?

un proyecto de

INCLUSIÓN FINANCIERA

Así se reinventa la sidra desde un pueblecito rural del corazón de Cantabria

Manzanos de excelentes cualidades, un proceso de elaboración artesanal y un modelo de negocio sostenible dan como resultado una variedad de sidras naturales con el sabor a la Cantabria rural de antaño

Laura Fortuño

Compartir

Laura Fortuño

Compartir

Apenas supera los cinco mil habitantes. Renedo de Piélagos, en el corazón de Cantabria, es un pequeño pueblo adornado con mar y montaña. Cecilia y Lucía son dos hermanas jóvenes y viven allí, desafiando a las estadísticas que afirman que en los pueblos cada vez habita menos gente joven. De hecho, menos del 16% de la población española vive en municipios rurales, un porcentaje que ha disminuido en la última década, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, donde también se deduce que la tasa de jóvenes en las áreas rurales es un 35,2% inferior respecto a las urbanas.

Desde este rincón de Cantabria, las hermanas Gómez, junto a su padre Jesús, elaboran sidra de forma totalmente artesanal y la comercializan a través de su página web, consiguiendo así hacer llegar sus creaciones a cualquier punto del país a través de su empresa Sidra Somarroza. Gracias al acompañamiento y el apoyo de Banco Santander, la familia Gómez puede disponer de las herramientas económicas necesarias para llevar a cabo su negocio en el entorno rural de manera cómoda.

Modernas, sorprendentes y originales: los nuevos conceptos de la sidra

“Investigamos hasta que conseguimos crear productos diferentes para que la gente a la que no le gusta la sidra encuentre también algo que le encaje”, explica Cecilia Gómez, enóloga y responsable de I+D de Sidra Somarroza. La marca no ha dejado de acumular premios y reconocimientos, y lo que empezó como un pequeño lagar de consumo propio, es ahora un referente a nivel nacional por la originalidad de sus productos, que apuesta por creaciones tan singulares como sidra con zumo de limón.

“Al principio, igual que otra gente en Cantabria, producíamos sidra para nosotros mismos, porque nos encanta. Y cuando la compartíamos con familiares y amigos, nos decían que era espectacular. Por eso hace unos diez años mi padre tuvo la idea de comercializarla, y así ayudar a toda esa gente que tiene fincas de manzanos pero no produce sidra, a dar provecho a sus manzanas”, añade.

Lo que empezó como un pequeño lagar de consumo propio es ahora un referente a nivel nacional por la originalidad de sus productos

La espumosa dulce, la sidra natural, la sidruca de limón o el Bíter Bio, elaborado a partir de trece botánicos y sidra natural ecológica, son algunos de los productos estrella en Sidra Somarroza, una empresa que trabaja de manera totalmente sostenible y respetuosa con el planeta: utiliza energía solar y renovable para hacer funcionar su maquinaria, por sus fincas de manzanos pastan libremente ovejas y pavos que fertilizan la tierra, emplean un sistema de reutilización de botellas mediante el que los consumidores devuelven las botellas usadas y además no usan pesticidas. Todas estas medidas les han permitido, entre otros reconocimientos, lucir con orgullo su sello oficial del Consejo Regulador de la Agricultura Ecológica de Cantabria (CRAE).

Precisamente, pensando también en la necesidad de impulsar y trabajar por la sostenibilidad, Banco Santander cuenta con el Fondo Agro Smart, dotado con 500 millones de euros para ofrecer soluciones de financiación para proyectos de crecimiento, sostenibilidad, innovación, digitalización y generación de empleo desarrollados en empresas y pymes pertenecientes al sector agroalimentario español. Es el plan del que se beneficia Sidra Somarroza: “Tenemos un plan con Banco Santander, un Fondo Agro Smart en el que nos apoyamos en momentos puntuales. Llevamos años trabajando con ellos, siempre han tenido planes adecuados para nuestro modelo de empresa familiar y por ello, nos han facilitado el poder crecer tan rápido”, reconoce Gómez.

“Nosotros cuidamos nuestro entorno, porque también es nuestra forma de vivir. Nuestra casa está junto a los terrenos de manzanos, en un medio totalmente rural”

Y es que cuando las empresas se financian a través del Fondo Agro Smart pueden poner el foco en su crecimiento sostenible a través del desarrollo de proyectos que multipliquen su rentabilidad, como hace Sidra Somarroza. “Nosotros cuidamos nuestro entorno, porque también es nuestra forma de vivir. Nuestra casa está junto a los terrenos de manzanos, en un medio totalmente rural”, relata la emprendedora, que confiesa que no se imagina viviendo en otro lugar: “Nunca viviría en una ciudad, la calidad del pueblo no se puede conseguir en ninguna otra parte, por la tranquilidad y la naturaleza. Además, en Renedo de Piélagos, como en la mayoría de pueblos de la zona centro de Cantabria, tenemos la suerte de que todo está cerca, tienes el mar, la montaña y una ciudad como Santander que tiene todos los servicios necesarios”.

Vuelta a los orígenes

Aunque Asturias se lleva la fama en la actualidad, las referencias que existen no dejan lugar a dudas de que la elaboración de la sidra natural fue una actividad muy extendida por Cantabria en el pasado, debido al microclima de la región y la fertilidad del suelo, excelentes para el cultivo del manzano. Buscando recuperar esta esencia de lo tradicional, Sidra Somarroza ha sido capaz de producir una variedad de referencias de sidra de alta calidad para satisfacer los paladares de cualquier tipo de cliente.

Y este año han vuelto a romper el molde con un producto muy especial del que nos habla Cecilia: se llama Rubí de Somarroza, es una edición limitada de una sidra espumosa dulce roja, elaborada con manzanas de carne roja que plantamos hace ya varios años en nuestro pueblo. “Es una manzana muy especial porque hay muy pocas variedades en el mercado y suelen estar patentadas. Nosotros hicimos un acuerdo con una empresa internacional para la investigación de esta variedad que ha culminado con nuestra sidra número 11. Ya ha salido al mercado y se vende una pequeña producción de la cosecha 2021. Ya se ha vendido en menos de un mes prácticamente en su totalidad, quedan muy pocas botellas”, afirma Cecilia, demostrando que cuando se pone el corazón en una idea, el éxito no tarda en asomarse.

Descubre las soluciones adaptadas a tu negocio agrícola que te ofrece Banco Santander

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Banco Santander. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.