Borrar
La residencia Savia Villamartín de Orihuela Costa. Savia Villamartín
La residencia de Orihuela achaca el caso a una «guerra» de empleados con la empresa

La residencia de Orihuela achaca el caso a una «guerra» de empleados con la empresa

El centro niega situaciones de abandono y carga contra algunos de sus trabajadores a los que acusa de realizar denuncias anónimas

Alejandro Hernández

Orihuela Costa

Jueves, 26 de octubre 2023, 07:27

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El centro residencial de Orihuela Costa se defiende de las acusaciones vertidas por la Asociación Residencias Dignas de la Comunitat Valenciana (Recova) y recogidas por el Defensor del Pueblo, las cuales cargaban contra la situación «insalubre» del centro y el estado de «abandono» de los residentes.

TodoAlicante se ha puesto en contacto con la residencia para conocer su versión. Desde el centro residencial sostienen que el conflicto que ha estallado es más «una guerra de un grupo de empleados con la empresa» que las quejas reales de pacientes.

Además, cargan contra algunos de sus trabajadores a los que acusa de realizar denuncias anónimas y catalogan de «lamentable» que se vincule las bajas con supuestas conductas inapropiadas por parte de la dirección. «La maliciosa interpretación de las imágenes tiene la clara intención de desacreditar el trato y la atención que brindamos a las personas que residen aquí», aseveran.

Por otra parte, el centro confirma la inspección sorpresa de la Generalitat adelantada por este diario, pero aseguran que el secretario autonómico del sistema sociosanitario, Emilio Argüeso, se sorprendió por las críticas que había recibido el centro, ya que lo veía «en condiciones óptimas».

Ratas y cucarachas de forma «puntual»

Uno de los temas más polémicos ha sido la presencia de ratas. Roedores que, según la versión de Recova, llegaron a morder a residentes provocándoles heridas. Desde el centro confirman que se han avistado ratas y cucarachas, pero de manera «puntual». Aseguran que esos incidentes han sido trasladados a su proveedor que ha actuado de forma inmediata, y no representa «un problema crónico».

Este centro atribuye la presencia de los roedores a la ubicación de la residencia, adyacente a parques, lo que podría haber propiciado la presencia ocasional de insectos y roedores. «Hemos tomado medidas inmediatas para prevenir futuras incidencias, incluyendo la actuación de nuestros servicios de control de plagas y la mejora de las barreras físicas para evitar la entrada de animales no deseados», indican.

Una de las ratas avistadas en la residencia. Recova

Respecto a las alegaciones de falta de personal por presuntas deficiencias en la profesionalidad, el centro residencial quiere aclarar que, en algunos casos, se han presentado bajas alegando diferentes problemas que no han sido debidamente fundamentados, lo que ha contribuido a la percepción errónea de una falta de personal.

Es más, lamentan esta situación la cual parece haber sido influenciada por «tensiones internas y una falta de compromiso por parte de algunos miembros del equipo», quienes han optado por no cumplir con sus responsabilidades laborales. Además, añaden que a día de hoy todas las bajas están cubiertas y la plantilla está totalmente completa.

También desean aclarar que cuentan con un equipo médico capacitado que atiende las necesidades de los residentes. El centro residencial aseguran que tienen un suministro adecuado de material sanitario para garantizar el bienestar y la atención médica de quienes residen en sus instalaciones. También garantizan que las fotos del material no corresponden a la realidad. «Es un material antiguo y sin uso, no es viable recortar gastos porque el material lo proporciona el centro de salud», aseveran.

Fotos filtradas

En relación a la publicación de las fotos por parte de los medios de comunicación, el centro residencial quiere destacar que estas imágenes han sido proporcionadas por ciertos trabajadores de manera anónima y de forma descontextualizada.

Sobre la foto de las uñas sin cortar de uno de los mayores indican que se trata de una imagen de hace dos años, de un anciano que se encontraba en situación de abandono familiar y llegó en esas condiciones a la residencia. «Las fotos no reflejan la situación actual ni la calidad de vida que experimentan en nuestras instalaciones».

El centro residencial fortalece su imagen y destaca que su principal misión es proporcionar un entorno seguro y de alta calidad para todos sus residentes. Asimismo, sostienen que están comprometidos en mantener los más altos estándares de atención y están dispuestos a cooperar con cualquier inspección o auditoría que se requiera para demostrar la veracidad de nuestras afirmaciones.

Por último, agradecen la confianza que «han depositado en nosotros a lo largo de estos años» y esperan que esta aclaración disipe cualquier preocupación que pueda haber surgido debido a las acusaciones infundadas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios