Borrar
Nicolas Sarkozy. AFP
Confirmada la condena de tres años de cárcel para Sarkozy por corrupción

Confirmada la condena de tres años de cárcel para Sarkozy por corrupción

El exmandatario conservador se convirtió en el primer expresidente de la Quinta República condenado a prisión firme

T. Nieva

Miércoles, 17 de mayo 2023, 09:51

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La justicia francesa condenó este miércoles en apelación al expresidente Nicolas Sarkozy (2007-2012) a tres años de prisión, incluyendo uno de obligado cumplimiento, por corrupción y tráfico de influencias en el caso de las «escuchas». El mandatario apeló la sentencia en diciembre sin éxito.

Los magistrados del Tribunal de Apelaciones de París impusieron la misma pena de prisión que en primera instancia en marzo de 2021. El exmandatario conservador se convirtió entonces en el primer expresidente de la Quinta República condenado a prisión firme.

Eso sí, el Tribunal de Apelaciones de París ha señalado que dos de los tres años de la sentencia quedan suspendidos, mientras que el expresidente no tendrá que entrar en prisión, ya que el otro año de sentencia en firme, podrá ser cumplido en arresto domiciliario y con brazalete electrónico, según ha recogido FranceInfo. Sarkozy verá además suspendidos sus derechos civiles durante estos tres años, por lo que no podrá optar a cargos electos.

Sentencia contra sus abogados

Asimismo, su abogado Thierry Herzog y el exmagistrado Gilbert Azibert han sido igualmente sentenciados a tres años de cárcel, mientras que Herzog tendrá prohibido ejercer su profesión durante este periodo. «Herzog y Sarkozy son abogados y Azibert es un especialista en procedimientos penales. Ninguno de los tres puede pretender que desconoce las infracciones cometidas», ha dicho la presidenta del tribunal, Sophie Clement.

Sarzoky fue condenado en marzo de 2021 por delitos de corrupción y tráfico de influencias después de que la Justicia francesa considerase probado que hizo uso de su posición para tratar de obtener información sobre una investigación. La Fiscalía acusó al expresidente de obtener en 2014 a través de Herzog información secreta, para lo cual habría recurrido a Azibert, entonces en el Tribunal de Casación.

El expresidente, que gobernó Francia entre 2007 y 2012, se convirtió en el primer antiguo jefe de Estado que se sentaba físicamente en el banquillo de los acusados, ya que aunque en 2011 su antecesor en el Elíseo, Jacques Chirac, fue condenado a dos años por delitos cometidos durante su etapa como alcalde de París, nunca llegó a pisar los tribunales por motivos de salud.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios