Norma Duval y Matthias Kühn. / Bernardo Paz | archivo

Norma Duval y Matthias Kühn, boda sorpresa en Suiza

La pareja se reconcilió el pasado verano después de una breve ruptura y ahora vive uno de sus mejores momentos

JOAQUINA DUEÑAS

Después de trece años juntos, con algunas idas y venidas, Norma Duval y Matthias Kühn se han casado en Gstaad, en Suiza. Ha sido una ceremonia civil íntima, tanto que solo acudieron sus dos testigos, la magistrada Concha Azuara, por parte de Norma, y el abogado Jorge Sainz de Baranda, mano derecha de Matthias. También estuvo presente la revista '¡Hola!' que ha sido la que ha dado a conocer en exclusiva el sorpresivo enlace. Y es que, en marzo de este mismo año, la vedette confirmaba su ruptura con el empresario, aunque la separación duró poco y en verano se les volvía a ver juntos compartiendo una tranquila jornada en un yate.

Para Norma, «definitivamente, Matthias es el hombre de mi vida». Tan claro lo tiene que está tramitando la residencia en Suiza para poder vivir con él todo el año. La pareja comparte una relación madura y serena en la que ha sabido solucionar lo que les distanció. «Tras hablar mucho, finalmente todo está solucionado, perfectamente encajado como un puzle y ahora todo es tranquilidad para los dos, para nuestro futuro juntos», ha confesado la catalana.

En las páginas interiores de la publicación se pueden ver imágenes del día de la boda y de la celebración. Norma, con un elegante vestido de alta costura de Carla Ruiz, con escote barco y detalles de pedrería en uno de los hombros y en la cintura, completó su atuendo con una chaqueta de visón y un gorro a juego. Esta es la segunda boda para él y la tercera para ella, que estuvo casada con el deportista Marc Ostarcevic, padre de sus tres hijos, y con el productor de cine y televisión, José Frade. Precisamente fue Concha Azuara quien ofició su boda con Frade y en esta ocasión ha actuado como testigo.

Norma ha explicado que no todos los hijos de su marido y de ella podían acudir al enlace, razón por la que finalmente decidieron hacer la intimísima ceremonia, al objeto de formalizar su relación. Antes de eso, firmaron un contrato prematrimonial, tal como ha confirmado la novia: «Por supuesto. Todo correcto. Cada uno tiene su patrimonio, sus respectivos hijos… Somos personas maduras ya».

La pareja ya estuvo a punto de casarse en 2015 pero la delicada salud de sus respectivas madres hizo que su situación personal se complicara. Cada uno de ellos tenía que atender a su progenitora y hacía difícil poder vivir juntos. De hecho, ambos perdieron a sus madres el año pasado con apenas dos meses de diferencia.

El matrimonio de Norma y Matthias da esperanza sobre las segundas oportunidades y ella está especialmente ilusionada con esta nueva etapa: «He estado muchos años dedicada a mis hijos, a mis sobrinas, a mi madre… Ahora me voy a dedicar a mi marido y a mí».