Borrar
Urgente España tumba a Italia y ya está ¡en octavos como primera de grupo!
El jefe del Grupo Wagner y varios mercenarios posan con la bandera rusa y de su batallón en Bajmut Reuters
Kiev dice que se prepara para recuperar Bajmut

Kiev dice que se prepara para recuperar Bajmut

Zelenski afirma que la ciudad no ha caído por completo, su ejército sostiene que aún ocupa partes poco significativas y Rusia la da por tomadada

Rafael M. Mañueco

Sábado, 20 de mayo 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Mientras el Kremlin y los mercenarios del Grupo Wagner dan por capturada la ciudad ucraniana de Bajmut, escenario de la batalla más larga y sangrienta de la actual guerra, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, insistía hoy desde Hiroshima en que la ciudad «no está hoy ocupada por Rusia». Según Zelenski, «lo más grave sería que hubiera un error táctico en Bajmut y que nuestros hombres fueran rodeados».

Poco antes y ante la confusión generada por la forma ambigua con la que el presidente ucraniano respondió a la pregunta de un periodista, su portavoz, Sergui Nikíforov, sostuvo que «el presidente ha desmentido que Bajmut haya sido conquistada». La pregunta que le fue lanzada a Zelenski fue: «¿Sigue Bajmut en manos de Ucrania? Los rusos dicen que han tomado Bajmut», cuya respuesta fue «creo que no» y ello provocó que unos entendieran como cierto que la ciudad ya no sigue en manos de Ucrania mientras otros interpretaron que los rusos no la han conseguido todavía tomar.

Pronunció estas palabras mientras comparecía ante la prensa en compañía de su homólogo estadounidense, Joe Biden, en el marco de la cumbre del G-7. Zelenski afirmó también que «allí no queda ya nada, está todo en ruinas (…) Bajmut solo existe en nuestros corazones», palabras que afianzaron la idea de que Ucrania no controla ya el enclave y que se apresuraron a difundir los medios de comunicación rusos.

Pero el Estado Mayor del Ejército ucraniano, en su parte de guerra de ayer, tampoco daba por perdida la ciudad, asegurando que «en el eje de Bajmut el enemigo sigue con sus operaciones ofensivas y los combates por la ciudad todavía continúan». Parece cierto, no obstante, que, según el jefe del Grupo de Fuerzas Oriental ucraniano, el general Oleksandr Sirski, la parte urbana de la localidad en poder de las fuerzas de Kiev es poco significativa, aunque suficiente para poder recuperarla en cualquier momento mediante una oportuna contraofensiva.

Sirski dijo que sus tropas «se acercan al cerco táctico de Bajmut (…) gracias a lo cual podremos controlar todos los edificios de gran altura ocupados por el enemigo y destruirlos gradualmente». «A pesar de que controlamos una pequeña parte de Bajmut, la importancia de su defensa no pierde relevancia (…) continuamos avanzando por los flancos en los suburbios y esto nos da la oportunidad de reentrar en la ciudad en caso de que la situación cambie. Y eso ciertamente sucederá», enfatizó Sirski.

Complementando las palabras del general, la viceministra ucraniana de Defensa, Anna Maliar, aseguró a través de Telegram que tienen rodeada parcialmente Bajmut desde el noroeste y el suroeste. Según sus palabras, «la progresión de nuestras unidades en el extrarradio, cercando a lo largo de los flancos, que todavía continúa, hace muy difícil que el enemigo permanezca en Bajmut. De ahí que los rusos, en esa parte de la ciudad, están obligados exclusivamente a defenderse», dando a entender que no van a poder seguir avanzando. Maliar reiteró lo que dijo el sábado en cuanto a que el Ejército de Kiev «mantiene el control sobre algunas instalaciones industriales, de infraestructura y del sector privado de Bajmut en el barrio de Litak».

Por su parte, el portavoz del Grupo de Fuerzas Oriental, Oleksandr Cherevati, afirmó en declaraciones a la BBC que «ahora en Bajmut, las tropas rusas, especialmente la organización terrorista Wagner, están atacando nuestras posiciones. Lo han hecho 16 veces en el último día, pero nuestras tropas permanecen allí, en la parte occidental de la ciudad, protegiendo esa zona». Según su relato, el Ejército ucraniano «ocupa varios edificios y algunas posiciones fortificadas en Bajmut, mantiene todavía la capacidad de recibir suministros de alimentos, municiones y medicinas». Cherevati subrayó que «mantenemos nuestras posiciones porque todos los días matamos a muchos enemigos, destruimos su equipo y al mismo tiempo socavamos su moral. Paso a paso, estamos destruyendo la capacidad del enemigo para poder atacarnos». Negó de forma categórica que Rusia haya conseguido tomar Bajmut de forma completa, llamó «mentiroso» al presidente Vladímir Putin y manifestó que «Rusia atribuye demasiado significado simbólico a Bajmut (…) la ciudad ha sido destruida, no les reporta ningún beneficio militar ni siquiera político. Estamos tratando de presionar en los flancos, perseguirlos y, si es posible, contraatacar».

Putin, sin embargo, felicitó hoy a los mercenarios del Grupo Wagner y al Ejército ruso por la toma de Bajmut. «El jefe de Estado ha felicitado a los destacamentos de asalto de Wagner, así como a todos los militares de las unidades de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa, que les brindaron el apoyo necesario y la cobertura de los flancos a fin de culminar la operación para la liberación de Artiomovsk» (nombre ruso de Bajmut), rezaba la nota publicada en la web del Kremlin. El comunicado añadía que «todos los que se han destacado serán propuestos para la concesión de condecoraciones estatales».

En un nuevo vídeo a través de su canal de Telegram, Prigozhin anunció el sábado «la total toma de Bajmut» por parte de sus unidades de mercenarios. Flanqueado por sus hombres con la bandera rusa y la del Grupo Wagner, aseguró que la batalla «se ha prolongado por espacio de 224 días (…) comenzó el 8 de octubre de 2022». En su mensaje, Prigozhin aprovecha una vez más para cargar contra el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, y el jefe del Estado Mayor General del Ejército ruso, Valeri Guerásimov, por haber empleado «la burocracia militar con el fin de poner palos en las ruedas» de los mercenarios y propiciar, según sus palabras, «que se quintupliquen las bajas de nuestros muchachos». Elogió al Ejército ucraniano por su capacidad de combate y anunció que «hasta el 25 de mayo, registraremos completamente la ciudad, crearemos posiciones defensivas y la transferiremos a los militares rusos para que ellos se hagan cargo. Por nuestra parte, volveremos a nuestras bases».

A diferencia de lo que sucedió cuando las fuerzas ucranianas perdieron Sieverodonetsk, Lisichansk o Soledar, que decidieron replegarse, está vez, según expertos militares rusos, Ucrania está fortificando un cerco en torno a Bajmut por la parte occidental para impedir el avance de las tropas rusas en dirección hacia Kramatorsk y Sloviansk, ciudades de Donbass en donde Moscú tiene puesto hace tiempo el punto de mira.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios