843 puntos de recarga tienen una capacidad inferior o de hasta 22 kW. Es decir, que el 73% del crecimiento de puntos se produce en este rango de potencia baja. Actualmente, solo el 4% de la red de recarga de acceso público (875 puntos en total) en todo el territorio nacional es de potencia superior a 150 kW. Tal y como se remarca desde ANFAC, es necesario progresar en el desarrollo, no solo de una capilaridad a lo largo del territorio, sino de alta potencia que permita cargas rápidas. Tan importante es la capilaridad como la calidad de los puntos de recarga de acceso público. El despliegue de este tipo de infraestructuras de alta potencia, que permite recargas similares a la experiencia de repostaje de un vehículo de combustión interna, es esencial para el desarrollo del vehículo eléctrico y absolutamente prioritaria para la movilidad eléctrica con vehículos pesados.

Las dificultades administrativas en el proceso de instalación y puesta en marcha se ven reflejadas en los 6.475 puntos que se encuentran fuera de servicio, debido fundamentalmente a que no se han podido conectar a la red de distribución eléctrica o por encontrarse en mal estado o averiados.

Coches eléctricos

En el segundo trimestre de 2023, el indicador de penetración del vehículo electrificado obtiene una valoración media de 18,9 puntos, que representa un crecimiento de 1,5 puntos, respecto al trimestre anterior. Si bien logra un crecimiento equiparable al aumento de 1,8 puntos registrados en la media europea, todavía se mantiene muy lejos de los 38,7 puntos sobre 100 que obtiene el conjunto europeo, situando a España 20 puntos por debajo.

España ocupa las últimas posiciones del ranking, muy lejos de los países lideres como Países Bajos, Alemania y Reino Unido, situados por encima de la media europea.

Durante el primer semestre del año, España ha matriculado un total de 55.544 turismos electrificados (BEV+PHEV), mejorando los registros del año anterior. Esta cifra queda todavía muy lejos del objetivo de 190.000 ventas de este tipo de vehículos para todo el ejercicio 2023. Un objetivo necesario para cumplir con las exigencias de reducción de emisiones impuestas por Bruselas.

El Barómetro de Electromovilidad para el segundo trimestre de 2023 vuelve a evidenciar que España avanza en su desarrollo, pero lejos del ritmo del entorno europeo. En este periodo, el indicador global para España (que valora la penetración de los vehículos electrificados y la instalación de infraestructuras de recarga de acceso público con respecto al objetivo para 2030 según el paquete de medidas Fit for 55) ha aumentado un punto, obteniendo una valoración total de 12 puntos sobre 100. En cambio, la media europea, ya se sitúa en 25 puntos, con una mejora en el indicador de 1,5 puntos en el segundo trimestre, aumentando la brecha entre España y el continente.

Desde Anfac destaca en el balance positivo los resultados conseguidos por Portugal, que con un crecimiento de más de dos puntos, se posiciona muy cerca de la media europea y se distancia del bloque de cola de Europa, encabezado por España e Italia. Las políticas lusas en torno al vehículo electrificado con una fiscalidad orientada a incentivar la adquisición de este tipo de automóviles, especialmente para las empresas (segmento más impulsor del cambio), y de un sistema de información y despliegue rápido y eficiente para el desarrollo de infraestructura de recarga, han permitido una notable mejora de Portugal en el indicador global.

Más información

Respecto al indicador global por Comunidades Autónomas Madrid, Navarra y Cataluña se mantienen en el Top-3 del ranking. Cabe destacar el crecimiento de Asturias de 1,9 puntos tras mejorar tanto en mercado como en infraestructura, lo que le permite acercarse a la media nacional.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios