Borrar
Timo Chrupalla asegura que AfD «ya no es un simple partido protesta». EFE
La ultraderecha gana terreno en la política alemana

La ultraderecha gana terreno en la política alemana

La populista AfD empata en intención de voto con el SPD, el partido gobernante en el país, según un sondeo que muestra la decepción de los ciudadanos con el resto de siglas

Juan Carlos Barrena

Berlín

Viernes, 2 de junio 2023, 12:31

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La populista y ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) se encuentra en pleno auge y empatada en intención de voto con el gobernante Partido Socialdemócrata Alemán (SPD). La opción política se ve impulsada por temas que preocupan al electorado como el debate sobre el polémico proyecto de ley para obligar al uso de calefacciones ecológicas, la inflación y el repunte en la llegada de refugiados que desbordan las capacidades de admisión del país. Tanto AfD como el SPD obtendrían un 18% de votos si los comicios legislativos se adelantaran a este domingo, según el sondeo 'Deutschlandtrend' para junio de la primera cadena de la televisión alemana ARD hecho público este viernes. El mes pasado los primeros solo tenían una intención de voto del 16% y los segundos del 19%.

Como primera fuerza política en Alemania se mantiene desde hace meses la oposición conservadora de los partidos de la Unión, cristianodemócratas y socialcristianos bávaros (CDU/CSU). En esta encuesta ceden un punto y suman un 29% de votos potenciales, mientras Los Verdes pierden también un punto y caen al 15%, su valor más bajo desde septiembre de 2021. Estables solo se muestran los liberales del FDP con un 7% de intención de voto. Verdes y liberales completan el tripartito que gobierna en Berlín bajo la dirección del SPD. Preocupante es el resultado de esta última encuesta para La Izquierda, que también pierde un punto, cae al 4% de votos posibles y perdería toda representación parlamentaria al no superar la barrera del 5% de sufragios.

Alternativa para Alemania se encuentra en el valor más alto de todos los sondeos realizados hasta ahora por ARD, subrayó la emisora, que recordó que solo en septiembre de 2018 igualó esa marca. Para la ultraderecha es todo un motivo de júbilo y prueba de la fallida política del Gobierno germano. «La gente está viendo a dónde conduce la política errónea de Los Verdes. Concretamente a una guerra económica, el encarecimiento de los precios y la desindustrialización», señaló el presidente de la formación xenófoba y ultraderechista, Timo Chrupalla, quien afirmó que AfD «no es ya un simple partido protesta», ya que es apreciable la tendencia de que «cada vez más ciudadanos nos votan por convicción».

Algo que no confirma el sondeo 'Deutschlandtrend'. El 67% de los votantes de Alternativa para Alemania confiesa que les apoya decepcionados por el resto de los partidos y solo un 32% lo hace por convicción ideológica. Pero también la oposición conservadora considera que el alza de los populistas se debe a la inseguridad que provoca entre la ciudadanía la política del tripartito gubernamental. «Aunque también debemos formularnos la pregunta crítica de por qué esos decepcionados se arriman a los extremos políticos», advierte Mario Czaja, secretario general de la CDU, partido que, como el resto de las formaciones políticas, mantiene a AfD marginada y aislada en base al pacto de todas ellas de no aliarse con los populistas o apoyarles en sus iniciativas políticas a nivel nacional, regional y municipal.

«Observamos el creciente respaldo que recibe AfD en las actuales encuestas con suma preocupación», admite Czaja, quien reconoce que siempre ha existido en Alemania un cierto potencial de votantes ultraderechistas. «A ese núcleo duro no conseguimos llegar y tampocio es nuestro objetivo hacerlo. Pero entre quienes actualmente favorecen a AfD hay mucha gente que simplemente está decepcionada y que está perdiendo cada vez más la confianza en la democracia y sus instituciones», dice el secretario general de la CDU. Czaja echa la culpa a la «gran inseguridad que provoca el tripartito con su política caótica, ya sea con las calefacciones, la asistencia sanitaria o el tema de la inmigración».

La Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV), responsable de la defensa del Estado de Derecho, declaró Alternativa para Alemania sospechosa de ultraderechismo en 2021, una clasificación que fue confirmada un año después por vía judicial por el Tribunal Administrativo de Colonia. La BfV considera a sus juventudes y varias agrupaciones regionales de la formación una amenaza para la democracia y el Estado de Derecho, por lo que son observadas permanentemente por los servicios de inteligencia interiores de Alemania.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios