Biden, rodeado de su equipo de seguridad, se dirige a su vehículo tras salir de misa en Wilmington (Delaware). / reuetrs

Hallan otros seis documentos clasificados secretos en la residencia del presidente Biden

Funcionarios del Departamento de Justicia realizaron el viernes un nuevo registro durante 13 horas en el domicilio familiar del mandatario norteamericano en Delaware

M. G. Nueva york

Investigadores del Departamento de Justicia de Estados Unidos hallaron otros seis documentos clasificados secretos, en un nuevo registro llevado a cabo durante 13 horas en la residencia familiar del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en Wilmington (Delaware), le pasado viernes. En la intervención se encontraron también otros escritos pertenecientes a la época de Biden como senador y como vicepresidente, según ha comunicado el abogado personal del presidente, Bob Bauer.

Estos documentos serían los últimos hallados tras los registros de las autoridades federales, por petición de los abogados de Biden, y suponen un paso más en las investigaciones contra el presidente estadounidense, el cual afirmó que los anteriores hallazgos, en su casa y su antigua oficina, serían finalmente irrelevantes.

Por su parte, el consejero especial de Biden, Richard Sauber, ha afirmado que el presidente «se ha comprometido a manejar esto de manera responsable porque se lo toma en serio» y que él mismo y su equipo están «trabajando rápidamente para asegurar que el Departamento de Justicia y el abogado especial tengan lo que necesitan para llevar a cabo una revisión exhaustiva».

«En lugar equivocado»

El asunto de los documentos clasificados en poder del presidente comenzó el 9 de enero, cuando sus abogados reconocieron que documentos confidenciales habían sido hallados en un centro de estudios en Washington en el que Biden solía tener una oficina. Tres días más tarde, el mandatario demócrata reconoció que otros archivos sensibles fueron encontrados en su residencia familiar en Wilmington, Delaware.

Según una ley de 1978, los presidentes y vicepresidentes de Estados Unidos deben transmitir el conjunto de sus correos electrónicos, cartas y otros documentos laborales a los Archivos Nacionales.

Hace unos días, durante un viaje a California, Biden reconoció que se encontraron «algunos documentos que estaban almacenados en el lugar equivocado, los entregamos inmediatamente a los Archivos y al Ministerio de Justicia». El mandatario norteamericano dijo entonces que no se arrepentía «de nada».

Sus abogados aseguran que se trató de un simple «descuido» del presidente y que ha cooperado por completo con la Justicia.